Honduras impulsa proyecto contra la quema de basura

La información fue destacada a medios de prensa durante la jornada “Gestión de Productos Químicos y Residuos Sólidos”, celebrada ayer en Tegucigalpa, con la participación del titular de la Serna

Desde 2011 a la fecha, en Honduras se ha evitado la quema de más de 41,000 toneladas de basura, contrarrestando la emisión de dioxinas y furanos, compuestos químicos que contribuyen a la contaminación del ambiente de forma persistente y que causan cáncer.

El logro forma parte de las acciones de cumplimiento del Convenio de Estocolmo por parte de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), en coordinación con el Proyecto  “Fortalecimiento de las Capacidades Nacionales para la Gestión y Reducción de los  Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), en nueve municipios del país.

La información fue destacada a medios de prensa durante la jornada “Gestión de Productos Químicos y Residuos Sólidos”, celebrada ayer en Tegucigalpa, con la participación del titular de la Serna, Roberto Cardona; el director del Centro de Estudios y Control de Contaminantes (Cescco), Víctor Meléndez, y el ingeniero Juan Ferrando, del Programa de Gestión de Riesgos, Ambiente y Energía del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Tomaron parte también en el diálogo con la prensa la coordinadora del COPs, Sara Ávila, y Daniel Gatcher, por parte del PNUD. Los esfuerzos por involucrar a un mayor número de municipios y sus poblaciones hacia la importancia de no quemar la basura a cielo abierto se ejecutan como parte de una campaña de sensibilización a la luz del Convenio de Estocolmo.

LOS MUNICIPIOS

El proyecto piloto del COPs se ejecuta en los municipios del Distrito Central, Comayagua, Siguatepeque, Potrerillos y la Mancomunidad (Colosuca), en el occidente del país, conformada por Gracias, Belén, San Manuel de Colohete, San Marcos de Caiquín y San Sebastián.

“Desde el 2011, cuando se inicia el proyecto, se ha evitado la quema de 41,372 toneladas de residuos (basura), reduciendo un diez por ciento las emisiones de dioxinas y furanos, reportadas para esta categoría en el 2005, según el Primer Inventario de fuentes y liberaciones de dioxinas y furanos”, detalló el ministro Cardona.

“Esto reafirma la necesidad de implementar políticas de manejo integral de residuos sólidos, apropiadas para reducir los impactos en la salud humana y el ambiente”, reafirmó Cardona, para señalar que “la Serna hace esfuerzos por proteger el ambiente y ha dado pasos importantes, aunque hace falta mucho”.

El Convenio de Estocolmo tiene como objetivo primordial la gestión ambientalmente racional de los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), para proteger la salud humana y el ambiente y fue ratificado por Honduras en el 2004, para su publicación en el 2005.

La coordinadora del COPs, Sara Ávila, explicó que entre el 2006 y el 2009 se trabajó en el diagnóstico, la institucionalización, formulación de planes y el diseño de propuesta que entre el 2008 y el 2009, fue aprobada en forma del proyecto por parte del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF) y administrado por el PNUD.

ENTRE 2011 Y 2015

El GEF es una asociación global integrada por 178 países, instituciones internacionales, Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y el sector privado y tiene el cometido de encarar temáticas medioambientales a escala planetaria y apoyar iniciativas de desarrollo sostenible a nivel local.

Igual, proporciona fondos para proyectos relacionados con seis áreas principales: biodiversidad, cambio climático, aguas internacionales, degradación de tierras, capa de ozono, y agentes contaminantes orgánicos persistentes.

El tiempo de duración del proyecto está contemplado entre el 2011 y el 2015 e incluye la gestión de productos químicos, que es un problema emergente en el país, ya que se ha identificado que la población desconoce los riesgos en la salud y el ambiente, asociados a los productos químicos y los restos peligrosos que contienen los residuos sólidos.

Debido a las prácticas inadecuadas de manejo de residuos sólidos, se formularon diferentes Planes Directores para el Manejo Integral de Residuos Sólidos en las nueve municipalidades y así lograr una mejor gestión integral, incluyendo campañas de sensibilización en cuanto al buen manejo y la no quema con la meta final de reducir las emisiones de dioxinas y furanos.

NO A LA QUEMA

Los expertos de Cescco ilustraron que las dioxinas se encuentran en el ambiente por todo el mundo y se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales y en los alimentos están presentes en forma de trazas, es decir en cantidades del orden del nanógramo y del picógramo por kilógramo.

“Las dioxinas se han hecho muy conocidas en los últimos años porque preocupa su presencia en el medio ambiente, ya que se encuentran en muchos lugares, aunque en bajas concentraciones, y algunas son extremadamente tóxicas. Junto con las dioxinas se suelen encontrar furanos que son unos compuestos químicos similares”, detallaron.

“Fue así como se seleccionaron los nueve municipios para que digan: `No a la quema de Basura´, ya que fueron identificados por su alto dinamismo en la inversión y desarrollo de proyectos ambientales y considerando que el proyecto tiene un alcance en reducir las emisiones de dioxinas y furanos, que produce la quema de basura”, precisó el ministro Cardona.

La campaña “No a la quema de Basura”, sensibiliza que los químicos y envases y otros residuos contaminantes no deben reutilizarse, sino que facilitar la forma de que sean transportados a los rellenos sanitarios, como procura trabajar el Proyecto COPs, junto a un mayor número de municipalidades. (Luis Grádiz)

http://www.latribuna.hn/ – PNUMA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés