Ecologistas de Murcia critican el deterioro del aire

Ecologistas en Acción ha denunciado públicamente que la contaminación por ozono y por partículas PM10 se han convertido en una «constante» en la Región de Murcia, mientras que la contaminación industrial es un problema «significativo» en Alcantarilla, Valle de Escombreras y La Aljorra. Frente a ello, ha reclamado medidas para reducir el tráfico motorizado como las adoptadas recientemente en Madrid, así como una mayor presión a la industria para controlar y limitar sus emisiones.

Así lo han hecho saber en rueda de prensa el responsable del área de Calidad del Aire de Ecologistas en Acción, Pedro Belmonte, quien considera «necesario» reducir el tráfico en todas las ciudades, especialmente en las de gran tamaño como Lorca, Cartagena y Murcia. Es lo que se denomina «pacificación» del tráfico, que implica más peatonalización y un mayor desarrollo del transporte público.

Y es que «si una persona tarda tres cuartos de hora en desplazarse de Puente Tocinos a Murcia, tenderá inevitablemente a coger el vehículo privado», según Belmonte, quien también ha señalado la necesidad de replantearse los ejes de comunicación viaria porque, muchas veces, el hecho de incorporar un carril a la autovía «no ayuda a la larga a pacificar el tráfico».

INFRAESTRUCTURA DE MEDICIÓN «OBSOLETA»

Belmonte ha comparecido acompañado por el portavoz de la Plataforma Aire Limpio de Alcantarilla, Jesús Cano, para presentar el informe sobre la calidad del aire que la organización ecologista presenta anualmente y que ha puesto otra vez de relieve el deterioro de la calidad del aire. Frente a ello, critica que la infraestructura de medición de la contaminación atmosférica de la Comunidad «se ha quedado obsoleta».

De hecho, ha recordado que la red de vigilancia atmosférica «ya pasó en 2010 de diez a ocho estaciones medidoras fijas» y, además, cada una de ellas cuenta con unos analizadores fijos para determinados contaminantes que ya han cumplido su vida media lo que genera «fallos técnicos». Por todo ello, ha reclamado un aumento del número de estaciones medidoras fijas (sitios como Cieza, Jumilla y Yecla no cuentan con una) y que midan todos los contaminantes específicos.

En el caso del ozono troposférico, que en las capas bajas de la atmósfera «es un poderosos contaminante», los niveles se han superado los valores máximos 45 días al año en la estación de Caravaca de la Cruz y 31 días en Lorca, cuando el límite de la normativa nacional está fijado en 25 días al año.

No obstante, Belmonte explica que esta normativa estatal «se ha quedado obsoleta» y habría que adoptar las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que rebaja el valor límite de 120 microgramos por metro cúbico que establece la normativa estatal a 100 microgramos.

Si se atiende a esta normativa de la OMS, la estación de Murcia-Alcantarilla supera el valor límite 104 días al año; Alumbres 166 días al año, Lorca 147; y Caravaca de la Cruz 145. «Es decir, prácticamente todas las estaciones de la red de vigilancia atmosférica están superando estos valores límites de la OMS entre dos y cuatro meses al año», añade.

En cuanto a la contaminación por partículas, ha señalado que las partículas gruesas PM10 presentan un comportamiento «moderado» ya que ninguna estación de la Región ha superado el límite legal de los 35 días al año que establece la normativa estatal.

No obstante, si se emplea el criterio de la OMS, cuatro de las ocho estaciones de la red de vigilancia atmosférica (San Basilio-Murcia, Lorca, Mompeán-Cartagena y La Aljorra-Cartagena) superan los valores anuales, tres estaciones más que en 2015, cuando solo la rebasó la de San Basilio.

En el caso de las micropartículas PM2.5, ha destacado que la Comunidad «no ofrece ningún dato hasta ahora», lo que «no es de recibo». Además, ha criticado que solo la estación de Mompeán mide este tipo de partículas, por lo que pide que su medición se haga extensiva al resto.

