Las aves urbanas de Cáceres pueden respirar tranquilas

  • La ONG seguirá la evolución del procedimiento en el que estaba personada y en el que se absolvió a una comunidad de vecinos y a la empresa que destruyeron sin autorización una colonia de al menos nueve nidos de avión común en plena época de cría.

Comparte esta noticia!

  • La ONG considera que durante el juicio se presentaron pruebas suficientes y evidencias científicas que demostraban que los hechos causaron la muerte de los pollos que criaban en la colonia y de la perturbación que supusieron para la reproducción de la especie.
  • SEO/BirdLife, viene actuando legalmente en este tipo de procedimientos desde hace años y en este caso lo hace en el marco del LIFE Guardianes de la Naturaleza. La ONG solicitará a la Junta de Extremadura una vez que la sentencia devenga firme, que reclame a los responsables la reparación del daño y que inicie los expedientes administrativos que sean oportunos, y recuerda que esta especie tiene amparo penal.

SEO/BirdLife insiste en la relevancia y necesidad de conservar y generar espacios para la biodiversidad urbana en las ciudades, ya que constituyen un importante indicador ambiental y, al tiempo, redundan positivamente en el bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía. La destrucción de colonias de aves protegidas, como pueden ser las de aviones o los vencejos, no solo es un acto contrario a la normativa, sino también un acto que pone en riesgo el bien común y la salud del conjunto de la ciudad.

El juzgado de lo Penal nº 2 de Cáceres ha sido uno de los primeros tribunales en España que ha abordado esta cuestión y, en una sentencia publicada recientemente, ha absuelto a una comunidad de vecinos, y a la empresa que contrató, de un presunto delito contra la fauna, pese a considerar probado que, en plena época de cría y sin autorización, procedieron a retirar los nidos, con la consecuente destrucción de la colonia.

Las aves urbanas de Cáceres pueden respirar tranquilas

El fallo, que responde a una denuncia presentada por la organización SOS Vencejos y en cuyo procedimiento SEO/BirdLife ejerció como acusación popular, permite extraer tres conclusiones para avanzar en la protección del patrimonio natural de las ciudades, fundamental para asegurar una calidad ambiental óptima. En primer lugar, la sentencia, una de las pocas en este ámbito, supone un avance positivo al reconocer la protección penal del avión común como especie protegida y la ilegalidad de la destrucción de sus nidos.

Por tanto, si bien absuelve a las partes de la comisión de un delito, el tribunal deja claramente abierta la puerta para que estos hechos sean sancionados por la vía administrativa. Se trata de una cuestión que es competencia de la Junta de Extremadura. Por ello, en cuanto el procedimiento judicial lo permita, SEO/BirdLife solicitará al Gobierno autonómico que reclame a los responsables la reparación del daño y que inicie los expedientes administrativos que sean oportunos para sancionar los hechos que la propia sentencia considera probados: la destrucción de una colonia de avión común en plena época de cría.

En segundo lugar, SEO/BirdLife considera positivo y necesario que la Administración de Justicia apueste por fomentar y ampliar la formación en materia ambiental de sus funcionarios, dado que se trata de un conjunto de cuestiones que, previsiblemente y por desgracia, se incrementarán en el futuro y afectan gravemente a la conservación del patrimonio natural.

Un ejemplo de esta necesidad es el hecho de que el fallo no ha considerado que la retirada de nidos en época de cría, incluso habiendo presentado evidencias científicas de la muerte de los pollos de esta especie protegida, impacta en el éxito reproductor de la colonia, al verse obligada a buscar otros lugares de nidificación y perder notablemente su productividad. Según David de la Bodega, responsable del Programa Legal de SEO/BirdLife, “la sentencia es un reflejo de que en muchas ocasiones las evidencias científicas sobre el impacto que suponen los delitos contra la fauna son desconocidas por los órganos judiciales”.

PUBLICIDAD

Y añade que “valoramos positivamente que la Fiscalía se plantee recurrir el fallo por cuanto no solo estamos hablando de un bien común que merece ser defendido, sino también porque la biodiversidad urbana y su conservación redunda positivamente en la calidad de vida de las ciudades. Estaremos muy pendientes de cómo evoluciona el procedimiento y, en caso de que se confirme la sentencia, solicitaremos a la administración extremeña que reclame la reparación del daño causado y se devuelva a la sociedad el valor del patrimonio natural perdido”.

El avión común es una especie incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESRPE), creado por la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad. Las molestias y agresiones a especies como al avión común, así como a sus nidos, huevos, pollos y adultos -incluyendo la retirada de sus nidos-, está prohibida por la legislación vigente.

Solo está permitida su retirada si no existe otra alternativa y siempre que se cuente con autorización administrativa de la comunidad autónoma. Para que se pueda conceder esta autorización, es preciso que no se perjudique al “mantenimiento en un estado de conservación favorable de las poblaciones de que se trate, en su área de distribución natural”.

PUBLICIDAD

El papel de la ONG

SEO/BirdLife ha actuado en este caso como acusación popular, con el objetivo de conseguir impulsar la protección de las especies protegidas y disuadir de la comisión de delitos sobre las mismas. Este es uno de los objetivos específicos del proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza para mejorar la eficacia de las acciones dirigidas a luchar contra los delitos ambientales.

Medidas para la convivencia

Con el objetivo de concienciar a todos los actores implicados en la protección de las aves urbanas y ofrecer soluciones para la convivencia con las aves que viven cerca, SEO/BirdLife ha puesto en marcha de nuevo la campaña SOS Nidos, Tu no lo harías, este año con el vencejo común Ave del año 2021 como protagonista.,

Guardianes de la Naturaleza

La personación en el procedimiento se ha realizado en el marco del proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza, contra el Crimen Ambiental, financiado por el programa LIFE de la Unión Europea, pretende mejorar la efectividad y la eficacia de las acciones dirigidas a combatir los delitos contra la naturaleza.

Está coordinado por SEO/BirdLife y cuenta con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, la Sociedade Portuguesa para o Estudo das Aves (SPEA), y el Servicio de protección de la naturaleza de la Dirección general de la Guardia Civil (SEPRONA), como socios beneficiarios. Los cofinanciadores son la Dirección General de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias, la Consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana y el Ministerio para la Transición ecológica (MITECO).

Comentario/s

Deja tu comentario