El Gobierno aprueba el reglamento de emisiones industriales que reduce el plazo de la autorización ambiental

El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto que aprueba el reglamento de emisiones industriales y desarrollo de la Ley 16/2002 de 1 de julio de prevención y control integrado de la contaminación, según ha informado la vicepresidenta del Gobierno en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo.

   Así, ha explicado que, con esta norma se completa la trasposición de la Directiva Europea sobre emisiones industriales incorporando, a la vez, medidas que simplifican y agilizan los trámites administrativos para la concesión o la denegación.

   Según la vicepresidenta, este reglamento establece un marco en el que se incorpora mejoras, de carácter administrativo y de inspección y control para garantizar una mejor protección del medio ambiente.

   En cuanto a las mejoras de carácter administrativo, ha precisado que se incorporan procedimientos simplificados que acortan «aún más» los plazos de tramitación para la autorización o denegación de la autorización ambiental integrada.

- Advertisement -

   La Ley 5/2013 ya reduce a un mes el plazo del otorgamiento y ahora se va «aún más allá». De este modo, ha añadido que se establecen dos supuestos simplificados: revisiones y modificaciones, que afectan a autorizaciones que ya existían y en el que se reduce el periodo de tramitación de nueve a seis meses. Además, en el caso de que sean informes preceptivos y vinculantes de agua se acorta de seis a cuatro meses.

   Por lo tanto, ha valorado que esta norma, desde el punto de vista de la mejora administrativa sigue la línea de la simplificación de procedimientos que es uno de los «elementos fundamentales» de la filosofía del informe sobre la reforma de las administraciones públicas, es decir, hacer procedimientos mucho más ágiles, sencillos, para que se pueda, cuanto antes, tener la autorización o la denegación  por contaminante de la correspondiente autorización.

   Por otro lado se fomenta la tramitación electrónica de estos expedientes y se establece un capítulo importante y novedoso en materia de inspección y control.

   Concretamente, se define claramente la figura del inspector ambiental y se le da el carácter de agente de la autoridad, por lo que tendrá una mayor capacidad y facilidad en las actividades de inspección y se facilita las realidad de la actividad de inspección y control, permitiendo la colaboración de actividades designadas que tengan la suficiente capacidad técnica.

   Asimismo, el reglamento incorpora algunos asuntos en los que el Ejecutivo considera que eran necesaria una mejor aclaración y coordinación, un aspecto de Sáez de Santamaría ha precisado que se hace a petición de las comunidades autónomas.

REGULA EL CESE TEMPORAL DE LA ACTIVIDAD

   Se incluyen conceptos novedosos como el cese temporal de la actividad de la instalación con el que con una sencilla comunicación a la autoridad competente se habilita un plazo legal máximo de dos años de suspensión de las actividades en caso necesario.

   También, ha añadido que se incluye el cierre de una o varias instalaciones incluidas dentro de una autorización sin que ello suponga el cierre total de la instalación. Se establece por defecto un plazo de cinco años para el inicio de la actividad, una vez que se ha obtenido la autorización ambiental integrada. No obstante, ha precisado que la propia autorización puede fijar un plazo distinto.

   Por último, ha apuntado que el reglamento establece criterios coordinados y armonizados para valorar si una modificación en una instalación es sustancial o no para exigir una nueva autorización o un cambio en la autorización correspondiente.

   Por tanto, la vicepresidenta ha valorado que con el Real Decreto se desarrolla la coordinación del procedimiento de autorización ambiental integrada con otros medios de la administración General del Estado para evaluaciones de impacto ambiental y otras autorizaciones para tratar de coordinar todas en el plazo de tiempo más breve y permitir la gestión de los expedientes de una sola vez. A su juicio, es una norma que establece mejoras de inspección o control que permiten más garantías en las emisiones y mejoras de procedimiento para que en el plazo más breve de tiempo se tenga la autorización o su denegación.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés