Un proyecto para controlar la contaminación acústica marina

Así, advierten de que los efectos de la contaminación acústica a corto y medio plazo sobre los ecosistemas marinos pueden llevar a una reducción de hasta más de un 50 por ciento en la población de peces en zonas bajo explotación, cambios en el comportamiento de los cetáceos y en las rutas migratorias, y distintos rangos de daños físicos en vertebrados e invertebrados marinos.

   En ese sentido, con la colaboración con otros programas de investigación internacionales como ESONET, ANTARES y NEPTUNE, que utilizan observatorios marinos para la detección de neutrinos y el análisis de riesgos geofísicos, el LAB ha podido instalar sensores acústicos (hidrófonos) en plataformas existentes en diferentes lugares del planeta para poner en marcha este proyecto.

   Concretamente, LIDO controla el ruido producido por actividades humanas y su influencia o efectos sobre las poblaciones expuestas. Cualquier sonido que capta el sistema está identificado y etiquetado en tiempo real, permitiendo la toma de decisiones de mitigación inmediatas en caso de amenaza o de peligro, así como el almacenamiento de datos estadísticos que llevarán a entender la evolución del ruido antropogénico marino a nivel global.

   El resultado de este proceso se puede visualizar en línea en «http://listentothedeep.com«, donde el internauta escuchará en directo el cruce de ruidos, no siempre armónicos, que pueblan los océanos. Además, con el desarrollo de esta tecnología, asegura que se permitirá «un desarrollo sostenible de la búsqueda de los recursos oceánicos y un paso definitivo para la conservación del hábitat marino».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés