Citroën y su clara ofensiva eléctrica con el nuevo Suv C5 tras el COVID19

Ponte de pie y verás cuántas calorías quemas

  • Una nueva investigación recomienda pasar más tiempo de pie para incrementar el gasto energético y así evitar los problemas negativos para la salud asociados al sedentarismo.

Comparte esta noticia!

 

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) recomienda pasar más tiempo de pie para incrementar el gasto energético y combatir así el sedentarismo y su impacto negativo sobre la salud, y ha cuantificado exactamente cuántas calorías quemamos cuando permanecemos de pie: 45 kilocalorías más por cada seis horas de pie, comparado con estar tumbado o sentado.

Una de las aplicaciones de este trabajo, publicado en la revista Plos One, podría ser la implantación de mesas regulables en altura para trabajar de pie, muy de moda en los países nórdicos, para combatir el sedentarismo en el trabajo. Estas mesas permiten regular su altura en función de la postura con la que quiera trabajar el usuario, por lo que pueden emplearse tanto para trabajar sentado como para hacerlo de pie.

Como indica el autor principal de este artículo, Francisco J. Amaro-Gahete, “los españoles pasamos entre 8-10 horas sentados o tumbados al día, sin contar las horas de sueño. Así, si combatimos el sedentarismo con pequeños cambios en el estilo de vida como pasar más tiempo de pie, esto podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la obesidad o la diabetes tipo 2”.

Los investigadores han demostrado que una buena forma de disminuir los efectos del sedentarismo es reducir el tiempo que permanecemos sentados y tumbados, fomentando el estar de pie.

La investigación ha analizado el gasto de energía en cada una de las posiciones. Los científicos utilizaron una muestra formada por 53 jóvenes adultos, que se han clasificado en dos tipos: ahorradores y derrochadores de energía, en función del gasto energético que consumen al estar sentados o tumbado y de pie.

“Los ahorradores consumen muy poca energía en sus actividades y, por tanto, la diferencia entre estar sentado o tumbado y estar de pie es prácticamente nula. Por su parte, los derrochadores queman aproximadamente un 10 % más de energía cuando cambian de estar sentado o tumbado a estar de pie”, explica Francisco Amaro.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) recomienda pasar más tiempo de pie para incrementar el gasto energético y combatir así el sedentarismo y su impacto negativo sobre la salud, y ha cuantificado exactamente cuántas calorías quemamos cuando permanecemos de pie: 45 kilocalorías más por cada seis horas de pie, comparado con estar tumbado o sentado.

Una de las aplicaciones de este trabajo, publicado en la revista Plos One, podría ser la implantación de mesas regulables en altura para trabajar de pie, muy de moda en los países nórdicos, para combatir el sedentarismo en el trabajo. Estas mesas permiten regular su altura en función de la postura con la que quiera trabajar el usuario, por lo que pueden emplearse tanto para trabajar sentado como para hacerlo de pie.

Como indica el autor principal de este artículo, Francisco J. Amaro-Gahete, “los españoles pasamos entre 8-10 horas sentados o tumbados al día, sin contar las horas de sueño. Así, si combatimos el sedentarismo con pequeños cambios en el estilo de vida como pasar más tiempo de pie, esto podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la obesidad o la diabetes tipo 2”.

Los investigadores han demostrado que una buena forma de disminuir los efectos del sedentarismo es reducir el tiempo que permanecemos sentados y tumbados, fomentando el estar de pie.

La investigación ha analizado el gasto de energía en cada una de las posiciones. Los científicos utilizaron una muestra formada por 53 jóvenes adultos, que se han clasificado en dos tipos: ahorradores y derrochadores de energía, en función del gasto energético que consumen al estar sentados o tumbado y de pie.

“Los ahorradores consumen muy poca energía en sus actividades y, por tanto, la diferencia entre estar sentado o tumbado y estar de pie es prácticamente nula. Por su parte, los derrochadores queman aproximadamente un 10 % más de energía cuando cambian de estar sentado o tumbado a estar de pie”, explica Francisco Amaro.

¿Qué hace que una persona gaste más o menos energía?

Los investigadores están todavía intentando dilucidar qué hace que una persona gaste más o menos energía. Está relacionado, por ejemplo, con por qué unas personas adelgazan tan fácilmente y a otras les cuesta tanto trabajo perder peso.

El factor que más parece afectar es la masa muscular. “Las personas con más masa muscular gastan más energía que las personas con menor masa muscular”, indica el investigador de la UGR.

A la luz de los resultados, los autores aconsejan pasar más tiempo de pie en la oficina como una buena estrategia para aumentar el gasto de energía, y así evitar almacenarla en forma de grasa.

“Es muy importante cambiar de postura –indica Jonatan Ruiz, otro de los autores de este artículo–. Si una persona se levanta, da 10 pasos y se vuelve a sentar, parece que se reducirían mucho los efectos del sedentarismo. Debemos educar desde el colegio a nuestros niños y jóvenes así como a los profesores sobre la importancia de evitar pasar largos periodos de tiempo sentados para reducir considerablemente las consecuencias negativas, como sobrepeso, obesidad o riesgo de enfermedades cardiovasculares”.

 

 

 

 

 


Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) recomienda pasar más tiempo de pie para incrementar el gasto energético y combatir así el sedentarismo y su impacto negativo sobre la salud, y ha cuantificado exactamente cuántas calorías quemamos cuando permanecemos de pie: 45 kilocalorías más por cada seis horas de pie, comparado con estar tumbado o sentado.
Una de las aplicaciones de este trabajo, publicado en la revista Plos One, podría ser la implantación de mesas regulables en altura para trabajar de pie, muy de moda en los países nórdicos, para combatir el sedentarismo en el trabajo. Estas mesas permiten regular su altura en función de la postura con la que quiera trabajar el usuario, por lo que pueden emplearse tanto para trabajar sentado como para hacerlo de pie.
Como indica el autor principal de este artículo, Francisco J. Amaro-Gahete, “los españoles pasamos entre 8-10 horas sentados o tumbados al día, sin contar las horas de sueño. Así, si combatimos el sedentarismo con pequeños cambios en el estilo de vida como pasar más tiempo de pie, esto podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la obesidad o la diabetes tipo 2”.
Los investigadores han demostrado que una buena forma de disminuir los efectos del sedentarismo es reducir el tiempo que permanecemos sentados y tumbados, fomentando el estar de pie.
La investigación ha analizado el gasto de energía en cada una de las posiciones. Los científicos utilizaron una muestra formada por 53 jóvenes adultos, que se han clasificado en dos tipos: ahorradores y derrochadores de energía, en función del gasto energético que consumen al estar sentados o tumbado y de pie.
“Los ahorradores consumen muy poca energía en sus actividades y, por tanto, la diferencia entre estar sentado o tumbado y estar de pie es prácticamente nula. Por su parte, los derrochadores queman aproximadamente un 10 % más de energía cuando cambian de estar sentado o tumbado a estar de pie”, explica Francisco Amaro.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) recomienda pasar más tiempo de pie para incrementar el gasto energético y combatir así el sedentarismo y su impacto negativo sobre la salud, y ha cuantificado exactamente cuántas calorías quemamos cuando permanecemos de pie: 45 kilocalorías más por cada seis horas de pie, comparado con estar tumbado o sentado.

Una de las aplicaciones de este trabajo, publicado en la revista Plos One, podría ser la implantación de mesas regulables en altura para trabajar de pie, muy de moda en los países nórdicos, para combatir el sedentarismo en el trabajo.

Ponte de pie y verás cuántas calorías quemas

Estas mesas permiten regular su altura en función de la postura con la que quiera trabajar el usuario, por lo que pueden emplearse tanto para trabajar sentado como para hacerlo de pie.

Como indica el autor principal de este artículo, Francisco J. Amaro-Gahete, “los españoles pasamos entre 8-10 horas sentados o tumbados al día, sin contar las horas de sueño. Así, si combatimos el sedentarismo con pequeños cambios en el estilo de vida como pasar más tiempo de pie, esto podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la obesidad o la diabetes tipo 2”.

Los investigadores han demostrado que una buena forma de disminuir los efectos del sedentarismo es reducir el tiempo que permanecemos sentados y tumbados, fomentando el estar de pie.

La investigación ha analizado el gasto de energía en cada una de las posiciones. Los científicos utilizaron una muestra formada por 53 jóvenes adultos, que se han clasificado en dos tipos: ahorradores y derrochadores de energía, en función del gasto energético que consumen al estar sentados o tumbado y de pie.

PUBLICIDAD

“Los ahorradores consumen muy poca energía en sus actividades y, por tanto, la diferencia entre estar sentado o tumbado y estar de pie es prácticamente nula. Por su parte, los derrochadores queman aproximadamente un 10 % más de energía cuando cambian de estar sentado o tumbado a estar de pie”, explica Francisco Amaro.

¿Qué hace que una persona gaste más o menos energía?

Los investigadores están todavía intentando dilucidar qué hace que una persona gaste más o menos energía. Está relacionado, por ejemplo, con por qué unas personas adelgazan tan fácilmente y a otras les cuesta tanto trabajo perder peso.

PUBLICIDAD

El factor que más parece afectar es la masa muscular. “Las personas con más masa muscular gastan más energía que las personas con menor masa muscular”, indica el investigador de la UGR.

A la luz de los resultados, los autores aconsejan pasar más tiempo de pie en la oficina como una buena estrategia para aumentar el gasto de energía, y así evitar almacenarla en forma de grasa.

“Es muy importante cambiar de postura –indica Jonatan Ruiz, otro de los autores de este artículo–. Si una persona se levanta, da 10 pasos y se vuelve a sentar, parece que se reducirían mucho los efectos del sedentarismo.

PUBLICIDAD

Debemos educar desde el colegio a nuestros niños y jóvenes así como a los profesores sobre la importancia de evitar pasar largos periodos de tiempo sentados para reducir considerablemente las consecuencias negativas, como sobrepeso, obesidad o riesgo de enfermedades cardiovasculares”.

Fuente: SINC

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) recomienda pasar más tiempo de pie para incrementar el gasto energético y combatir así el sedentarismo y su impacto negativo sobre la salud, y ha cuantificado exactamente cuántas calorías quemamos cuando permanecemos de pie: 45 kilocalorías más por cada seis horas de pie, comparado con estar tumbado o sentado.
Una de las aplicaciones de este trabajo, publicado en la revista Plos One, podría ser la implantación de mesas regulables en altura para trabajar de pie, muy de moda en los países nórdicos, para combatir el sedentarismo en el trabajo. Estas mesas permiten regular su altura en función de la postura con la que quiera trabajar el usuario, por lo que pueden emplearse tanto para trabajar sentado como para hacerlo de pie.
Como indica el autor principal de este artículo, Francisco J. Amaro-Gahete, “los españoles pasamos entre 8-10 horas sentados o tumbados al día, sin contar las horas de sueño. Así, si combatimos el sedentarismo con pequeños cambios en el estilo de vida como pasar más tiempo de pie, esto podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la obesidad o la diabetes tipo 2”.
Los investigadores han demostrado que una buena forma de disminuir los efectos del sedentarismo es reducir el tiempo que permanecemos sentados y tumbados, fomentando el estar de pie.
La investigación ha analizado el gasto de energía en cada una de las posiciones. Los científicos utilizaron una muestra formada por 53 jóvenes adultos, que se han clasificado en dos tipos: ahorradores y derrochadores de energía, en función del gasto energético que consumen al estar sentados o tumbado y de pie.
“Los ahorradores consumen muy poca energía en sus actividades y, por tanto, la diferencia entre estar sentado o tumbado y estar de pie es prácticamente nula. Por su parte, los derrochadores queman aproximadamente un 10 % más de energía cuando cambian de estar sentado o tumbado a estar de pie”, explica Francisco Amaro.
Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) recomienda pasar más tiempo de pie para incrementar el gasto energético y combatir así el sedentarismo y su impacto negativo sobre la salud, y ha cuantificado exactamente cuántas calorías quemamos cuando permanecemos de pie: 45 kilocalorías más por cada seis horas de pie, comparado con estar tumbado o sentado.
Una de las aplicaciones de este trabajo, publicado en la revista Plos One, podría ser la implantación de mesas regulables en altura para trabajar de pie, muy de moda en los países nórdicos, para combatir el sedentarismo en el trabajo. Estas mesas permiten regular su altura en función de la postura con la que quiera trabajar el usuario, por lo que pueden emplearse tanto para trabajar sentado como para hacerlo de pie.
Como indica el autor principal de este artículo, Francisco J. Amaro-Gahete, “los españoles pasamos entre 8-10 horas sentados o tumbados al día, sin contar las horas de sueño. Así, si combatimos el sedentarismo con pequeños cambios en el estilo de vida como pasar más tiempo de pie, esto podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la obesidad o la diabetes tipo 2”.
Los investigadores han demostrado que una buena forma de disminuir los efectos del sedentarismo es reducir el tiempo que permanecemos sentados y tumbados, fomentando el estar de pie.
La investigación ha analizado el gasto de energía en cada una de las posiciones. Los científicos utilizaron una muestra formada por 53 jóvenes adultos, que se han clasificado en dos tipos: ahorradores y derrochadores de energía, en función del gasto energético que consumen al estar sentados o tumbado y de pie.
“Los ahorradores consumen muy poca energía en sus actividades y, por tanto, la diferencia entre estar sentado o tumbado y estar de pie es prácticamente nula. Por su parte, los derrochadores queman aproximadamente un 10 % más de energía cuando cambian de estar sentado o tumbado a estar de pie”, explica Francisco Amaro.
¿Qué hace que una persona gaste más o menos energía?
Los investigadores están todavía intentando dilucidar qué hace que una persona gaste más o menos energía. Está relacionado, por ejemplo, con por qué unas personas adelgazan tan fácilmente y a otras les cuesta tanto trabajo perder peso.
El factor que más parece afectar es la masa muscular. “Las personas con más masa muscular gastan más energía que las personas con menor masa muscular”, indica el investigador de la UGR.
A la luz de los resultados, los autores aconsejan pasar más tiempo de pie en la oficina como una buena estrategia para aumentar el gasto de energía, y así evitar almacenarla en forma de grasa.
“Es muy importante cambiar de postura –indica Jonatan Ruiz, otro de los autores de este artículo–. Si una persona se levanta, da 10 pasos y se vuelve a sentar, parece que se reducirían mucho los efectos del sedentarismo. Debemos educar desde el colegio a nuestros niños y jóvenes así como a los profesores sobre la importancia de evitar pasar largos periodos de tiempo sentados para reducir considerablemente las consecuencias negativas, como sobrepeso, obesidad o riesgo de enfermedades cardiovasculares”.
Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) recomienda pasar más tiempo de pie para incrementar el gasto energético y combatir así el sedentarismo y su impacto negativo sobre la salud, y ha cuantificado exactamente cuántas calorías quemamos cuando permanecemos de pie: 45 kilocalorías más por cada seis horas de pie, comparado con estar tumbado o sentado.
Una de las aplicaciones de este trabajo, publicado en la revista Plos One, podría ser la implantación de mesas regulables en altura para trabajar de pie, muy de moda en los países nórdicos, para combatir el sedentarismo en el trabajo. Estas mesas permiten regular su altura en función de la postura con la que quiera trabajar el usuario, por lo que pueden emplearse tanto para trabajar sentado como para hacerlo de pie.
Como indica el autor principal de este artículo, Francisco J. Amaro-Gahete, “los españoles pasamos entre 8-10 horas sentados o tumbados al día, sin contar las horas de sueño. Así, si combatimos el sedentarismo con pequeños cambios en el estilo de vida como pasar más tiempo de pie, esto podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la obesidad o la diabetes tipo 2”.
Los investigadores han demostrado que una buena forma de disminuir los efectos del sedentarismo es reducir el tiempo que permanecemos sentados y tumbados, fomentando el estar de pie.
La investigación ha analizado el gasto de energía en cada una de las posiciones. Los científicos utilizaron una muestra formada por 53 jóvenes adultos, que se han clasificado en dos tipos: ahorradores y derrochadores de energía, en función del gasto energético que consumen al estar sentados o tumbado y de pie.
“Los ahorradores consumen muy poca energía en sus actividades y, por tanto, la diferencia entre estar sentado o tumbado y estar de pie es prácticamente nula. Por su parte, los derrochadores queman aproximadamente un 10 % más de energía cuando cambian de estar sentado o tumbado a estar de pie”, explica Francisco Amaro.
Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) recomienda pasar más tiempo de pie para incrementar el gasto energético y combatir así el sedentarismo y su impacto negativo sobre la salud, y ha cuantificado exactamente cuántas calorías quemamos cuando permanecemos de pie: 45 kilocalorías más por cada seis horas de pie, comparado con estar tumbado o sentado.
Una de las aplicaciones de este trabajo, publicado en la revista Plos One, podría ser la implantación de mesas regulables en altura para trabajar de pie, muy de moda en los países nórdicos, para combatir el sedentarismo en el trabajo. Estas mesas permiten regular su altura en función de la postura con la que quiera trabajar el usuario, por lo que pueden emplearse tanto para trabajar sentado como para hacerlo de pie.
Como indica el autor principal de este artículo, Francisco J. Amaro-Gahete, “los españoles pasamos entre 8-10 horas sentados o tumbados al día, sin contar las horas de sueño. Así, si combatimos el sedentarismo con pequeños cambios en el estilo de vida como pasar más tiempo de pie, esto podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la obesidad o la diabetes tipo 2”.
Los investigadores han demostrado que una buena forma de disminuir los efectos del sedentarismo es reducir el tiempo que permanecemos sentados y tumbados, fomentando el estar de pie.
La investigación ha analizado el gasto de energía en cada una de las posiciones. Los científicos utilizaron una muestra formada por 53 jóvenes adultos, que se han clasificado en dos tipos: ahorradores y derrochadores de energía, en función del gasto energético que consumen al estar sentados o tumbado y de pie.
“Los ahorradores consumen muy poca energía en sus actividades y, por tanto, la diferencia entre estar sentado o tumbado y estar de pie es prácticamente nula. Por su parte, los derrochadores queman aproximadamente un 10 % más de energía cuando cambian de estar sentado o tumbado a estar de pie”, explica Francisco Amaro.
¿Qué hace que una persona gaste más o menos energía?
Los investigadores están todavía intentando dilucidar qué hace que una persona gaste más o menos energía. Está relacionado, por ejemplo, con por qué unas personas adelgazan tan fácilmente y a otras les cuesta tanto trabajo perder peso.
El factor que más parece afectar es la masa muscular. “Las personas con más masa muscular gastan más energía que las personas con menor masa muscular”, indica el investigador de la UGR.
A la luz de los resultados, los autores aconsejan pasar más tiempo de pie en la oficina como una buena estrategia para aumentar el gasto de energía, y así evitar almacenarla en forma de grasa.
“Es muy importante cambiar de postura –indica Jonatan Ruiz, otro de los autores de este artículo–. Si una persona se levanta, da 10 pasos y se vuelve a sentar, parece que se reducirían mucho los efectos del sedentarismo. Debemos educar desde el colegio a nuestros niños y jóvenes así como a los profesores sobre la importancia de evitar pasar largos periodos de tiempo sentados para reducir considerablemente las consecuencias negativas, como sobrepeso, obesidad o riesgo de enfermedades cardiovasculares”.

Haz deporte y frena al cáncer

Haz deporte y frena al cáncer

¿Teñirse el pelo puede provocar cáncer?

¿Teñirse el pelo puede provocar cáncer?

Comentario/s

Deja tu comentario

Ha nacido el  'carboncoin'
Política Ambiental

Ha nacido el 'carboncoin'

Los productores de petróleo, gas natural, carbón y piedra caliza podrían verse obligados a almacenar estos materiales cerca de sus sitios...

Triodos Bank exige el 100% de las emisiones ‘0’ para su cartera de préstamos e inversiones
Política Ambiental

Triodos Bank exige el 100% de las emisiones ‘0’ para su cartera de préstamos e inversiones

La entidad ética calcula que ha evitado 962 kilotoneladas de emisiones de CO2 equivalentes gracias a los proyectos de energías...

BME admite a negociación el nuevo Bono Sostenible del Gobierno Vasco por 500 millones
Política Ambiental

BME admite a negociación el nuevo Bono Sostenible del Gobierno Vasco por 500 millones

Los bonos tienen un plazo de 10 años, por lo que su vencimiento final está previsto para el 30 de abril de 2030 y...

Iberdrola lanza una emisión de 750 millones de bonos 'verdes'
Política Ambiental

Iberdrola lanza una emisión de 750 millones de bonos 'verdes'

Los fondos obtenidos se destinarán, en línea con la estrategia del grupo, a financiar y refinanciar total o parcialmente...

El ámbito del ecoturismo ‘romperá moldes’ este verano
EcoTurismo

El ámbito del ecoturismo ‘romperá moldes’ este verano

El sector del turismo rural y ecológico prevé una alta ocupación para este verano tras la crisis generada por el...

Extremadura ofrece un turismo rural en un destino ‘seguro, saludable y rodeado de una naturaleza privilegiada’
EcoTurismo

Extremadura ofrece un turismo rural en un destino ‘seguro, saludable y rodeado de una naturaleza privilegiada’

La Asociación de Turismo Norte de Extremadura (Aturnex) ha lanzado la campaña "A tu aire" para promover el turismo rural en un...

Reactivan el Centro de Educación para el Turismo Sostenible (CETS) de Alcalá de Guadaira
EcoTurismo

Reactivan el Centro de Educación para el Turismo Sostenible (CETS) de Alcalá de Guadaira

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha reactivado el Centro de Educación para el Turismo Sostenible (CETS)...

Extremadura se suma a la ‘Feria Internacional de Turismo Reino de Navarra’ (Navatur)
EcoTurismo

Extremadura se suma a la ‘Feria Internacional de Turismo Reino de Navarra’ (Navatur)

La provincia cacereña se dará a conocer en FIO, uno de los encuentros "más importantes" a nivel internacional, no solo...

BIOHERBARIUM te presenta: ILIA BEAUTY Super Serum, el Clean Makeup más espectacular y además ecológico
Belleza Cosmética

BIOHERBARIUM te presenta: ILIA BEAUTY Super Serum, el Clean Makeup más espectacular y además ecológico

ILIA BEAUTY SUPER SERUM SKIN TINT: Mucho más que un maquillaje. ¡Y con protección solar!

ECOestética. Elaboraciones básicas para tu protocolo facial
Belleza Cosmética

ECOestética. Elaboraciones básicas para tu protocolo facial

El objetivo es aprender a elaborar nuestros propios productos econaturales con aceites vegetales, aceites esenciales, hidrolatos,...

BASF es ‘referente’ de ingredientes para cosméticos ecológicos
Belleza Cosmética

BASF es ‘referente’ de ingredientes para cosméticos ecológicos

BASF es el mayor proveedor de materias primas para productos naturales y ecológicos de acuerdo con la certificación COSMOS: en...

Que no te tomen el pelo con productos cosméticos hipotéticamente ecológicos, ándate con cuidado
Belleza Cosmética

Que no te tomen el pelo con productos cosméticos hipotéticamente ecológicos, ándate con cuidado

Producir cosmética natural es más caro y más complicado que producir cosmética con ingredientes...