El 40% de las ventas de atún rojo son fraudulentas

«Carece de sentido que, si se incrementan las capturas, éstas se asignen a flotas que nunca pescaron atún rojo, al menos de manera legal, y que no se han comprometido con la sostenibilidad de la especie», ha añadido.

La empresa de atún rojo Balfegó ejecutará inversiones por valor de seis millones de euros a partir de 2016, si bien están condicionadas a un aumento de la cuota de pesca de este túnido, ha informado en un comunicado este martes.

«Las inversiones están condicionadas a que el aumento de cuota respete los derechos históricos de captura y la contribución que empresas como la nuestra hemos hecho para recuperar esta especie», ha dicho el presidente de Grupo Balfegó, Manel Balfegó, en la VIII Jornada Científica del Atún Rojo que se ha celebrado en L’Ametlla de Mar.

«Carece de sentido que, si se incrementan las capturas, éstas se asignen a flotas que nunca pescaron atún rojo, al menos de manera legal, y que no se han comprometido con la sostenibilidad de la especie», ha añadido.

- Advertisement -

Así, Grupo Balfegó solicitará en la próxima reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat), que tendrá lugar del 10 al 17 de noviembre en Malta, que los países miembro de este organismo establezcan un veto a la compra de atún rojo procedente de Turquía.

Según la compañía catalana, «existen evidencias de que este país ha comunicado oficialmente que no va a cumplir con la normativa de Iccat, y específicamente en los límites de las capturas que se establecieron para cada país en 2014».

También han asistido a la jornada el secretario general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Andrés Hermida, y la directora general de Pesca y Asuntos Marítimos de la Generalitat, Àngela Seira.

Hermida ha sostenido que el Gobierno estima que el aumento de cuota de capturas establecido en años anteriores es insuficiente y que solicitará en el Consejo de Europa que la UE defienda en Iccat el adelanto para el año que viene de las subidas pactadas para 2016 y 2017, y que se adelante también al próximo año la fecha fijada para la próxima evaluación del ‘stock’ de atún rojo, que en principio sería en 2017.
FRAUDE

En el marco de la jornada científica se ha presentado un informe, elaborado por la investigadora titular del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (Ceab) Ana Gordoa, que indica que el 40% de las ventas de atún rojo son fraudulentas.

Así, en el 40% de los casos estudiados –el periodo de muestreo abarca desde enero a diciembre de 2015 y aún se están recopilando datos– la especie de túnido que se comercializa no corresponde con la que es realmente, un fraude que se da tanto en mercados centrales, como en pescaderías y restaurantes.

En concreto, en el 90% de estos casos se vende como atún rojo otras especies, principalmente patudo y rabil o atún de aleta amarilla, mientras que en el 10% restante se comercializa atún rojo como si fuera otra especie, debido a su procedencia de pesca ilegal.

Ninguno de los puntos de venta y restaurantes donde se ofrecía atún rojo disponía del Documento de Captura de Atún Rojo (DAC), obligatorio como norma de la Iccat en su plan de recuperación de la especie, y en el 78% de los casos el etiquetado presentaba deficiencias de información.
El estudio comprende toda la cadena comercial, y las muestras se han recogido en todas las localidades del litoral de Catalunya, en las capitales de las provincias de Girona, Barcelona y Tarragona y en los mercados centrales de Madrid, Barcelona y Málaga.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés