VI Congreso Internacional de Medicina Ambiental

  • En España se estima que existen 300.000 personas que padecen enfermedades de sensibilización del sistema nervioso central, como la fibromialgia, el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), la Sensibilidad Química Múltiple (SQM)

Comparte esta noticia!

Jean Monro, Wiliam Rea, Martin Pall, José Francisco Tinao o Pilar Muñoz-Calero son algunos de los mayores expertos mundiales en enfermedades producidas o relacionadas con la contaminación, sobre todo por tóxicos y radiaciones electromagnéticas. Junto a varias decenas de colegas se reunirán en CosmoCaixa Madrid (Alcobendas), los días 1, 2 y 3 de junio, en el VI Congreso Internacional de Medicina Ambiental, que organizan la Fundación Alborada y la Fundación Vivo Sano bajo el lema “Un cambio necesario”. Durante tres días se ofrecerán los últimos avances en medicina ambiental, formación a los médicos y talleres divulgativos a los afectados.

En España se estima que existen 300.000 personas que padecen enfermedades de sensibilización del sistema nervioso central, como la fibromialgia, el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) o la Hipersensibilidad a Campos Electromagnéticos (EHS, también conocida como electrosensibilidad). Durante tres días, los que van del 1 al 3 de junio, los mayores especialistas en este tipo de enfermedades se reunirán en CosmoCaixa (Alcobendas), para compartir sus conocimientos.

Entre otros, expondrán sus últimas investigaciones y su experiencia clínica el doctor William Rea, pionero de la medicina ambiental y que, desde su Centro  Ambiental de Dallas; ha tratado a más de 30.000 pacientes de estas dolencias en los últimos 20 años; la doctora Jean Monro, directora médica del Breakspear Medical Group, una clínica ambulatoria del Reino Unido especializada en SQM que es referencia para todo el continente.  También destacan en el programa el director de la Academia Europea de Medicina Ambiental, Peter Ohnsorge; el doctor Martin Pall, profesor de Bioquímica de la Universidad de Washington y el gran descubridor de los mecanismos bioquímicos de las enfermedades ambientales; la doctora Rosi Daniel, directora del British College of Integrative Medicine; la doctora Pilar Muñoz-Calero, directora de la Clínica de Medicina Ambiental de la Fundación Alborada en Brunete (Madrid) y presidenta de ésta última; la doctora Elisa Sánchez Casas, ginecóloga y jefa de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares; o el doctor José Francisco Tinao, director de la Clínica de Medicina Integrativa y vicepresidente de la Fundación Vivo Sano.

Estamos enfermando como consecuencia de la contaminación química y las radiaciones a las que todos estamos expuestos. Porque no son solo la SQM, la Hipersensibilidad a los Campos Electromagnéticos y demás enfermedades de sensibilización central las que causan los problemas de salud pública que apuntan en la dirección de un desarrollo sucio e insostenible. Otras muchas patologías se sospecha que se deben, al menos en parte, a la contaminación física y química que sufrimos todas las personas: diabetes, autismo, hiperactividad, trastornos reproductivos e infertilidad, Alzheimer, Parkinson, problemas cardiacos, asma y alergias, esclerosis múltiple o diferentes tipos de cáncer están creciendo de forma vertiginosa y se cree, cada vez con más seguridad, que entre sus principales causas se encuentra la exposición a tóxicos y radiaciones..

Como advierte la doctora Pilar Muñoz-Calero, directora de la Clínica de Medicina Ambiental de  Brunete (Madrid), “los profesionales sanitarios no suelen conocer estas enfermedades y sus causas ambientales; por eso vamos a incidir este año en los conceptos básicos de la medicina ambiental y en la necesidad de formación de los médicos”. El mejor tratamiento, sin embargo, es la prevención de la exposición a tóxicos y radiaciones, en muchos casos, cambiando de residencia o lugar de trabajo, lo que se denomina control ambiental.

Para el doctor José Francisco Tinao, director de la Clínica Medicina Integrativa de Madrid, “la medicina debe comenzar a tomar iniciativas en la valoración medioambiental y en su repercusión sobre las personas. Los tóxicos ambientales son a la medicina de hoy lo que eran los microbios a la medicina de principios del siglo XX. Este congreso internacional busca reunir a los investigadores básicos y clínicos de mayor relevancia a nivel mundial y poner al día nuevos datos y conocimientos”.

Según el programa del evento, “la medicina ambiental es necesaria para eliminar con eficacia y la máxima seguridad los tóxicos que ahora son endógenos. Es necesario eliminar la sobrecarga tóxica y minimizar tanto sus depósitos como sus efectos”.

Para profundizar sobre estos temas es para lo que se celebra el Congreso de Medicina Ambiental, que cumple su sexta edición.

ECOticias.com

Comentario/s

Deja tu comentario