El Gobierno destina 98.700 euros a organismos internacionales de conservación de atunes, delfines y bosques

  • De esa cantidad, se asignarán 24.000 euros para la conservación y ordenación de atunes y otras especies marinas en el Océano Pacífico oriental.

Comparte esta noticia!

El Consejo de Ministros ha aprobado una contribución voluntaria internacional a la Comisión Interamericana para la Conservación del Atún Tropical (CIAT), al Programa Internacional para la Conservación de los Delfines y al Proceso Paneuropeo de Protección de los Bosques, por un importe total de 98.696 euros. En concreto, destinará 48.000 euros a la CIAT, una organización regional de pesca responsable de la conservación y ordenación de atunes y otras especies marinas en el Océano Pacífico oriental.

De esa cantidad, se asignarán 24.000 euros para la conservación y ordenación de atunes y otras especies marinas en el Océano Pacífico oriental. Los otros 24.000 euros se destinarán al Acuerdo sobre el Programa Internacional para la Conservación de los Delfines (APICD), otra de las actividades desarrolladas por CIAT.

Se trata de un acuerdo multilateral legalmente vinculante que entró en vigor en febrero de 1999, teniendo como objetivo reducir la mortalidad incidental de delfines en la pesquería de atún, y asegurar la sostenibilidad a largo plazo de las poblaciones de atún en el área del acuerdo, así como la de los recursos marinos vivos relacionados con esta pesquería.

Por otra parte, se ha aprobado la contribución al Proceso Paneuropeo de Protección de Bosques, por importe de 50.696 euros, un proyecto surgido a iniciativa de Francia y Finlandia en 1990 como respuesta a los crecientes problemas de debilitamiento forestal por contaminación atmosférica transnacional y que se ha consolidado como un proceso de referencia continental a escala ministerial que aborda los principales retos de los bosques y el sector asociado.

En este ámbito se desarrollan estrategias comunes para sus 46 países miembros y la Unión Europea sobre cómo proteger y gestionar los bosques de forma sostenible. Asimismo, diferentes países fuera de Europa y organizaciones no gubernamentales y privadas, tanto europeas como internacionales, participan en el proceso como observadores.


Comentario/s

Deja tu comentario