Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

Más y más potentes medidas para evitar los atropellos de lince en las carreteras andaluzas

Durante su intervención, Fiscal ha explicado que en la actualidad se está tramitando una modificación sustancial de este proyecto, coordinado y liderado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, para transferir a Fomento y Vivienda la cantidad de 236.000 euros, con el fin de realizar más medidas correctoras en las vías de comunicación de su competencia.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, ha informado de las medidas que está llevando a cabo la administración autonómica para reducir los atropellos de lince ibérico en las carreteras y caminos de la comunidad.

En este sentido, ha recordado, en una comparecencia en la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Parlamento de Andalucía a propuesta de Podemos, el protocolo suscrito entre su departamento y la Consejería de Fomento y Vivienda para desarrollar actuaciones orientadas a evitar accidentes en carretera para atropello de fauna, una iniciativa que cuenta con una inversión de 1,2 millones de euros y que se enmarca dentro de las acciones previstas en el proyecto europeo LIFE para la ‘Recuperación de la distribución histórica de lince ibérico en España y Portugal (Iberlince)’.

Durante su intervención, Fiscal ha explicado que en la actualidad se está tramitando una modificación sustancial de este proyecto, coordinado y liderado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, para transferir a Fomento y Vivienda la cantidad de 236.000 euros, con el fin de realizar más medidas correctoras en las vías de comunicación de su competencia. También se ha solicitado a la Unión Europea la incorporación del Ministerio de Fomento a este programa con un presupuesto de 1,1 millones de euros para la ejecución de medidas de permeabilización en las carreteras de su responsabilidad.

En este sentido, ha aclarado que en el marco de dicho protocolo, en la carretera A-481 entre Villamanrique de la Condesa, Hinojos y Chucena, en el entorno de Doñana, se han realizado actuaciones de vallado, colocación de cuatro carteles con la inscripción ‘Atención paso de linces’ y un tratamiento superficial en el firme de Una longitud aproximada de tres kilómetros para aumentar el ruido provocado por el paso de vehículos. Además, se está llevando a cabo un control de la vegetación adyacente a la carretera, con el doble propósito de alertar a los animales y advertir a los conductores del tránsito por una zona de peligro por la existencia de fauna.

Igualmente, se ha realizado el vallado desde el punto kilométrico 14.400 al 15.750 de la carretera A-421 de Villafranca de Córdoba a Villanueva de Córdoba, en Guadalmellato, en Sierra Morena.

Así mismo, durante 2016 se ha redactado y aprobado el proyecto de construcción de paso de fauna bajo la carretera A-483 entre Almonte y El Rocío, cercano al polígono industrial Matalagrana, que cuenta con un presupuesto de 800.000 euros.

Además de los trabajos incluidos en dicho protocolo, la Consejería de Fomento y Vivienda, en coordinación con los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, está realizando diversas actuaciones en otras carreteras autonómicas con presencia del lince ibérico (Doñana y Sierra Morena).

En esta línea, Fiscal ha informado las actuaciones realizadas en la zona Doñana-Aljarafe, en concreto, en la A-474 de Castilleja de la Cuesta a Almonte por Pilas y en la A-483 de Almonte a Matalascañas, donde además de la reparación de tramos de cerramientos, y trabajos de drenaje y desbroce se han colocado señales verticales P-24 de advertencia de peligro por paso de linces a lo largo de la carretera. A ello hay que añadir las actuaciones que se han llevado a cabo en la A-494 de San Juan del Puerto a Matalascañas por Mazagón, así como en la A- 8050 de la Puebla del Río a la Venta El Cruce, en la A-8060 de pilas a Villamanrique de la Condesa, en la A-8061 de Pilas a Carrión de los Céspedes y en la A-484 de Bonares a Almonte.

En Sierra Morena, la Consejería de Fomento y Vivienda ha actuado en la zona de Guadalmellato (Córdoba), en la carretera A-3001 de Adamuz, en la A-421 de Villafranca de Córdoba a Villanueva de Córdoba y en la A-420 de Marmolejo a Cardeña.

En la provincia de Jaén las acciones se realizan en la A-303 de Guarromán a Linares, A-312 de Linares a Beas de Segura, A-6177 de Andújar a Santuario de La Cabeza, en la A-6178 de Santuario de La Cabeza a límite de la Comunidad y en la A-301 de La Carolina a Úbeda. Cabe destacar que se dará prioridad a las medidas adicionales previstas en esta última vía de comunicación, en cual se han registrado dos atropellos este año y otros dos el año anterior, a pesar de haberse reforzado la señalización de la misma con la colocación de 22 señales y la realización de limpieza y desbroce de márgenes.

En este sentido, el consejero ha recordado que en 2014, justo antes de la ejecución de casi todas estas medidas, el número de muertes por atropello fue de 22 ejemplares, mientras que en 2015, con muchas de estas actuaciones ya avanzadas, bajó a diez. No obstante, en lo que va de año se han producido diez muertes por atropellos: cuatro en Doñana, dos en Andújar, tres en Guarrizas y una en Guadalmellato.

De otro lado, el aumento de ejemplares de linces –de 94 en 2002 a 327 en 2014– y de la superficie en la que se asientan –de 30.000 hectáreas a 135.000 hectáreas– eleva el número de atropellos. Es decir, cuanto mejor esté la situación de este felino más superficie ocupa y, por tanto, más carreteras pueden cruzar en su búsqueda de presas.

Por último, el consejero ha pedido colaboración de los ciudadanos, en general, y de los conductores, en particular, para evitar la muerte de ejemplares de lince ibéricos en las carreteras andaluzas.

«CADA LINCE QUE MUERE ES UNA POSIBILIDAD PERDIDA»

Por parte de Podemos, la parlamentaria Mercedes Barranco ha expresado su opinión de que, aunque hay muchas «buenas» medidas, «se puede hacer mucho más» para evitar este tipo de accidentes, que no pueden suprimirse al 100 por ciento, aunque sí establecer «medidas correctoras y preventivas».

A juicio de Barranco, con el cambio de categoría, de ‘en peligro crítico’ a ‘en peligro’ de extinción, se ha creado «una falsa sensación de que la especie ya está a salvo», cuando «se deben implementar todas las medidas posibles, porque cada lince que muere es una posibilidad perdida».

Por todo ello, la diputada de la formación morada ha propuesto un plan de choque para frenar los atropellos, con una partida permanente de dinero para mantener carreteras, y una actuación de «imperiosa» necesidad para recuperar al conejo en tanto que principal alimento de este predador.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés