El ‘fibrocemento’ pone en jaque al Ayuntamiento de Valdemoro

  • El descontrol del punto negro es absoluto cuatro meses después de ser denunciado. El conato de incendio que precisó hace unos días de la intervención de los bomberos es la última consecuencia de la lamentable pasividad institucional.

Comparte esta noticia!

  • Un mes antes del suceso Ecologistas en Acción había reclamado a Urbanismo medidas para impedir el acceso de personas y que se advirtiera de la presencia del peligroso material contaminante.

Espartal-Ecologistas en Acción de Valdemoro denunciaba el pasado marzo el desplome de las cubiertas de fibrocemento de dos enormes naves emplazadas en el Camino de Ciempozuelos. El incidente convirtió el lugar en un punto de potencial toxicidad para las numerosas personas que lo frecuentaban y continúan haciéndolo en la actualidad. Tras la denuncia, el Ayuntamiento de Valdemoro resolvía a finales de ese mismo mes -a través de un decreto firmado por la concejala de Urbanismo- la obligación de los propietarios de proceder al cerramiento de la finca en un plazo de 72 horas.

Al mismo tiempo, establecía la retirada en 30 días del fibrocemento por una empresa especializada. A día de hoy, ni lo uno ni lo otro. Cuatro meses después de la primera denuncia la situación continúa peligrosamente estancada. Es más, el caótico estado de estas ruinosas instalaciones está siendo aprovechado para el depósito ilegal de escombros, basuras y, lo que es peor, como punto de reunión de jóvenes, ignorantes del riesgo que corren entre cientos de kilos de placas de uralita fragmentadas y deterioradas.

En este contexto cabe explicar el conato de incendio de días atrás, que requirió la intervención de los bomberos de la Comunidad de Madrid. Precisamente, un mes antes del suceso la asociación ecologista había vuelto a exigir medidas a la titular de Urbanismo, Raquel Cadenas, para atajar de una vez la nefasta situación del lugar. En su escrito denunciaban además la ausencia de carteles alertando de la presencia de fibrocemento y la desaparición, incluso, del ridículo balizamiento perimetral de cinta plástica establecido.

Por otra parte, la cercanía de este inmenso foco de fibrocemento-amianto a tres centros escolares constituye un elemento de gran preocupación. En este sentido, Ecologistas en Acción recuerda los escritos que las AMPA del IES “Neil Armstrong” y del colegio “Fuente de la Villa” han dirigido a instancias municipales para transmitirles su enorme inquietud por la presencia fuera de control del material potencialmente cancerígeno.

Espartal-Ecologistas en Acción de Valdemoro lamenta este rosario interminable de negligencias, improvisaciones y chapuzas y exige a las concejalías de Urbanismo y Medio Ambiente la inmediata eliminación de este peligroso foco de contaminación.

Fuente: Ecologistas en accion

Comentario/s

Deja tu comentario