CONTAMINACIÓN POR DIÓXIDO DE AZUFRE

Ecologistas en Acción también ha examinado los datos de dióxido de azufre, un contaminante que hasta ahora «estaba circunscrito a la zona del Valle de Escombreras y Alumbres». En este caso, señala que en 2016 ninguna de las estaciones ha registrado una superación de los valores límite que establece la normativa estatal.

No obstante, la OMS también rebajó los límites diarios de protección de la salud de 125 microgramos a 20 microgramos «en base a la evidencia científica». Así, la estación de Escombreras sí habría superado 19 días al año esos valores de la OMS y Alumbres siete días.

En cuanto al dióxido de nitrógeno, asociado fundamentalmente a las emisiones del tráfico rodado, la estación de San Basilio ha venido superado en los últimos años el límite máximo, fijado en 40 microgramos, pero en 2016 «no lo supera, sino que se quedó en 36,6 microgramos».

No obstante, Belmonte ha señalado que la estación de San Basilio no registró datos durante 21 días del mes de octubre, por lo que desconoce si la moderación en la medición se debe a una mejora de las emisiones del tráfico rodado o si está relacionada con esos 21 días en los que no estuvo operativo.

BENCENO, TOLUENO y XILENO

Por otra parte, Belmonte ha criticado que los niveles de benceno, tolueno y xileno solo se miden en las estaciones de Murcia, Alcantarilla y Alumbres, por lo que ha reivindicado que su medición se extienda a toda la red de vigilancia.

En el caso del benceno, exceptuando algún episodio «esporádico», se mantiene en «niveles generales bajos», teniendo en cuenta que este contaminante solo se mide en Alumbres y Alcantarilla.

En cambio, Belmonte ha criticado que hay un «problema serio» con el tolueno, ya que la legislación estatal no establece un valor límite. En este caso, la estación de Alcantarilla ha registrado a partir del mes de junio «picos anormalmente altos» de este contaminante, ya que se han disparado desde un valor habitual que oscila entre 5 a 10 microgramos a valores que rozan los 738 microgramos el 17 de octubre.

Esto quiere decir, según Belmonte, que «no se ha resuelto todavía el problema de la contaminación industrial». Así, Cano ha instado a denunciar este tipo de situaciones porque, después de que la Plataforma Aire Limpio pusiera esta situación en conocimiento de la Administración, se señaló donde estaba el foco y «los niveles de tolueno han vuelto a la normalidad de forma sorprendente».

EMISIONES INDUSTRIALES

Belmonte ha remarcado también la existencia de tres grandes focos industriales, en Alcantarilla y su entorno, el Valle de Escombreras y Alumbres y La Aljorra.

En el caso de Alcantarilla, ha recordado el episodio de malos olores y contaminación que afectó al instituto Sanje, y por el que el Juzgado abrió diligencias informativas en las que se han personado tanto Ecologistas en Acción como la Plataforma Aire Limpio como acusación.

En La Aljorra, ha criticado que dos plantas industriales están incinerando bisfenol A, que es un disruptor endocrino, así como otros residuos tóxicos y peligrosos. A este respecto, ha advertido que la incineración no es la mejor manera de acabar con los residuos, ya que tiene impacto ambiental y en la salud pública.

Por eso, ha pedido al Gobierno regional que se revise la autorización ambiental integrada de estas dos plantas, con el objetivo de que paralicen estas labores de incineración. Además, ha reclamado un estudio epidemiológico sobre la población del entorno.

Ecologistas en Acción también ha arremetido contra las quemas agrícolas en Cieza, que son provocadas empleando antorchas para evitar las heladas en las variedades extratempranas de frutas y por la quema de residuos de podas. Todo ello, lamenta, provoca problemas de contaminación «bastante graves» que afectan a Cieza y su entorno, por lo que ha solicitado «alternativas» a la Comunidad.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés