Los rescates de la Guardia Civil en montaña se reducen en Huesca

Este invierno se han producido muchos rescates muy complicados que han puesto en riesgo la vida de los efectivos del cuerpo. Uno de los más complejos tuvo lugar el pasado 28 de abril, en el barranco de Fornacall.

Los rescates de la Guardia Civil en montaña se han reducido en Huesca casi un 29 por ciento en esta temporada de invierno respecto al mismo periodo del año anterior, gracias al impacto de las campañas de prevención y al mal tiempo de los fines de semana que ha causado un descenso de la práctica deportiva. Aún así, perdieron la vida seis personas, una más que el año anterior.

Así lo ha explicado este jueves la subdelegada de Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, acompañada del teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Francisco Javier Vélez, del comandante jefe de la Unidad Aérea de Huesca, Alberto Rodríguez, y el teniente jefe de la Sección de Montaña de Jaca, Santiago Gómez, quienes han realizado un balance de los rescates de montaña durante el período invernal.

Este invierno, la Guardia Civil realizó 64 rescates con un total de 91 personas rescatadas. Sobre todo los accidentes se producen por caídas o por no ponderar adecuadamente las propias capacidades. La práctica del esquí de montaña y senderismo fueron las actividades que requirieron mayor número de intervenciones y el perfil del rescatado es un hombre de entre 19 y 40 años.

Este invierno se han producido muchos rescates muy complicados que han puesto en riesgo la vida de los efectivos del cuerpo. Uno de los más complejos tuvo lugar el pasado 28 de abril, en el barranco de Fornacall.

Las labores de salvamento del accidentado se vieron complicadas por la lluvia y el viento. Se tuvo que poner en práctica un nuevo sistema de rescate que se desarrollará en el futuro, según ha explicado el comandante jefe de la Unidad Aérea de Huesca.

«Este barranco tiene la particularidad de que es extremadamente estrecho y donde se encontraba el herido es un lugar con dos paredes enfrentadas de unos 30 metros de altura y se separan por un metro o metro y medio y operar en esas circunstancias es muy complicado», ha comentado Rodríguez.

La subdelegada del Gobierno de España en Huesca, María Teresa Lacruz, ha destacado la futura puesta en marcha de un observatorio de accidentes de montaña en Huesca, una provincia donde se acumulan más del 22 por ciento de los accidentes de este tipo de todo el país.

«El mayor número de actuaciones a nivel nacional se producen en la provincia de Huesca y tenemos los mejores especialistas, esta es la única jefatura de montaña que está fuera de Mdarid, con lo que se reúnen las características para ser el lugar idóneo para ese observatorio», ha estimado.

De cara al verano, la Guardia Civil recomienda extremar siempre las precauciones, informarse de la situación del tiempo y comunicaciones, llevar el equipo adecuado y el móvil bien cargado, planificar la actividad y, sobre todo, saber renunciar si el tiempo no acompaña.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés