A la una, a las dos….. El gran acaparamiento verde de tierras

  • Estimulados por el repunte global en el precio de los alimentos hacia finales de la primera década de 2000, varios países ricos, que dependen de las importaciones de alimentos

Compren tierra pues no se fabrica más!” El irónico comentario de Mark Twain sobre el boom de la adquisición de tierras en América del Norte a finales del siglo XIX sigue siendo tan pertinente hoy como lo fue entonces. Más de 100 años más tarde, la magnitud de las compras actuales de tierra a nivel global y la apropiación de las tierras de los pobladores locales no tiene precedentes desde las adquisiciones coloniales de tierras del siglo XIX y principios del siglo XX.

Estimulados por el repunte global en el precio de los alimentos hacia finales de la primera década de 2000, varios países ricos, que dependen de las importaciones de alimentos, empezaron a comprar grandes extensiones de tierra en el mundo en desarrollo a fin de alcanzar su propia seguridad alimentaria. Además, con el surgimiento del mercado de biocombustibles, las plantaciones para la reforestación y la creciente expansión de los cultivos comerciales como la palma aceitera, el control de grandes extensiones de bosques en el mundo ha sido transferido del Estado a propietarios privados, destruyendo en el proceso valiosos recursos forestales, especialmente la madera.

Los motores económicos de esta conversión de tierras han sido ampliamente documentados. Los gobiernos con grandes extensiones de tierras se verán favorecidos con la expansión de la producción agrícola, a pesar del impacto inmediato sobre sus poblaciones rurales, que con frecuencia no se benefician de este tipo de desarrollo económico y enfrentan más bien la anexión de sus tierras consuetudinarias.

Mientras que el fenómeno del “acaparamiento de tierras”, como se lo ha llegado a conocer, continúa sin parar, un movimiento, crecientemente más sutil y cuestionable desde el punto de vista ético, ha cobrado impulso. A nivel global, grandes extensiones de tierras están siendo apropiadas por la agenda ambiental, un proceso que ha encontrado gran acogida entre influyentes ONG internacionales de conservación. El periodista del diario inglés The Guardian, John Vidal, describió este nuevo enfoque a la conservación como “el acaparamiento verde”.

PUBLICIDAD

Esta apropiación de tierras, basada en el medio ambiente, no es un concepto nuevo. A finales de 1980, el entonces fondo Earthlife ofrecía a compradores privados la oportunidad de adquirir un acre del recientemente creado Parque Nacional de Korup en Camerún para garantizar su conservación a largo plazo. El esquema fracasó por diferentes razones, pero a pesar de las limitaciones iniciales que esta iniciativa representaba, la comercialización de la naturaleza se ha ido convirtiendo en el enfoque dominante hacia la conservación.

Un ejemplo claro es la propagación de portales como Ecosystems Marketplace, entre otros, que sostienen que los mercados para los servicios ecosistémicos proporcionados por la naturaleza se integrarán en un futuro completamente a nuestros sistemas económicos actuales. Y, como John Vidal manifestó, la adquisición de tierras con fines de conservación se ha convertido en dominio exclusivo de los adinerados, interesados en inversiones exclusivas y supuestamente éticas.

En un documento de síntesis publicado en una reciente edición especial del Journal of Peasant Studies, James Fairhead y sus colegas muestran el creciente predominio del “acaparamiento verde” y cómo el sector del medio ambiente está influyendo en la forma que percibimos y gestionamos la naturaleza. Estos investigadores presentan un análisis revelador que muestra hasta dónde ha llegado el sector ambiental para aceptar la economía de mercado, ya sea para servicios de carbono, biodiversidad o servicios al ecosistema.

PUBLICIDAD

Fairhead y sus colegas argumentan que la mercantilización de la naturaleza ha reflejado una tendencia global hacia el neoliberalismo, en donde el mercado define y supuestamente dicta lo que debemos y no debemos valorar. Por ello, los esquemas de Pagos por Servicios Ambientales (PSE), la Reducción de las Emisiones de Deforestación y Degradación de los Bosques (REDD) y otras iniciativas basadas en el mercado han sido incluidas en la agenda de conservación. 

Cada vez más, la naturaleza se ha convertido en una fuente de ganancias económicas, generando inesperadas alianzas entre empresas, gobiernos con grandes extensiones de tierras, la industria bancaria, ONG de conservación internacionales y la comunidad de donantes. A la luz de la reciente pérdida de confianza en la industria financiera global y la resultante recesión global, sorprende quizás que nuestras preocupaciones ambientales se vean influenciadas por la necesidad de integrar mercados para carbono y otros productos naturales a nuestras economías. Todo parece indicar que el dinero habla. ¿Pero es esto cierto?

Lamentablemente, los enfoques basados en las finanzas, por más bien intencionados que sean, tienden a pisotear los derechos de la población local. La apropiación de tierras sin un reconocimiento completo de la tenencia consuetudinaria que los pobladores rurales han disfrutado por siglos tendrá sin lugar a dudas consecuencias negativas sobre los medios de vida. Aunque los enfoques basados en derechos para “infringir el menor daño posible” a la gente local están bastante desarrollados desde el punto de vista conceptual, la realidad en el campo es con frecuencia bastante diferente. De ahí la bien documentada resistencia a las iniciativas PSE/REDD por parte de las poblaciones indígenas que ven sus derechos avasallados y sus medios de vida seriamente afectados.

El principal resultado de Rio +20, donde las “economías verdes” fueron consideradas fundamentales en la agenda de desarrollo sostenible, ha aumentado la percepción de que las soluciones basadas en el mercado son la panacea para los problemas ambientales del mundo. Como resultado, algunos argumentan que el valor intrínseco de la naturaleza y el respeto por los medios de vida y los sistemas de conocimiento locales se han perdido frente a enfoques influenciados cada vez más por enfoques de mercado.

PUBLICIDAD

El sistema global enfocado en el mercado ha estado supuestamente encargado de supervisar la transformación de casi todos los ecosistemas y biomas de la tierra. Por ello, buscar en la misma fuente soluciones sostenibles y equitativas a nuestros problemas ambientales podría parecer cuestionable. Las millones de personas que pronto se quedarán sin tierras probablemente estarían de acuerdo.

http://blog.cifor.org/category/languages/spanish/ - ECOticias.com

Comparte esta noticia!

Aberración en estado puro: 120 hectáreas de instalaciones de la...

Aberración en estado puro: 120 hectáreas de instalaciones de la explotación lechera de Noviercas

Asturias. La Fiscalía formula denuncia contra el Ayuntamiento de Aller...

Asturias. La Fiscalía formula denuncia contra el Ayuntamiento de Aller por los vertidos de la Residencia del Montepio

Comentario/s

Deja tu comentario

Columbia presenta 'Outdry', la colección para combatir el frío y la humedad en el senderismo y trail running
Deportes de Aventura

Columbia presenta 'Outdry', la colección para combatir el frío y la humedad en el senderismo y trail running

Las aberturas de ventilación que se encuentran en las mangas evitarán el sofoco.

El entrenamiento deportivo excesivo puede agotar el cerebro
Deportes de Aventura

El entrenamiento deportivo excesivo puede agotar el cerebro

Una reciente investigación, publicada en la revista 'Current Biology', demuestra que un entrenamiento atlético excesivo hace...

IV Media Maraton Sierra Morena
Deportes de Aventura

IV Media Maraton Sierra Morena

El recorrido de la carrera consta de 21,097 kilómetros, que corresponde a la distancia de una media maratón, y está marcado por subidas y...

Prueba ciclista The Goods Non Stop
Deportes de Aventura

Prueba ciclista The Goods Non Stop

Los participantes dispondrán de múltiples estaciones de hidratación para ayudar a recorrer los 770 kilómetros...

La víbora que en realidad es un sapo africano
Naturaleza

La víbora que en realidad es un sapo africano

El sapo gigante congoleño ('Sclerophrys Channingi') imita en apariencia física y comportamiento a la víbora del...

Chimpancés y bonobos deben estar incluidos en el género ‘homo’
Naturaleza

Chimpancés y bonobos deben estar incluidos en el género ‘homo’

Todas y cada una de estas peticiones que este importante manifiesto expone, son precisamente por las que Proyecto Gran Simio lleva luchando...

La prohibición de la recolección nocturna del olivar salva miles de ‘aves’
Naturaleza

La prohibición de la recolección nocturna del olivar salva miles de ‘aves’

Llamamos la atención sobre la necesidad de que cualquier innovación tecnológica que pueda facilitar el trabajo...

Los cazadores amenazan y presionan a los partidos políticos con su voto el próximo 10-N
Naturaleza

Los cazadores amenazan y presionan a los partidos políticos con su voto el próximo 10-N

Exigen que la actualización del Reglamento de Armas se diseñe siendo acorde a las normativas europeas, además de una...

Tecnología verde. Residuos generados por el cultivo del plátano como alternativa ecológica al plástico
Tecnología Verde

Tecnología verde. Residuos generados por el cultivo del plátano como alternativa ecológica al plástico

Un proyecto europeo promovido por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, investigó la valorización de las fibras...

Tecnología verde captura CO2 del aire y lo recicla en poliuretano
Tecnología Verde

Tecnología verde captura CO2 del aire y lo recicla en poliuretano

Después de capturar el CO2, el material convertido puede utilizarse para fabricar poliuretano, un material con una gran variedad de...

Tecnología verde para limpiar la 'isla de plástico' del Pacífico
Tecnología Verde

Tecnología verde para limpiar la 'isla de plástico' del Pacífico

En cuánto esté completamente operativo, The Ocean Cleanup devolverá el plástico a la tierra para su reciclaje.

Tecnología verde en un gel para prevenir incendios forestales
Tecnología Verde

Tecnología verde en un gel para prevenir incendios forestales

Un fluido gelatinoso no contaminante, más duradero que los retardantes usados contra el fuego, podría rebajar en gran medida...