¿Por qué deberíamos escoger un colchón natural?

  • Son muchos los motivos por los que deberíamos escoger un colchón hecho de materiales naturales y sostenibles. Sin embargo, el mercado suele estar lleno de productos de origen sintético.

Comparte esta noticia!

¿Sabías que aproximadamente el 90% del mercado europeo utiliza colchones sintéticos? Lamentablemente, la industria colchonera, como la mayoría de las industrias, se enfocan en el precio de sus productos, al comprar una materia prima sintética las empresas pueden ofrecer precios más económicos. Sin embargo, la calidad y el impacto que pueden tener los muebles que escogemos en el hogar, debería importarnos tanto como el precio que pagamos. 

Las desventajas más comunes de los colchones sintéticos se encuentran en su composición. Al contener COV (o compuestos orgánicos volátiles), los colchones se convierten en una amenaza a la salud, y al planeta, estos compuestos reducen la calidad del aire al emitir sustancias tóxicas. Los tratamientos químicos (antifuego, anti ácaros...) también contribuyen a la contaminación de los interiores. Además de esto, los colchones de viscoelástica, espumas de poliuretano, o derivados del petróleo, incrementan la sudoración nocturna ya que son materiales con muy bajo nivel de transpirabilidad. 

La opción natural ante la omnipresencia de los materiales sintéticos

Lo más importante hoy en día es saber que existen alternativas ecológicas para casi todo. Uno de los materiales más duraderos y con propiedades naturales es el látex 100% natural. El látex 100% natural es un compuesto extraído del árbol de caucho.  La extracción del látex es un proceso inofensivo para el árbol, y no requiere que los árboles sean cortados.

Entre las grandes ventajas de este material, se encuentran sus cualidades naturales antiácaros, antibacterianas y anti hongos. La savia del árbol Hevea Brasiliensis es utilizada en muchas industrias, y las ventajas que ofrece este producto en la fabricación de colchones es irrefutable. Una de las marcas que lo demuestran actualmente es Kipli, sus colchones cuentan con un núcleo de látex 100% natural.

El colchón de látex también es reconocido por su transpirabilidad, una característica en común con los colchones de muelles ensacados. En el caso de los colchones Kipli esto se debe a los alvéolos de su diseño, uno de los elementos fundamentales para mantener la frescura y la transpirabilidad.

El confort.

El látex también cuenta con un nivel de confort óptimo, ideal para las personas que sufren de dolores de espalda. Incluso si ningún colchón podrá aliviar completamente los problemas de espalda, la excelente ergonomía de este tipo de colchones, permitirá que tu espalda esté en una posición natural mientras duermes, reduciendo los dolores dorsales y articulares.

PUBLICIDAD

El látex es particularmente recomendado para luchar contra estos dolores. Un colchón ideal para evitar el dolor de espalda no debe ser ni muy firme ni muy suave y debe poseer una excelente elasticidad, permitiendo un soporte que se adapte a la forma de cada cuerpo, respetando la alineación natural de la columna vertebral.

No todo el látex en el mercado es natural. 

Las etiquetas que marcan "100% látex", “látex de origen 100% natural”,  “látex 100% natural" pueden confundir a los compradores. Es por esto que es importante diferenciar entre los 3 tipos de denominaciones de látex presente en el mercado. Ya que el contenido del látex real está vinculado a cada una de estas denominaciones.

PUBLICIDAD

La denominación látex 100% natural concierne a los colchones que cuentan con un mínimo de 85% de látex natural (caucho). Es importante ver el monto real de látex natural de la composición de un colchón ya que a veces pueden agregar un porcentaje de látex sintético.

El porcentaje real máximo posible de látex natural es de 97%, siendo este el caso de los colchones Kipli, y el 3% restante consiste de agentes vulcanizantes, necesarios para transformar el látex de su estado líquido en espuma. También es importante verificar si el colchón cuenta con la certificación EUROLATEX. 

No es fácil distinguir un colchón de látex sintético de uno de látex natural a simple vista. Sin embargo, la denominación “100 % látex” o “100% látex de origen natural” indican que el colchón está compuesto de látex sintético al menos en cierta medida. Este suele ser el caso cuando el porcentaje de látex natural no se indica. Así que si quieres un colchón natural, siempre busca la denominación “látex 100% natural”.

PUBLICIDAD

Independencia única para dormir

La independencia de lechos es esencial para mejorar la calidad de tu sueño. Las espumas sintéticas y el látex sintético suelen ofrecer poca independencia. El látex natural tiene una capacidad natural para absorber el movimiento, proporcionando una independencia única para dormir. Si tu pareja se mueve en la noche tu sueño no se verá perturbado al dormir con un colchón de látex natural. 

Los mejores colchones eco-responsables

El colchón de látex natural Kipli es fabricado con una materia prima sostenible, a diferencia de las espumas a base de productos derivados del petróleo. Podemos decir que esta marca opta por un proceso de producción responsable 

Los colchones Kipli cuentan con la certificación EUROLATEX, una etiqueta europea que les confiere su carácter 100% natural y biodegradable. En cuanto a las partes textiles de su funda, esta está hecha con algodón 100% natural, y tiene la certificación GOTS  y OEKO-TEX. Kipli cuenta con una amplia gama de certificaciones porque cumplen muchos criterios éticos. 

Comentario/s

Deja tu comentario