Andalucía levanta más de 39 actas con irregularidades en etiquetado de alimentos ecológicos

Para contar con una visión más completa del sector ecológico, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, competente en materia de consumo, asignó inicialmente a diferentes comunidades autónomas un número determinado de controles de etiquetado y toma de muestras, como ha indicado el Gobierno andaluz en una nota.

Los servicios provinciales de Consumo de la Junta de Andalucía han levantado un total de 39 actas positivas o con irregularidades en el etiquetado y en las informaciones que ofrecen alimentos declarados ecológicos. Los incumplimientos se han detectado en el marco de una campaña de ámbito nacional en la que ha participado la Junta, para comprobar el cumplimiento de la normativa vigente.

Para contar con una visión más completa del sector ecológico, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, competente en materia de consumo, asignó inicialmente a diferentes comunidades autónomas un número determinado de controles de etiquetado y toma de muestras, como ha indicado el Gobierno andaluz en una nota.

En este sentido, a Andalucía le correspondieron un total de 90 análisis de etiquetado, aunque finalmente realizó 108, y once muestras. Le siguen Canarias, con 30 controles y diez muestras; Cantabria, con cinco y cinco; Castilla-La Mancha, con 50 y diez; Galicia, con 15 y diez; Madrid, con 25 y diez; Murcia, con 20 y ocho; Navarra, con 20 y ocho; Rioja, con 20 y ocho; Comunidad Valenciana, con 30 y diez; y Castilla-León, con diez muestras.

- Advertisement -

De este modo, durante 2014 los inspectores de la Junta han realizado un total de 108 controles de tres tipos de productos, en las provincias de Sevilla (37), Granada (26), Málaga (24) y Jaén (21).

El resultado de estas actuaciones ha sido el levantamiento de un total de 39 actas positivas o con irregularidades (36,1% del total). En concreto, se han encontrado incumplimientos en todos los productos cárnicos examinados y en el 50 por ciento de las conservas vegetales, así como en el 32,2 por ciento de las grasas comestibles, vigilando diferentes tipos de aceites (girasol, oliva sésamo, linaza y otros).

LA MAYORÍA, EN COMERCIOS DE ALIMENTACIÓN TRADICIONAL

El mayor número de incumplimientos se ha detectado en comercios de alimentación tradicional, con un 54,5 por ciento de las actas positivas. Le siguen los supermercados, con el 48 por ciento, y las grandes superficies con un 42,8 por ciento.

Con relación al origen de las irregularidades, el 10,4 por ciento viene motivado por no indicar el lugar en el que se han obtenido las materias primas agrarias, sin distinguir si procede de la Unión Europea (UE) o de terceros países. Además, el 8,2 por ciento no muestra en el mismo campo visual del etiquetado la denominación, cantidad neta y fecha de caducidad.

Igualmente, se ha comprobado que no figura el logo ‘UE’ en el tamaño mínimo establecido por la normativa (7,5% de los casos), ni el domicilio completo del responsable, fabricante, envasador o vendedor dentro de la UE (7,2%). Tampoco aparece la marca de conformidad de la entidad de control de la última operación de producción u operación de etiquetado (6,3% de los supuestos analizados).

SANCIONES DE ENTRE 200 Y 5.000 EUROS

Estos incumplimientos constituyen infracciones leves con sanciones de entre 200 y 5.000 euros, según la Ley 13/2003 de Defensa y Protección de los consumidores y usuarios de Andalucía.

Desde la Secretaria General de Consumo de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales se aconseja comprobar el etiquetado de estos alimentos, que debe indicar si se trata de un producto agrario vivo o no transformado o bien un producto transformado.

Para más información sobre el etiquetado de alimentos en general, puede consultarse el microespacio didáctico de la Junta de Andalucía disponible en la plataforma multicanal de Consumo Responde.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés