Huelva, la procesionaria es un problema de salud pública

En declaraciones a los periodistas en Hinojos (Huelva), Fiscal ha lamentado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se niegue a considerar que los episodios que vive el Condado de Huelva con la procesionaria sean una plaga, lo que supone, a su juicio, «un obstáculo para su erradicación».

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal ha supervisado este miércoles junto al alcalde de Hinojos (Huelva), Miguel Ángel Curiel, los trabajos de fumigación terrestre contra la procesionaria que se llevan a cabo en los pinares de la localidad, al tiempo que ha defendido que éste es «un problema de salud pública» y ha exigido al Gobierno central que «actúe» al respecto.

En declaraciones a los periodistas en Hinojos (Huelva), Fiscal ha lamentado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se niegue a considerar que los episodios que vive el Condado de Huelva con la procesionaria sean una plaga, lo que supone, a su juicio, «un obstáculo para su erradicación».

De este modo, ha coincidido con el alcalde hinojero en que el tratamiento aéreo hubiera sido más efectivo, pero ante la negativa ministerial, se ha optado desde la Junta por la actuación terrestre. En concreto, ha ofrecido su colaboración al Ministerio, a la par que ha demandado que «se actúe y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con implantación en la zona, haga los estudios pertinentes».

En este sentido, Fiscal ha informado de que la Junta de Andalucía le va a exigir al Estado que asuma la investigación de alternativas para luchar contra esta plaga a través del Centro Superior de Investigaciones Científicas, ya que es «un problema de estado que afecta a todas las comunidades autónomas».

Se trata de «algo que consideramos de salud pública», ha agregado el consejero, quien ha remarcado que «ante una situación excepcional había que responder con medidas excepcionales» y de ahí su reivindicación para que se hubiera hecho un tratamiento aéreo.

De este modo, tras reiterar que, en su opinión, debe abordarse como un asunto de «salud pública», José Fiscal ha añadido que la Consejería de Salud «comparte al cien por cien» el diagnóstico de su departamento, incidiendo en que «hay que seguir trabajando para garantizar la salud».

Además, el alcalde de Hinojos y el consejero han indicado la afección que tiene esta plaga para el medio natural puesto que la cosecha de piña, por ejemplo, «se ha venido a cero», ha dicho Fiscal.

El titular de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha indicado que para luchar contra la procesionaria tal y como se encuentra es «imprescindible» realizar una fumigación aérea con ‘dimilín’, pero para ello es necesario que el Gobierno central otorgue un permiso especial para poder realizarla. Un permiso que le ha sido denegado a la Junta de Andalucía hasta en dos ocasiones, una el 27 de julio, y otra el 28 de septiembre.

Por ello, la Consejería ha iniciado los procesos de fumigación terrestre en terrenos de uso público, principalmente en las zonas más cercanas al casco urbano.

El consejero ha explicado que estos trabajos no se tratan de una medida extraordinaria, sino que están incluidos en los planes regionales de fumigación y se están realizando tanto en Huelva, como en toda Andalucía.

La Consejería contemplaba para este año una serie de actuaciones filosanitarias entre las que destacaban los tratamientos aéreos, la colocación de trampas de feromona y trabajos terrestres con cañón pulverizador.

Fiscal ha recalcado que la Junta de Andalucía «no se va a cansar de pedirle al Gobierno central que autorice la fumigación aérea», porque está en riesgo un sector productivo como el del piñón, pero lo más importante, porque «está afectando a la salud de miles de personas que viven en el Condado de Huelva».

Los trabajos de fumigación terrestre en la provincia de Huelva comenzaron el pasado 27 de noviembre, y concluirán entre el 4 y el 9 de diciembre. En total se tratarán unas 140 hectáreas de Almonte, Moguer, Bonares, Hinojos, y de toda la costa onubense, desde Ayamonte hasta Punta Umbría.

ROMERÍA DEL ROCÍO

De otro lado, cuestionado por la afectación que tendría la procesionaria en la próxima romería del Rocío, el consejero ha añadido que estarán pendientes para minimizar los efectos negativos, pero ha agregado que, una vez se acerque la fecha, se analizará la situación para actuar en consecuencia, dejando claro que «no se puede arrasar» el medio natural sino actuar para paliar en la medida que se puede el impacto. «Cuando se acerque la fecha se analizará si hay que hacer trabajo específico», ha concluido.

EP

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Animales tóxicos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Cuánto pesa el planeta Tierra

Qué son las especies invasoras

Animales tóxicos

Protección de la UE al lobo retrocede