La erupción del Bárbangunga (Islandia) será ‘leve’

En este caso, ha señalado que el magma ha encontrado una salida «fácil» a la superficie a pesar de que le ha costado bastante tiempo y parece que, en principio, la salida del magma se mantendrá de forma fisural, lo que en principio provoca situaciones «bastante tranquilas».

La erupción del volcán islandés Bárdarbunga es diferente a la que en 2010 ocasionó una crisis aérea durante varias en toda Europa la erupción del Eyjafjallajökull, tanto que podría convertirse en una eclosión de magma «muy turística» y apenas sin problemas aéreos, según un experto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Así, Joan Martí, investigador del CSIC en el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera, ha explicado a Europa Press que la situación es diferente a la de hace cuatro años por varios motivos. En primer lugar, este volcán tiene «más historia sísmica», es decir que se está produciendo de una manera más lenta, frente al Eyjafjallajökull, en el que la salida del magma fue muy rápida y después explotó en el glaciar, provocando la nube de cenizas que afectó a tantos vuelos.

En este caso, ha señalado que el magma ha encontrado una salida «fácil» a la superficie a pesar de que le ha costado bastante tiempo y parece que, en principio, la salida del magma se mantendrá de forma fisural, lo que en principio provoca situaciones «bastante tranquilas».

- Advertisement -

Por ello, aunque la evolución es difícil de prever «no se espera una columna de cenizas» sino más bien que se quedará en ríos de lava, aunque lo que está por saber es «cuanto durará». «Estamos aún en la fase inicial de la erupción, así que hay que esperar a ver cómo evolucionará el magma en profundidad», ha añadido.

El investigador ha precisado que el cráter principal del Barbandunga está bajo el glaciar Dyngjujokully y que, en este caso,se ha producido un considerable movimiento sísmico bajo el glaciar pero, finalmente, el magma, a través de diques y fisuras, ha salido al norte del glaciar, por una zona en la que no hay hielo, por lo que no se ha formado ceniza. «Es más tranquilo y hay menos explosividad. En todo caso, ha indicado que el glaciar se ha fracturado «bastante».

Precisamente, al no haber interacción con el hielo no se prevé una generación de ceniza, por lo que cree que no habrá riesgo para el tráfico aéreo.

«Probablemente acabe siendo una erupción muy turística porque la gente se podrá acercar bastante a verla, al menos de momento. Hay que ver cómo evoluciona. En todo caso, las autoridades islandesas de Protección Civil han cerrado la zona para evitar problemas», ha comentado.

OTROS RIESGOS

Sin embargo, más allá de los riesgos derivados de una situación de este tipo, ha añadido que es «muy difícil» que si un glaciar de este tipo se funde pueda volver a solidificarse rápidamente ya que, aunque la cantidad de precipitación y nieve en Islandia es destacable, la formación de un glaciar es muy lenta, a través de cientos de años. «A escala humana no se recuperaría el glaciar. Faltarían muchas generaciones para que se volviera al mismo estado», ha subrayado.

En este sentido, ha indicado que «lo más peligroso» en una eventual fusión del glaciar serían las grandes avenidas de agua. En el caso de Islandia, ha minimizado el problema a nivel de población porque se trata de una zona de baja densidad, pero ha pronosticado que podría provocar graves daños a infraestructuras como carreteras. «De momento eso no se ha producido porque el glaciar no se ha fundido», ha puntualizado.

Por otro lado, ha comparado la situación islandesa con la de la erupción del volcán submarino de El Hierro, que era «mucho más pequeño». En todo caso, ha recordado que «no sería raro» esta misma actividad fisural en el archipiélago Canario, porque ya se ha producido en la historia. La diferencia con el país noreuropeo es la ausencia de glaciarismo, lo que minimiza el riego.

Sobre la actividad volcánica del archipiélago, el investigador del CSIC ha confirmado que hay un repunte y que tras la erupción submarina de El Hierro se han producido movimientos de magma que, sin embargo,no han terminado con manifestaciones en la superficie. «Hay un repunte de la actividad volcánica en Canrias, pero no se sabe cuando va a producirse», ha apostillado.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés