El Mar Negro es especialmente sensible a los cambios climáticos

El Mar Negro semiaislado es muy sensible a los cambios climáticos ambientales y sus sedimentos subyacentes representan un archivo de alta resolución del pasado del clima continental y los cambios hidrológicos concurrentes en la cuenca, según concluye una investigación. El Mar Negro salobre recibe aguas saladas del Mediterráneo por el estrecho de Bósforo y agua dulce de los ríos y precipitaciones, pero durante los bajos niveles glaciales del mar, la conexión marítima se vio obstaculizada, y el Mar Negro funcionó como un lago gigante.

   Usando una combinación de técnicas de ADN antiguo y herramientas avanzadas para reconstruir el clima pasado, investigadores de la ‘Woods Hole Oceanographic Institution’ (WHOI), en Estados Unidos, han determinado cómo las comunidades de plancton del Mar Negro han respondido a los cambios en el clima y la influencia de los seres humanos en los últimos 11.400 años, una investigación que hacen pública en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

   Los investigadores tradicionalmente reconstruyen la composición del plancton utilizando un microscopio para contar los esqueletos fósiles que se encuentran en los núcleos de sedimentos. Sin embargo, este método está limitado porque la mayor parte del plancton no deja fósiles, así que estos expertos buscaron la genómica de los restos sedimentarios de los últimos habitantes de la columna de agua del Mar Negro.

   «El ADN ofrece una mejor oportunidad para aprender del pasado ecológico del Mar Negro», explica el paleoecólogo marino de WHOI Marco Coolen. «Por ejemplo, dinoquistes calcáreas y orgánicas de pared se utilizan con frecuencia para reconstruir las condiciones ambientales del pasado, pero el 90 por ciento de las especies de dinoflagelados no produce esas formas de resistencia para el diagnóstico, sin embargo, su ADN se mantiene en el registro fósil», agrega.

- Advertisement -

   Los antiguos rastros de ADN en los sedimentos marinos hasta ahora han sido utilizados para la reconstrucción selectiva de grupos específicos de plancton. En cambio, los investigadores utilizaron un enfoque de secuenciación de ADN de alta generación llamado pirosecuenciación para buscar los cambios generales de plancton en el mar tras la deglaciación en los últimos tiempos, además de reconstruir los cambios pasados ??en la salinidad y la temperatura como posibles causas de los cambios de la comunidad de plancton en el Mar Negro.

   El estudio reveló que 150 de 2.710 plancton identificados mostraron una respuesta estadísticamente significativa a cuatro etapas ambientales desde el deglacial. Algas verdes de agua dulce fueron las mejores especies indicadoras de las condiciones del lago hace desde hace más de 9.000 años, aunque la co-presencia de especies no identificadas previamente de plancton marino indicó que el Mar Negro podría haber sido influenciado en cierta medida por el Mar Mediterráneo durante al menos los últimos 9.600 años.

   Los dinoflagelados, Cercozoa, eustigmatophytes y algas Haptophyta respondieron más dramáticamente al aumento gradual de la salinidad después de la última reconexión marina y durante el cálido y húmedo óptimo climático del Holoceno medio. La salinidad aumentó rápidamente con el inicio de la etapa del clima seco Subboreal.

   Hace 5.200 años se produjo un aumento en los hongos marinos y la primera aparición de copépodos marinos. Una sucesión gradual de fitoplancton como dinoflagelados, diatomeas y algas de oro se produjo durante la actualización del Mar Negro con la llegada del clima frío y húmedo subatlántico hace unos 2.500 años. Los cambios más drásticos en el plancton se produjeron durante el siglo pasado asociados a los recientes disturbios humanos en la región.

   Los nuevos hallazgos muestran cómo los ecosistemas marinos son sensibles son al clima y el impacto humano. La secuenciación de alto rendimiento de las antiguas firmas de ADN permite reconstruir una gran parte de la vida oceánica antigua incluidos los organismos que no se conservan como fósiles, señalan los investigadores.

   Coolen añade que el ADN antiguo del plancton ni siquiera se conserva en los sedimestos lacustres más antiguos del Mar Negro analizados cuando la columna de agua fue más probable que estuviera bien mezclada y oxigenada. A su juicio, esto significa que el ADN del antiguo plancton podría ser ampliamente conservado en los sedimentos y es probable que se puede utilizar para reconstruir la vida en la mayoría de los ambientes oceánicos y el lago.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés