La Guardia Civil intercepta más de 17 kilos de percebe en Pimiango-Ribadedeva en época de veda

  • Efectivos de Comandancia de la Guardia Civil de Gijón han tomado declaración en calidad de investigados no detenidos a dos vecinos de Cantabria, de 63 y 40 años, como supuestos autores de un delito relativo a la protección de la flora y fauna por marisqueo ilegal.

Comparte esta noticia!

Los hechos se remiten al pasado lunes 26 de julio, cuando la Cofradía de Pescadores de Bustio alertó a la Guardia Civil de la presencia de dos personas pescando percebes en los acantilados de Pimiango, termino municipal de Ribadedeva. Según ha informado el Instituto Armado, entonces se estableció un dispositivo de vigilancia en el que participó el Seprona de Panes y personal de Vigilancia Pesquera de la Dirección General de Pesca del Principado de Asturias.

En el transcurso de este dispositivo, hacia las 14.00 horas de la tarde, se observó a una embarcación que navegaba por la ría Tina Mayor en dirección al puerto de Bustio con dos personas a bordo, cuyos movimientos "ya resultaron sospechosos". Tras desembarcar uno de sus tripulantes, el otro fondeaba dos bultos, continuando hasta llegar al puerto.

Los agentes, sospechando que los bultos fondeados pudieran ser marisco procedente del furtiveo, vieron que finalmente resultaron ser dos recipientes llenos de percebes. Para poder acceder al marisco escondido, los agentes tuvieron que introducirse en el agua y bucear unos 1,5 metros.

De esta manera, se recuperaron 17.360 kilogramos de percebes, si bien se calcula que se pudieron perder en el agua otros 10 kilos más. Los pescadores resultaron ser dos vecinos de Cantabria de 63 y 40 años, a los que se le imputa un delito contra la flora y la fauna (marisqueo ilegal), puesto que estamos en época de veda, estando prohibida la pesca de este tipo de marisco.

Asimismo, los investigados han sido propuestos para sanción por infracciones en materia de pesca marítima y marina mercante, ya que la embarcación en la que navegaban carece de la documentación legal necesaria. Los percebes fueron entregados en una residencia de ancianos de Llanes, siendo además decomisada la embarcación en la que navegaban.

Comentario/s

Deja tu comentario