El PNUMA destaca la importancia de que las instituciones financieras apoyen la economía circular

La transición hacia un modelo de desarrollo circular podría generar oportunidades comerciales de negocio al tiempo que se protege la salud de los ecosistemas.
  • A través de un nuevo informe invita a la inversión en empresas que adopten un enfoque más sostenible de producción y consumo.

Según un nuevo informe de la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI), el sector financiero puede apoyar la economía circular al garantizar que los patrones de consumo y producción de las empresas en las que invierte hagan un uso más eficiente de los recursos y minimicen los residuos, la contaminación y las emisiones de carbono.

La transición hacia la circularidad abriría nuevas áreas de negocio, al tiempo que ayudaría a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), proteger la salud de los ecosistemas y permitir la recuperación sostenible tras la pandemia del COVID-19. Los bancos, las aseguradoras y los inversores pueden desempeñar un papel fundamental al proporcionar a las empresas productos financieros que contribuyan a la economía circular, a conservar los recursos naturales y a evitar o reducir el desperdicio.

A juicio de Inger Andersen, directora ejecutiva del PNUMA, “La recuperación económica de la pandemia del COVID-19 es una oportunidad para estimular la transición urgente hacia un consumo y una producción más sostenibles. Necesitamos tanto al sector público como al privado para transformar nuestras economías con el fin de que aborden el cambio climático, reduzcan la contaminación y mejoren la eficiencia de los recursos”.

Las instituciones financieras encuestadas para el informe reconocen que existen oportunidades para impulsar la circularidad en los sectores de edificios y construcción, alimentos y agricultura, y productos químicos y electrónicos en particular. El informe explora igualmente las transiciones que ya están en marcha en estos ámbitos, así como en las áreas de manufactura, vestuario y moda, minería y energía, e innovación transversal en materias como la tecnología digital.

Recomendaciones

- Advertisement -

El estudio describe una serie de recomendaciones para que las instituciones financieras impulsen la circularidad: integrarla en sus estrategias comerciales centrales y aumentar su evaluación de los criterios ambientales, sociales y de gobernanza; establecer objetivos sobre la eficiencia de recursos; reorientar los préstamos y las inversiones hacia tecnologías más sostenibles y financiar modelos comerciales innovadores; hacer de la circularidad financiera un motivo de exclusión en lugar de una alternativa voluntaria en los instrumentos financieros convencionales; evaluar cómo el financiamiento de la circularidad puede contribuir a la implementación de marcos clave de la industria financiera, como los Principios de Banca Responsable y los Principios para la Sostenibilidad en Seguros de la Iniciativa Financiera del PNUMA.

El documento destaca ejemplos de innovación en la circularidad financiera como es el caso de un bono de sostenibilidad emitido por el banco italiano Intesa Sanpaolo, en colaboración con la Fundación Ellen MacArthur, para financiar proyectos y negocios bajo una línea de crédito de € 5.000 millones.

Fuente: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés