Actualizar

lunes, enero 30, 2023

Málaga, nuevos puntos de carga de coches eléctricos

La infraestructura es del fabricante alemán Siemens, líder del consorcio europeo. Se trata de puntos de corriente alterna y permiten la carga de 20 vehículos simultáneamente ya que tienen dos conexiones cada uno.

Endesa, en el marco del proyecto europeo ‘Green eMotion’, ha puesto en marcha 10 nuevos puntos de recarga para vehículos eléctricos que permiten realizar una gestión real de la recarga, es decir, que permiten modificar la potencia con la que cada vehículo está cargando.

   La infraestructura es del fabricante alemán Siemens, líder del consorcio europeo. Se trata de puntos de corriente alterna y permiten la carga de 20 vehículos simultáneamente ya que tienen dos conexiones cada uno. La infraestructura civil y eléctrica del montaje ha sido realizada por el Ayuntamiento de Málaga.

   A través de estos nuevos puntos de recarga, según ha informado Endesa este lunes en un comunicado, será posible gestionar la potencia de manera local, con lo que la instalación eléctrica necesaria es más barata y se optimiza, facilitando el despliegue de nuevos aparcamientos eléctricos.

   Por ejemplo, si hay un solo vehículo eléctrico cargando, se podrá cargar a potencia máxima. Si, en otro caso, llegaran al punto de carga dos vehículos más, la potencia podría repartirse entre los tres, pero la potencia total que está demandando el ‘parking’ a la red es la misma.

   Con una carga controlada de los vehículos, se puede conseguir que estos carguen cuando, por ejemplo, haya más energía renovable, o cuando la energía sea más barata, favoreciendo una movilidad todavía más sostenible.

   El objetivo de ‘Green eMotion’ es lograr poner en marcha la gestión de carga inteligente en una de las regiones de demostración de este proyecto europeo como es Málaga, donde Endesa tiene además el centro de información y control del proyecto Zem2All, otro gran proyecto de movilidad eléctrica que se desarrolla en la capital andaluza.

LA GESTIÓN DE CARGA

   La gestión de la recarga permite distribuir la mayor corriente disponible a los postes de carga conectados a ellos, optimizando la estabilidad y la utilización de la red local. Si la demanda de la corriente de carga supera la corriente máxima disponible, se suspenderá o limitará el suministro de la corriente existente en los diferentes postes de carga.

   De esta manera, tal y como ha insistido Endesa, será posible evitar, no solamente las sobrecargas, sino también otros problemas de estabilidad de frecuencia y voltaje en la red.

‘GREEN EMOTION’

   El proyecto ‘Green eMotion’ nació en 2011 con un presupuesto de 42 millones de euros, una duración de cuatro años y con 42 socios europeos con el objetivo principal de establecer las bases para desarrollar la movilidad eléctrica a partir de la experiencia en una serie de proyectos demostrativos distribuidos por Europa.

   De esta forma, se pretende crear un marco único que facilite la implantación masiva del vehículo eléctrico, a partir de unos estándares europeos, y la demostración de las tecnologías relacionadas, tanto en el sector del transporte, como en el de energía o el de comunicaciones.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés