Dieta mediterránea = adolescentes europeos saludables

  • La obesidad en la niñez y la adolescencia es un problema que aqueja a gran parte de los países europeos. El proyecto 'MED4Youth' estudia la posibilidad de que, la dieta mediterránea les ayude a alcanzar un peso saludable.

Comparte esta noticia!

El centro tecnológico Eurecat lidera el proyecto europeo 'MED4Youth', el primer estudio de intervención nutricional donde se evalúa de forma paralela en diferentes países los efectos de una intervención dietética basada en la dieta mediterránea frente a la obesidad en adolescentes, con el fin de promover y ayudar a implementar hábitos saludables en este segmento de población.

Tal y como recuerdan desde Eurecat, según datos del año 2016, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la obesidad juvenil se ha cuadruplicado en los últimos 30 años, con un 18 por ciento de niños y adolescentes de entre 5 y 19 años que padecen sobrepeso u obesidad.

Además, en España, el estudio PASOS, publicado en 2019 por la Fundación Pau Gasol, concluyó que un 35 por ciento de los niños y adolescentes de 8 a 16 años presenta sobrepeso u obesidad, un porcentaje similar al de otros países vecinos como Italia y Portugal.

"La aparición de obesidad se asocia muy frecuentemente con una alimentación no saludable y un estilo de vida sedentario, por lo tanto, es importante promover hábitos saludables en los adolescentes, ya que la obesidad juvenil es un fuerte predictor de la obesidad en edad adulta, lo que puede conllevar la aparición prematura de hipertensión y de alteraciones metabólicas, como niveles elevados de colesterol, triglicéridos y azúcar, que aumentan el riesgo de sufrir enfermedades no transmisibles como enfermedades cardiovasculares o diabetes, entre otras", destaca el investigador principal del proyecto, el doctor Antoni Caimari, director del Área de Biotecnología de Eurecat.

La dieta mediterránea cumple con las características de un patrón de alimentación y de estilo de vida saludable y sostenible. Sin embargo, "no se ha realizado ningún estudio de intervención clínico y nutricional en adolescentes con obesidad en diferentes países europeos en los que se haya evaluado los efectos sobre la salud de una dieta mediterránea", añade la doctora la investigadora Montserrat Rabassa, dietista-nutricionista de la Unidad de Nutrición y Salud de Eurecat.

El proyecto 'MED4Youth' "se concibe para hacer frente a esta necesidad y demostrar que una dieta mediterránea es eficaz para combatir la obesidad juvenil y para promover un estilo de vida más saludable", especifica la doctora Rabassa.

PUBLICIDAD

En este escenario, el estudio, que se lleva a cabo entre adolescentes de 13 a 17 años catalanes, italianos y portugueses que presentan sobrepeso y obesidad, propone la introducción de alimentos propios de la dieta mediterránea, como el pan de masa madre, las legumbres, la granada y los frutos secos.

Esta intervención dietética se combina con la tecnología y el uso de la gamificación, mediante la utilización de una 'app' educacional adaptada a los adolescentes y a sus padres, buscando el logro de contenidos sobre nutrición y salud y, así, enseñar a los adolescentes a comer mejor y a implementar buenos hábitos sostenidos a lo largo del tiempo, mejorando su salud y calidad de vida.

En el marco de la investigación, se utilizarán tecnologías ómicas que "permitirán conocer con más profundidad cómo la dieta mediterránea ejerce sus efectos saludables en el organismo, en base al análisis de las poblaciones bacterianas y los metabolitos presentes en el intestino", remarca el director del Área de Biotecnología de Eurecat.

PUBLICIDAD

Los adolescentes voluntarios cuentan con un seguimiento por parte de expertos en nutrición y salud para ayudarles a seguir las pautas nutricionales establecidas. Además, junto con sus tutores legales, reciben soporte 'on-line' durante todo el estudio mediante una aplicación web, que proporcionará recetas y consejos saludables para motivarles a adquirir un peso y unos hábitos saludables.

El consorcio del proyecto MED4Youth, coordinado por el centro tecnológico Eurecat, cuenta también con la participación de la Universidad de Parma (Italia), que lidera el estudio en Italia, la Universidad de Coimbra (Portugal), que lo lidera en Portugal, Shikma Field Crops (Israel), Scientific Food Center (Jordania) y Panishop-Novapan (España).

El proyecto cuenta también con la colaboración de la Cooperativa Agrícola de la Selva del Camp (COSELVA), que suministrará los frutos secos a los participantes. El proyecto forma parte del programa PRIMA, que tiene el apoyo de la Unión Europea y ACCIÓ, el CDTI, la Agencia de Innovación de Israel, el Ministerio de la Educación, la Universidad y de la Investigación de Italia (MIUR), el Fondo de Apoyo a la Investigación Científica de Jordania y de la Fundación para la Ciencia y la Tecnología de Portugal (FCT).

Comentario/s

Deja tu comentario