Los fotovoltaicos abanderan un plan para el autoconsumo, escalonado y sin peajes

Las líneas generales de esta propuesta pasan por instalar una potencia fija anual máxima de instalaciones de autoconsumo que vaya aumentando año a año, hasta alcanzar un límite al que se consideraría velocidad de crucero para los ejercicios posteriores.

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha remitido una propuesta al Ministerio de Industria, Energía y Turismo en la que se contempla un plan de implantación del autoconsumo por balance neto en el que las placas solares se puedan ir instalando conforme a un programa escalonado y sometido a control para evitar desequilibrios, explicó a Europa Press el director general de la asociación, José Donoso.

   Las líneas generales de esta propuesta pasan por instalar una potencia fija anual máxima de instalaciones de autoconsumo que vaya aumentando año a año, hasta alcanzar un límite al que se consideraría velocidad de crucero para los ejercicios posteriores.

   En concreto, el documento remitido recoge la instalación de 200 megavatios (MW) de autoconsumo para el primer año de aplicación del plan, 300 MW para el siguiente y 400 MW para el tercero, y a partir de ahí una potencia nueva anual máxima equivalente a estos 400 MW.

   Donoso precisó que estas cifras son solo orientativas y que no hacen sino ilustrar un nuevo esquema para la implantación de este modelo de producción energética, considerado en el sector de las renovables como un avance en la democratización de la electricidad.

   UNEF rechaza la intención del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de cobrar peajes a los productores que se instalen placas de autoconsumo en su casa y las acoplen a la red mediante el balance neto.

   Estos usuarios ya pagan el término de potencia por el servicio eléctrico y seguirían haciéndolo con el autoconsumo, si bien a juicio de UNEF carece de lógica que también asuman los costes regulados correspondientes a los peajes cuando se encuentren produciendo electricidad.

   Las instalaciones de autoconsumo generan electricidad y, en el desempeño de esta actividad, no deberían pagar peajes, al igual que tampoco lo hacen el resto de instalaciones convencionales.

   Esta filosofía del autoconsumo de quedar exento del pago de peajes en su calidad de productores de electricidad contrasta con la posición expresada esta semana en el Senado por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

   El ministro explicó que el balance neto formará parte de la próxima reforma energética y que quienes recurran a esta opción deberán «contribuir a financiar la red de infraestructuras».

   Cualquiera, dijo Soria antes de poner el ejemplo de un chiringuito de playa, puede instalarse unas placas solares para su propio consumo, pero si desea integrarlas en la red eléctrica deben contribuir con los costes del sistema, ya que de lo contrario serían unos «‘free riders’ que consumen a costa de los demás», señaló.

SIN NEGOCIO.

   El problema de los fabricantes y productores del sector fotovoltaico es que tienen restringido en la actualidad cualquier nicho de negocio que les procure un nivel de actividad suficiente para garantizar la subsistencia del sector.

   Tras la moratoria a las renovables, hay en la actualidad varios miles de megavatios fotovoltaicos que han solicitado su entrada en el sistema eléctrico sin apoyo de primas, pero las solicitudes no han encontrado respuesta, señaló el director general de UNEF.

   De esta forma, el autoconsumo se presenta como la vía de desarrollo de esta tecnología renovable, y podría hacerlo a juicio de la asociación sin necesidad de que se produzca una sustracción en la demanda eléctrica que afecte a la sostenibilidad del sistema eléctrico.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés