La incorporación del coche eléctrico a la flota de Endesa ahorra 3.000 toneladas de CO2 a la atmósfera en siete años

Desde 2010, la compañía, en el marco de su plan de renovación de flotas, ha sustituido el 32% de los vehículos de combustión de su flota de corto recorrido por vehículos eléctricos. Actualmente, cuenta con 26 vehículos eléctricos en su parque móvil y está previsto incorporar 11 más en los próximos meses.

Endesa ha evitado la emisión de más de 3.000 toneladas de CO2 gracias al uso de vehículos eléctricos puros e híbridos en su flota durante los últimos siete años, una cantidad equivalente a la absorción de carbono que realizaría en un año un bosque de tipo mediterráneo de más de 70 hectáreas de extensión.

Desde 2010, la compañía, en el marco de su plan de renovación de flotas, ha sustituido el 32% de los vehículos de combustión de su flota de corto recorrido por vehículos eléctricos. Actualmente, cuenta con 26 vehículos eléctricos en su parque móvil y está previsto incorporar 11 más en los próximos meses.

La compañía cuenta desde 2008 con la mayor flota de vehículos híbridos de España. La red de ventas de Endesa posee, en estos momentos, 407 modelos. Sólo con esta iniciativa, la empresa ha conseguido dejar de emitir a la atmósfera el equivalente a la capacidad de absorción de 28.800 árboles: cada vehículo de estas características emite una tonelada de CO2 menos al año que un automóvil de motor diesel.

El uso del vehículo eléctrico o híbrido comporta una importante mejora a escala medioambiental, pero también en lo relativo a gasto económico ya que su utilización ha supuesto para Endesa un ahorro anual de combustible de entre un 20 y un 40% en el caso de los vehículos híbridos.

En el caso de los vehículos eléctricos puros, en los últimos 4 años se han ahorrado un 80% de los costes de combustible: un vehículo eléctrico consume una media de 18 kWh en 100 km, con un coste de 2,50 euros, lo que su pone un ahorro de 1,60 euros diarios teniendo en cuenta la distancia media que recorre la flota de Endesa, según informa la compañía.

E-PARKING

A día de hoy, Endesa tiene disponible una extensa gama de productos de movilidad eléctrica que incluyen infraestructura de recarga y tecnologías de microredes, y ha integrado todo este desarrollo tecnológico en un e-Parking instalado en su sede social de Barcelona.

El e-Parking es un demostrador de gestión eficiente de recarga para flotas privadas de vehículo eléctricos. Con una superficie de 500 m2, el espacio cuenta con 24 puntos de recarga convencional, de 3,7 kW, que y emplean entre cinco y ocho horas en recargar completamente la batería de un coche eléctrico.

Dispone también del nuevo punto de recarga rápida FASTO (Fast Together) desarrollado por Endesa y Enel y que incorpora los tres tipos de conectores que existen actualmente en el mercado, con lo que se pondrán cargar todo tipo de vehículos eléctricos, independientemente del fabricante. Los vehículos pueden cargar casi completamente su batería en aproximadamente 15 minutos.

Además, el parking también cuenta con un punto de recarga bidireccional o vehicle to grid (V2G). Esta tecnología permite tanto que se recargue el vehículo normalmente como que el vehículo devuelva a la red la energía almacenada que no ha utilizado y dé así suministro eléctrico al edificio en un ciclo de eficiencia que se autoalimenta. Todos los puntos instalados comenzarán en breve a usar la electricidad procedente de las placas solares instaladas en la cubierta del edificio, con lo que la emisión de CO2 por kilómetro recorrido sería prácticamente nula.

El desarrollo del eParking está enmarcado en la iniciativa europea Green eMotion, un proyecto europeo de referencia en el impulso de la movilidad eléctrica.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés