4 trucos para adoptar un estilo de vida saludable

  • “Todos sabemos que es necesario tener buenos hábitos alimenticios y hacer ejercicio, para tener la base de una vida saludable, pero hay más aún y la clave para todo es poner mucha voluntad, para lograr cambios fundamentales.”

Comparte esta noticia!

El estilo de vida moderno se basa en estar siempre apurado. Eso implica tener poco tiempo para disfrutar de la familia, para cocinar sano y obviamente para hacer ejercicio. Pero la pregunta que muchos se hacen es: ¿puedo cambiar realmente y tener la vida saludable que me merezco?

Sin dudas el primer paso es ser conscientes de que comer comida chatarra (ver 8 maneras de entrenar al cerebro para odiar la comida chatarra), pasar el tiempo libre delante del PC o la televisión y tener hábitos perniciosos, como el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol, son actividades peligrosas para la salud. Una vez asumido el problema, es hora de poner en práctica estos trucos.

 

Actívate diariamente

La actividad física regular es importante para el desarrollo, el crecimiento saludable y el bienestar, tanto de niños como de jóvenes, pero también lo es en adultos y en personas mayores, además los padres y los abuelos que se ejercitan, son el mejor ejemplo para que los más pequeños sigan sus pasos.

 

Lo ideal es practicar algún deporte un mínimo de 3 días a la semana, lo cual promueve el fortalecimiento de los músculos y ayuda al crecimiento y mantenimiento óseo, además es necesario caminar diariamente al menos durante una hora.

PUBLICIDAD

Estas actividades suelen ser un buen aliciente para aquellos que tienen el hábito de fumar, puesto que ambas actividades pueden resultar incompatibles, así que, decidirse por el ejercicio es un buen aliciente para dejar el tabaco y para bajar la cantidad de alcohol que se toma.

 

Bebida preferida: el agua

Beber agua es la mejor manera de saciar la sed, con la enorme ventaja de que además de ser uno de los componentes naturales de nuestro cuerpo, no viene endulzada ni con azúcar (ver  Azúcar: el peor ingrediente de la dieta moderna), ni con otro tipo de edulcorantes artificiales.

PUBLICIDAD

El agua debe beberse de forma habitual y según los médicos, en cantidades no menores a 8 vasos diarios, es decir unos dos litros. Debe ser natural, con bajo contenido de minerales y sin ningún tipo de aditivos.

 

Mas frutas y verduras

Comer frutas y verduras cada día ayuda a los niños a tener un desarrollo normal y a crecer sanos, pero además aumenta su vitalidad, les da energía y puede reducir el riesgo, de padecer muchas enfermedades.

PUBLICIDAD

En cuanto a los adultos de todas las edades, la fruta y la verdura también deben ser parte esencial de su dieta diaria. Un tentempié natural y fresco, será mucho más vigorizante y saciará el apetito de forma más sana, que las chuches o los snacks. Dos piezas de fruta diarias y una variedad de verduras, es la recomendación de los médicos y nutricionistas.

 

Olvida el sedentarismo

El tiempo que se pasa frente a la televisión, navegando en línea o juagando con un PC o una consola, está vinculado directamente a que, quienes realizan estas actividades durante demasiadas horas al día, tarde o temprano padezcan sobrepeso u obesidad.

Estas actividades no pueden sobrepasar las dos horas diarias, ya sea en niños, jóvenes o adultos de cualquier edad. Debe romperse la rutina de pasar largos ratos inmóviles frente a una pantalla, ya sea solo o en familia.

PUBLICIDAD

 

Es posible planificar actividades en familia que sean una alternativa sana al sedentarismo, desde juegos al aire libre, paseos, ocuparse de hacer manualidades y un sinfín de opciones más que impliquen movimiento y en lo posible, ejercicio físico y mental.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM

Comentario/s

  • arturo manuel - martes 19 sept 2017

    !Idílicos consejos para aliviarnos de las tensiones del convulso mundo que vivimos pero, estoy convencido que muy pocos, por unas razones u otras, pueden ponerlos en acción! No obstante, bienaventurados y bienaventurosos aquellos que sí lo pueden practicarl: !YO NO!

Deja tu comentario