Los fotovoltaicos acusan al Ejecutivo de convertir las energías renovables como ‘chivo expiatorio’ mientras las usa en pro de la Marca España

En un comunicado, la asociación recuerda que 14 fondos de inversión internacionales esperan conocer en pocos meses un laudo arbitral favorable frente a España por la falta de seguridad jurídica en el país fruto de los recortes retroactivos a las renovables.

La Asociación Nacional de Inversores en Energías Renovables (Anpier) acusa al Gobierno de convertir a las energías renovables en el «chivo expiatorio» de todos los males, al tiempo que usa su imagen a nivel internacional para realzar la ‘Marca España’.

   En un comunicado, la asociación recuerda que 14 fondos de inversión internacionales esperan conocer en pocos meses un laudo arbitral favorable frente a España por la falta de seguridad jurídica en el país fruto de los recortes retroactivos a las renovables.

   Para Anpier, resulta «vergonzante» esta imagen internacional del sector y considera «contraproducente que se pretenda vender el potencial productivo del país poniendo como ejemplo a un sector en el que, contando con grandes ventajas competitivas, se ha desmantelado todo su potencial y traicionado la confianza de los inversores».

- Advertisement -

   Esta realidad, dice, es «más conocida fuera» de España que dentro, a pesar de que el país es uno de los que cuentan con mayor potencial de generación de energías renovables, en especial fotovoltaica.

   Las autoridades, consideran, están «marginando estas tecnologías sostenibles y responsables en favor de aquellas que están en manos de las grandes eléctricas, contaminantes y peligrosas, lo que explicaría que, a pesar de soportar una de las facturas más caras del mundo, los españoles tengamos acumulado un supuesto déficit de tarifa superior a los 30.000 millones».

   Anpier acusa a las principales eléctricas de constituir un «oligopolio» y de obtener márgenes de beneficio del doble que los del resto de operadores europeos del sector.

   Además, dice que Alemania, con la menos de la mitad de horas de sol que España, ha invertido en 2012 en fotovoltaica más que España en toda su historia.

   Por último, considera que las renovables y el coste de las primas son el «chivo expiatorio de todos los males». Esta retribución «en realidad es fruto de la configuración equivocada del sistema, que las remunera como coste regulado en lugar de como coste de producción», indica.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés