Actualizar

domingo, enero 29, 2023

FCC encarga a Citröen una veintena de coches eléctricos

FCC ultima un pedido de hasta veinte coches eléctricos a Citröen con el fin de integrarlos en la flota de vehículos con la que el grupo de construcción, servicios y energía cuenta para realizar distintos trabajos, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

La compra de estos vehículos es fruto del acuerdo que la compañía controlada por Esther Koplowitz y el fabricante automovilístico suscribieron el pasado año.

   FCC avanza así en su compromiso con la movilidad eléctrica y en su apuesta por las energías renovables y el desarrollo sostenible.

   La compañía prevé destinar estos coches a sustituir parte de sus vehículos de gasolina, como los que emplean los jefes de obra para sus desplazamientos, los de recogida de recaudación de parquímetros o los trabajadores de limpieza y mantenimiento de jardines y mobiliario urbano, entre otros.

   Citröen suministrará unidades de su C-Zero, un coche desarrollado a partir de un proyecto conjunto con Mitsubishi, de cuatro plazas y con capacidad de alcanzar una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora.

   Cuenta con una autonomía de 130 kilómetros y con una batería de ión-litio que se recarga al 100% en seis horas mediante una toma de corriente convencional. También puede recargarse al 80% en treinta minutos mediante una toma de corriente continua, y permite además una recarga del 25% en cinco minutos.

   Según las mismas fuentes, la materialización efectiva del pedido por parte de FCC está condicionada a que resulten satisfactorias las pruebas de un vehículo de serie que Citröen deberá proporcionar al grupo.

   Por el momento, FCC ha comenzado ya a adaptar sus edificios con la puesta en marcha de las primeras plazas de aparcamiento con puntos de recarga para coches eléctrico.

   La compañía que preside Baldomero Falcones inauguró esta semana las primeras plazas de parking eléctricas en su sede de Federico Salmón (Madrid), que se sumaron a las dos con que ya cuenta en el aparcamiento de la Torre Picasso desde 2010, cuando este emblemático edificio se convirtió en el primer rascacielos en contar con una dotación de este tipo.

   Todo ello se enmarca en la apuesta de FCC por su nuevo negocio de energías renovables, uno de los tres que integran el ‘core business’ de la compañía junto con las infraestructuras y los servicios, y al que confía gran parte de su crecimiento para los próximos años.

 

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés