¿Economía Circular o convivir con la basura?

  • El reciclaje es una herramienta vital para dejar de contaminar el medio ambiente, pero no es la solución definitiva. Según algunos expertos, si no se comienza a educar a las nuevas generaciones en los principios de la Economía Circular, en pocos años nuestros pueblos y ciudades serán vertederos.

Comparte esta noticia!

Antes de la pandemia, la cantidad de desechos que se producían era escalofriante, porque incluía todo tipo de orígenes de estos desechos y, especialmente aquellos que no son biodegradables, en la mayoría de los países (hay honrosas excepciones) no se reciclaban correctamente.

El problema es escalofriantemente grave

Pero los últimos estudios son aún más alarmantes puesto que demuestran que el problema se ha acentuado, ya que la basura de origen residencial aumentó prácticamente en todas las naciones y en las ciudades más castigadas por la COVID19, casi se duplicó. Esto solo demuestra que el problema es mundial, tiene consecuencias aterradoras y su solución es muy compleja.

Los expertos en medio ambiente coinciden en que existe una crisis mundial de residuos, para la que hay que buscar soluciones alternativas, puesto que está muy claro que no se resolverá solo con el reciclaje y/o con el compostaje, que se practica con éxito en muchos sitios pero que no resulta viable en otros.

Por esa razón instan a los líderes mundiales, los gobernantes municipales, las empresas y los consumidores a enfocarse hacia un cambio de modelo económico que migre hacia la Economía Circular, con el fin de garantizar la reducción significativa y a largo plazo no solo de los nuevos desechos, sino también del flujo de desechos que se practica a nivel internacional.

La presión de los consumidores

Los grandes cambios como ha sido por ejemplo la erradicación del empleo de plásticos de un solo uso que funciona en Europa desde hace unos meses y su sustitución por elementos reutilizables y fabricados con materiales biodegradables, suelen tener detrás un proceso de educación, concienciación y presión por parte de los consumidores.

PUBLICIDAD

Desde las empresas familiares hasta las grandes corporaciones, y por supuesto los gobernantes, son sensibles a la presión mediática que ejercen sus clientes (compradores y votantes), pero muchas veces en vez de darles lo que realmente necesitan, hacen grandes campañas de greenwashing, que es básicamente publicidad engañosa disfrazada de verde.

Desafortunadamente en casi todos los países del mundo, la infraestructura que se necesitaría para apoyar la implantación de una economía circular sostenible y eficaz por ahora no existe. Pero para que esta primera etapa tenga éxito se necesitará que múltiples partes interesadas trabajen juntas, para alcanzar un objetivo común y dado el sistema económico actual eso es prácticamente imposible de lograr.

Educar, educar y educar

Aplicar los pilares de la Economía Circular, que implican la reutilización, la reparación y el reciclaje de todo tipo de elementos a los que ya no vayamos a dar el uso primario para el que fueron adquiridos, tiene que convertirse en parte de nuestra cultura. Y ello se consigue mediante la educación, de tal forma que llegue un momento en el que hacerlo sea algo natural.

PUBLICIDAD

Los programas de reutilización, reciclaje y reparación solo serán eficaces y sostenibles, si cuentan con la participación, consciente, informada y comprometida de las corporaciones, los municipios, los centros de trabajo, de ocio y de aprendizaje y en general, con la implicación de todos los ciudadanos, porque aún hay muchos sitios y personas que desconocen siquiera a las bases de la economía circular y mucho menos los beneficios de su aplicación.

Todo organismo, empresa o corporación debe ser capaz de proporcionar productos y servicios que sean respetuosos con el medio ambiente, actuando como agentes de educación de sus consumidores y guías de otras empresas, para que todos sean partícipes de la construcción de una economía circular. La alternativa es solo basura, literalmente.

Comentario/s

Deja tu comentario