Activistas de Greenpeace despliegan una pancarta en el Grand Prix de F1 para pedir a Shell que no destruya el Ártico

Activistas de Greenpeace Bélgica han eludido la seguridad en el Gran Premio Shell de Fórmula 1 de Bélgica y han escalado el tejado de la tribuna principal para desplegar una pancarta de 20 metros de largo, dirigida al palco de los invitados VIP con el lema: “¿Petróleo en el Ártico? Shell NO”. Con esta acción, dirigida contra los planes de perforación de la petrolera en el Ártico, Greenpeace pide a Shell que no destruya este ecosistema único.

Shell es el patrocinador principal del Gran Premio de Bélgica, que paga millones para tener su logo alrededor de la pista. Antes de el inicio de la carrera, dos parapentes han volado sobre el circuito, portando una pancarta que denunciaba los planes de explotación petrolífera de Shell en el Ártico. Un tercer equipo de activistas han modificado el logo de Shen en la legendaria curva de Raidillon en la pista del circuito Spa, que ha sido retirado por la policía.

“Este Gran Premio es el evento más grande de Shell del año. Se han gastado millones de euros para insertar su logo en todos los rincones del circuito y entretener a decenas de invitados VIP, pero de la única cosa que no quieren hablar es de sus planes de perforación petrolífera en el Ártico. Por eso estamos aquí, para que el público y los fans de la F1 sepan realmente a qué se dedica esta compañía”, ha declarado Tony Martin uno de los escaladores que ha subido al tejado de la tribuna.

Shell ha invertido 5.000 millones de dólares en su programa Ártico, pero después de una serie de contratiempos (incluida una plataforma encallada y el incendio de un barco de perforación) Shell se vio obligada a abandonar sus planes de búsqueda de petróleo frente a las costas de Alaska este verano. Sin embargo, la compañía ha firmado un acuerdo con la gigante estatal Rusa Gazprom para explotar el Ártico ruso, una región donde las normas son laxas y los accidentes son frecuentes.

Más de 3.5 millones de personas se han unido a Greenpeace en su movimiento para salvar el Ártico. Una de estas personas que está en el techo de la tribuna es Vanessa Hall, ex concejala del Ayuntamiento de Manchester (Reino Unido) que ha asegurado: “Este deporte tiene que ver con las últimas tecnologías de ingeniería y seguridad, pero el programa de explotación petrolífera de Shell en el Ártico se basa en una tecnología desarrollada mucho antes de que hubiesen nacido los pilotos de hoy en día. Y por supuesto, la única razón por la que Shell puede explotar el Ártico se debe al cambio climático que está provocando el deshielo ártico, y van a perforar en busca de más bolsas de petróleo, petróleo que está causando precisamente el deshielo, es una locura”.

“De pequeño era fan de los Grandes Premios, pero no soy fan de lo que Shell está haciendo en el Ártico. En este momento estamos en la carrera de nuestras vidas contra Shell, una compañía que considera el deshielo del Ártico como una oportunidad de negocio, en lugar de una advertencia. Cada piloto y fan de la F1 sabe que un vertido de aceite en las pistas es un desastre; un derrame de petróleo en el Ártico sería catastrófico. Esperemos que cuando escuchen lo que Shell quiere hacer se unan al movimiento de casi cuatro millones de personas para salvar el Ártico”, ha concluido Kumi Naidoo, director ejecutivo de Greenpeace Internacinal.

http://www.greenpeace.org/ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés