Apecyl acudirá a los tribunales si el Gobierno no incluye en el Prerregistro eólico los 700 MW que quedaron fuera

La Asociación de Promotores Eólicos de Castilla y León (Apecyl) aseguró hoy que acudirá a los tribunales para defender sus intereses si el Ministerio de Industria no flexibiliza la entrada en el nuevo registro de preasignación creado este año de instalaciones con capacidad para generar más de 700 megavatios (MW), que quedaron fuera de esta lista necesaria para que los parques obtengan financiación y puedan vender la energía producida.

El presidente de Apecyl, Javier Gracia Bernal; y el secretario general, Eugenio García Tejerina, explicaron hoy en declaraciones recogidas por Europa Press la situación de paralización que sufre el sector de la energía eólica en Castilla y León debido al bloqueo de estos 700 MW.

   García Tejerina explicó que, para la entrada en dicha lista de registro, Red Eléctrica Española debía emitir documentos con las certificaciones necesarias para cada uno de los parques. Sin embargo, y pese a que la Junta de Castilla y León y la empresa de transporte de energía eléctrica llegaron a un acuerdo en 2008 que garantizaba, según Gracia Bernal, la viabilidad de hasta 6.900 MW en la red de la Comunidad; 700 MW no tuvieron los permisos dentro del plazo (5 de mayo de 2009).

   Sin embargo, a juicio de García Tejerina, REE tuvo dos irregularidades «muy graves», ya que mandó las autorizaciones para esos parques el día 5 de junio de forma «arbitraria», cuando ya quedaban fuera del plazo para su inclusión en el registro de preasignación. Además, recordó que la empresa actuó como si el acuerdo alcanzado el año anterior no tuviera valor.

   Por ello, en la actualidad los promotores eólicos persiguen que el Ministerio de Industria sea flexible a la hora de dar entrada en el prerregistro a los proyectos que quedaron fuera y que, recalcó, «están listos para entrar en funcionamiento». También planteó la posibilidad de que se habilite una normativa específica para los parques ya construidos que no han entrado.

   En el caso de que los representantes de la Asociación no consigan una respuesta positiva por parte del Ministerio y de REE, García Tejerina apuntó que acudirá a los tribunales para «defender los derechos» de los asociados, si bien ya se ha recurrido el prerregistro. Además, Gracia animó a los promotores de la Comunidad a presentar recursos de manera particular.

   Además, buscarán reactivar el desarrollo de la industria eólica de la Comunidad, pues según los datos defendidos por Gracia, las plantas de fabricación de molinos instaladas en Castilla y León llevan «paradas» desde el pasado mes de mayo. Sin embargo, los representantes de Apecyl señalaron que en el prerregistro sí que se incluyeron otros 1.998 megavatios.

   Gracia cifró también en 2.000 los empleos que ya se han perdido sólo en las industrias de generación eólica instaladas en el entorno de Ponferrada (León), donde el único dato positivo del año 2009 es que no se han reducido los pedidos para exportación.

   Esta situación, señalaron, no es exclusiva de Castilla y León pues a García Tejerina le consta que las asociaciones de Andalucía y Galicia también han recurrido el registro de preasignación. Sin embargo, lamentó que, para los promotores de la Comunidad la autorización administrativa es «mucho más complicada» que en otras regiones.

   Asimismo, García Tejerina explicó que los únicos límites que existían en este prerregistro era el cumplimiento de las condiciones para la evacuación de la energía, que cumplían «todos» los parques que solicitaron los permisos; y el objetivo de 20.155 MW para el año 2020. Sin embargo, especuló con que quizás «alguien» haya querido «establecer algún límite entre Comunidades Autónomas», algo que, a su juicio, «ni existe ni puede existir».

«NO TIENE SENTIDO»

   En este sentido, Gracia Bernal lamentó que «no tiene sentido» que, con la cumbre de Copenhague en la memoria reciente, «se vayan a perder 700 megavatios» en Castilla y León por cuestiones como el retraso «arbitrario» de un mes en la certificación de la viabilidad de la evacuación por parte de REE.

   Además, advirtió de que Castilla y León es «enormemente sensible» a esta situación por la elevada capacidad industrial que tiene el sector eólico, y de que el «riesgo de la judicialización» del problema puede perjudicar la velocidad de crucero con la que contaba el sector, que generaba unos 750 MW de nuevos parques eólicos al año. «El Ministerio debe seguir permitiendo esa velocidad de crucero, además en una situación en la que tenemos que ser competitivos», añadió.

   Los dirigentes de Apecyl abogaron por el futuro de la eólica en Castilla y León en España ya que, consideran que para cumplir el acuerdo de que el 20 por ciento de la generación energética provenga de fuentes sostenibles se necesitarían «38.000 ó 40.000 megavatios», casi el doble de los 20.155 establecidos como objetivo par la eólica. «No saben el horizonte y no se han pronunciado sobre el modelo energético», reprochó Gracia.

   En la actualidad, Castilla y León cuenta con una potencia máxima instalada de unos 3.700 megavatios en energía eólica y podría alcanzar los 6.900 en 2016, según el acuerdo alcanzado en 2008 con REE. Sin embargo, para los tres próximos años se han autorizado 707 para 2010; 733 para 2011 y 557 para 2012.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés