Las empresas garantizan que Cantabria tendrá un desarrollo eólico estable y sostenible

El presidente de la Asociación Empresarial Eólica de Cantabria (AEC), Manuel Huerta, ha garantizado que la comunidad autónoma tendrá un desarrollo eólico «estable y sostenible», ya que es un objetivo que comparten tanto el sector público como el privado.

El desarrollo eólico es una «oportunidad única» que no se debe «desperdiciar», ha advertido Huerta, quien no obstante, ha expresado su confianza en la aprobación en un «cortísimo plazo de tiempo» del Plan de Sostenibilidad Energética, algo por lo que los empresarios deben «felicitarse» ya que supondrá un «marco de actuación claro».

   El Ejecutivo cántabro ha anunciado ya su intención de tener listo este plan a principios de febrero, por lo que la Asociación Empresarial Eólica estima que entrará en vigor a lo largo de la primavera, con aportaciones de las empresas a través de las alegaciones.

   La necesidad de «profundizar» en una coordinación público-privada ha sido uno de los asuntos en los que ha centrado Huerta el discurso con el que ha abierto la Jornada sobre Desarrollo Eólico y Desarrollo Regional, celebrada este viernes en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander.

- Advertisement -

    La Asociación Empresarial Eólica ha reivindicado su «compromiso real y tangible» con el desarrollo eólico, un «proyecto estratégico» para Cantabria en el que, ha recordado, el sector privado está realizando inversiones –como la instalación de las antenas medidoras– y ha dedicado 2011 a dar «pasos definitivos».

   Huerta ha señalado que la Asociación Eólica de Cantabria ha ejercido un papel «muy relevante» como interlocutor del sector ante Gobierno regional y otras instituciones, que llevará a un desarrollo eólico «estable y sostenible», objetivo común a sector público y privado.

   Y lo hacen por entender el desarrollo eólico como una «inmejorable oportunidad» para empresas y sociedad, desde una perspectiva «responsable» y «sensibilizada» con el medio ambiente y el patrimonio por parte del sector privado.

   En este sentido, Huerta ha explicado que profesionales como biólogos, ornitólogos y arqueólogos han trabajado con las empresas en la supervisión de los proyectos, para que tengan las «garantías necesarias» de «adecuarse» a los «exigentes requisitos» de evaluación ambiental que la Administración demanda.

   Además, el presidente de la Asociación Eólica de Cantabria se ha referido a las actuaciones de I+D+i vinculadas al desarrollo eólico, y a sus consecuencias en la creación de empleo estable y de alta cualificación.

CANTABRIA COMO EJEMPLO

   Por su parte, la exministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendía, invitada a la jornada, ha puesto el caso cántabro como «ejemplo» en el que el conocimiento, a través de la Universidad de Cantabria, impregna toda la «cadena de valor» en el sector de las energías renovables.

   Precisamente, en la jornada, además de empresarios del sector, acudieron también el rector de la UC Federico Gutiérrez-Solana o el vicerrector del Campus de Excelencia Internacional y candidato a rector, José Carlos Gómez-Sal.

   Y desde la Asociación Empresarial Eólica nacional, Heikki Willstedt (director de Políticas Energéticas) ha instado a «seguir avanzando» en las energías renovables y, en concreto, en la eólica que, en el caso de España, es «una historia de éxito» en el que queda «mucho por hacer».

INTERLOCUCIÓN «FLUIDA Y LEAL»

    En su intervención, Huerta ha insistido en que la crisis económica requiere «reaccionar» a través de un cambio «urgente», en distintos niveles, tanto de gestión como de estrategia, y que debe llevar también a esa mayor coordinación, es decir, una «interlocución fluida y leal».

   Para eso, «se hace más necesaria que nunca» tanto líderes políticos como empresariales, estos últimos «con visión y espíritu emprendedor», y «capacidad de sacrificio», que actúen guiados por valores como la excelencia, la innovación, la eficacia o el rigor.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés