La Diputación de Zamora trabaja en la recuperación de variedades tradicionales de frutales de Castilla y León

Con esta iniciativa se pretende asegurar la conservación de los recursos fitogenéticos de las variedades locales de frutales de esta comunidad para, posteriormente, acometer la recuperación de las variedades que resulten de mayor interés.

En esta ocasión se injertaron un total de 38 variedades de manzanos procedentes de distintos puntos de la Comunidad Autónoma:

-16 variedades procedentes de las localidades de San Justo, San Juan de la Cuesta, Hermisende, Robleda y Robledo de Sanabria (Zamora): negra, blanquilla, camuesa, de asar en manteca, reineta, de Clemente, muelle dulce temprana, sotilla, Viti, repinaldo de rabo largo, muelle colorada, reineta cunqueira, reineta real, morro de liebre, reineta colorada y verde doncella.

-8 variedades procedentes de las localidades de  Almázcara, Villamartín del Sil,  Fuentes Nuevas y Toral de Merayo de la comarca de El Bierzo (León): morro de liebre, verde doncella, reineta roja, calabazal de Almázcara, calabazal de Toral, hortel, reineta verde y otra, de nombre desconocido.

- Advertisement -

-5 variedades procedentes de la localidad de Hoyos del Condado (Avila): camuesa, sangre de toro, dulce de limón, reineta blanca y reineta verde.

-4 variedades procedentes de las localidades de Losacio de Alba y Puercas de Aliste de las comarcas de Alba y Aliste (Zamora): morro de liebre, verde doncella camuesa y manzana de las calabazas.

-2 variedades procedentes de la localidad de Castrillo de Villavega (Palencia): manzana de Constancio y otra, de nombre desconocido.

-3 variedades procedentes de la localidad de Peñacaballera (Salamanca): blanquilla, verde doncella y melapio.

 

La colección de frutales  ya cuenta con 117 árboles

 

Para realizar esta colección, se han injertado 3 patrones con cada variedad, hasta un total de 117 árboles que forman actualmente la colección. En una segunda fase, durante el verano, se procederá a injertar otras variedades  de manzano que no han sido injertadas aun y las variedades de perales. Los patrones utilizados para los injertos han sido el manzano M9, para las variedades de manzanas, y el membrillero para las variedades de peral.

El proyecto cuenta con financiación del Ministerio de Educación y Ciencia, a través de INIA (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria), y tiene como objetivos la prospección, caracterización y conservación de frutales de variedades locales de Castilla y León. En él participan la Universidad de Salamanca, el Instituto Tecnológico Agrario (Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León) y la Diputación de Zamora, con un presupuesto total de 39.960 €.

Desde 2005 recuperando variedades antiguas

El seguimiento preliminar de las zonas que presentan una mayor riqueza desde el punto de vista de la fruticultura tradicional y mayor presencia de variedades antiguas en riesgo de desaparición, comenzó en 2005. Durante este periodo se han localizado más de 123 variedades de manzano y más de 82 variedades de peral de toda la comunidad de Castilla y León, que posteriormente se han marcado y caracterizado. 

Para realizar la prospección se ha recurrido a  los cultivadores del ámbito rural, a través de los agentes de desarrollo que trabajan en las distintas comarcas y de los Grupos de Acción Local. A lo largo de la realización de estos trabajos se han marcado los distintos árboles seleccionados por sus características especiales y se han tomado las coordenadas GPS de su ubicación. Posteriormente, mediante las oportunas visitas de campo, se ha procedido a tomar datos de hojas, flor, fruto y ramillas que aparecen en el protocolo de caracterización elaborado por los investigadores del ITA. Con estos datos, se ha elaborado un cluster que ha permitido identificar las variedades más interesantes para ser incluidas en la colección de frutales.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés