La ‘alondra ricotí’ puede desaparecer en Andalucía

  • A pesar de su situación, esta especie no está catalogada ‘en peligro de extinción’ en Andalucía, como así lo solicitó SEO/BirdLife hace ya un año a la administración competente, sin que, de momento, haya tenido respuesta.

Comparte esta noticia!

  • La alondra ricotí ha sufrido un fortísimo declive poblacional en esta región, un 86% entre 2008 y 2018.

La situación actual de la alondra ricotí en Andalucía es crítica. La cifra obtenida en el censo de 2019, el último disponible[1], es de únicamente diez machos territoriales, repartidos en tan solo tres núcleos, dos en la provincia de Almería y uno en la de Granada.

A pesar de que la especie cuenta con un Plan de Conservación en Andalucía desde 2011[2], la alondra ricotí ha sufrido un fortísimo declive poblacional (un 86% entre 2008 y 2018) en todos sus núcleos reproductores, así como extinciones parciales constatadas que han supuesto una reducción de su área de ocupación superior al 78% entre 2007 y 2018. Estos datos ponen de manifiesto que las medidas adoptadas hasta ahora no son eficaces y se hace necesaria la urgente puesta en marcha de acciones más ambiciosas.

Según los estudios científicos realizados hasta la fecha, las principales causas de este declive están relacionadas con la pérdida directa de su hábitat (parques eólicos, canteras, carreteras y zonas industriales y, más recientemente, plantas solares fotovoltaicas), los cambios en el uso del suelo (como repoblaciones forestales, roturaciones para cultivo, etc.) y el abandono de la ganadería extensiva.

Ante esta situación, SEO/BirdLife, en julio de 2020, solicitó a la Junta de Andalucía, reconsiderar el estatus de protección de esta especie, para incluirla en la categoría de ‘en peligro de extinción’, puesto que cumple los criterios científicos consensuados para ello[3]. Esta consideración es fundamental para poder responder al riesgo de desaparición, extremadamente alto, al que se enfrenta esta especie en Andalucía. Sin embargo, casi un año después, no se ha recibido contestación alguna a esta solicitud.

Aparte de reconocer este elevado riesgo de extinción, es también urgente la inclusión de toda su área de distribución reciente en la red de áreas protegidas, así como la puesta en marcha de nuevas medidas de gestión y conservación del hábitat favorable para la especie a escala local y regional que garanticen la conservación y el crecimiento de las poblaciones existentes, la creación de poblaciones nuevas y que se facilite la conectividad entre ellas y otras poblaciones ibéricas.

“Son muchos los años que la administración andaluza lleva sin reaccionar adecuadamente a lo que constatan los datos de sus propios censos y a las demandas de los conservacionistas. Es lamentable que en plena era de declaraciones políticas sobre la importancia de la biodiversidad, del Pacto Verde Europeo, de la Revolución Verde del presidente de la Junta, asistamos a la extinción de esta especie tan emblemática en Andalucía”, afirma José Eugenio Gutiérrez, delegado Territorial de SEO/BirdLife en Andalucía.

PUBLICIDAD

A modo de comparación, cabe mencionarse que los planes andaluces de recuperación de especies como el águila imperial ibérica, en mínimos históricos en la década de los noventa del siglo pasado, o el quebrantahuesos, declarado oficialmente extinguido en Andalucía en 1986, han logrado que sus poblaciones se cifren en la actualidad en varios cientos de ejemplares.

“Es paradójico que una especie tenga que llegar a una situación dramática o incluso extinguirse, para que los responsables ambientales aborden de manera efectiva su recuperación, cuando ya es todo mucho más difícil y, también, mucho más caro”, añade Ana Carricondo, Coordinadora de Programas de Conservación de SEO/BirdfLife.

Medidas para revertir la situación

La estricta protección de estos hábitats en Andalucía oriental, dejándolos a salvo de desarrollos energéticos u otros cambios de uso del suelo; la creación de corredores ecológicos; o el fomento y la recuperación de la ganadería extensiva de ovino en estas áreas parecen ser las claves para evitar la anunciada extinción de esta especie. Es asimismo imperativo realizar con urgencia trabajos de mejora del hábitat en todas aquellas zonas con registros de la especie en los últimos 50 años, para posibilitar su recolonización.

PUBLICIDAD

Por ejemplo, en la actualidad se están tramitando diversos proyectos de construcción de plantas eólicas y solares fotovoltaicas, planteadas sobre zonas de interés para la especie, identificadas como tales por el propio Plan de Recuperación y Conservación de las Aves Esteparias de Andalucía. La autorización de tales proyectos supondría la desaparición de hábitat esencial para la recuperación de la especie.

Por ello, SEO/BirdLife ha presentado alegaciones a todos estos proyectos ya que considera que si se autorizan “se estaría condenando así, de manera irreversible, el futuro de esos terrenos como área de distribución de la especie más amenazada en Andalucía”.

PUBLICIDAD

SEO/BirdLife trabaja desde 1993 por unas renovables responsables

Las energías renovables son una parte fundamental de la solución a la crisis climática, pero, si se ubican en espacios de alto valor natural, contribuyen a la destrucción de la biodiversidad, que también es clave para frenar el cambio climático y afrontar la recuperación post-COVID 19 e imprescindible para asegurar calidad de vida a la ciudadanía y a las generaciones futuras.

Junto al CSIC, la ONG ha trabajo en dos documentos que contribuyen a un desarrollo renovable responsable: un decálogo para unas renovables responsables y recomendaciones sobre zonas que deberían ser prioritarias para el desarrollo renovable y zonas que deberían quedar excluidas.

La alondra ricotí

Es un pequeño paseriforme, de unos 18 cm de longitud y 35-40 g de peso, característico de medios esteparios de España y el norte de África. Está considerada como una especie sedentaria y muy selectiva en cuanto al hábitat: zonas llanas (pendiente máxima del 10-15%), desde el nivel del mar hasta los 1.400 m de altitud, con matorrales de bajo porte (20-40 cm).

Notas:

  • CAGPDS, 2019. Programa de Emergencias, Control Epidemiológico y Seguimiento de Fauna Silvestre de Andalucía. Seguimiento de Aves Terrestres Amenazadas de Andalucía. Reproducción de 2019. Informe Regional. Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. Junta de Andalucía.
  • UICN. 2012a. Categorías y Criterios de la Lista Roja de la UICN: Versión 3.1. Segunda edición. Gland, Suiza y Cambridge, Reino Unido.
  • UICN. 2012b. Directrices para el uso de los criterios de la Lista Roja de la UICN a nivel regional y nacional. Versión 4.0. Gland, Suiza y Cambridge, Reino Unido.

Comentario/s

Deja tu comentario