77.952 espejos cilindro parabólicos deben transportarse hasta Marruecos

Rhenus Logistics, compañía española perteneciente al grupo internacional Rhenus, está colaborando con la firma Rioglass Solar en el transporte de miles de espejos solares desde Asturias a la localidad marroquí de Ain-Ben-Mathar. Allí, en pleno desierto, se está construyendo la que será la mayor central del mundo con tecnología ISCC (Integrated Solar Combined Cycle). Durante casi año y medio, Rhenus Logistics y Rioglass Solar están colaborando estrechamente para que 77.952 espejos cilindroparabólicos fabricados en la planta asturiana de Mieres lleguen y se instalen en perfectas condiciones a Marruecos. Los espejos se preparan en embalajes metálicos especiales que son cargados en remolques desde Asturias hasta el puerto de Almería. De allí, la mercancía se transborda a plataformas tipo tauliner que son despachadas y embarcadas hacia el puerto africano de Nador. Previamente los especialistas de Rhenus Logistics también se encargan de toda la gestión aduanera. De hecho, son las oficinas de Rhenus en Gijón y de Rhenus Tetrans en Barcelona las que se encargan del transporte y coordinación de estos envíos. Una vez arriban los buques con los espejos a Nador se despachan las plataformas en donde van cargados y Rhenus Logistics procede a su entrega en Ain-Ben-Mathar, localización situada a unos 200 kilómetros al sur del puerto marroquí. Los equipos solares de Rioglass Solar se desplegarán en un área de 183.000 m2 (equivalentes a 25 campos de fútbol) y producirán 20 megavatios de potencia. Esa energía se sumará a la que también se genere en dicha planta por medio de ciclo combinado, compuesto por dos turbinas de gas y una turbina de vapor. En total, la central de Ain-Ben-Mathar producirá una potencia de 470 megavatios…

SEGUIR LEYENDO, FUENTE Y AUTOR

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés