Qué subastas de renovables habrá antes de finalizar el año Y en 2017

Según los planes transmitidos por la Secretaría de Estado de Energía al sector, a la subasta de este año le seguirán otras nuevas en el ejercicio 2017, en el que se licitará una potencia adicional de entre 1.000 y 2.000 MW.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo prevé subastar 1.000 megavatios (MW) de potencia renovable antes de que concluya el año y lo hará conforme a principios «lo más tecnológicamente neutrales posible», según indicaron fuentes del sector a Europa Press.

Según los planes transmitidos por la Secretaría de Estado de Energía al sector, a la subasta de este año le seguirán otras nuevas en el ejercicio 2017, en el que se licitará una potencia adicional de entre 1.000 y 2.000 MW.

Industria ha adoptado esta decisión con el propósito de cumplir el objetivo europeo de que en 2020 el 20% del consumo final de energía proceda de fuentes renovables. Las medidas actuales, sostiene, permiten alcanzar cerca del 19%, por lo que será necesario adoptar otras adicionales.

Los planes para lograr el objetivo pasan por incrementar los actuales objetivos de biodiésel y por licitar una potencia ‘verde’ adicional de entre 2.000 y 4.000 MW.

Para las subastas, que es el modelo de licitación recomendado por la Comisión Europea para países que ya han superado la fase inicial de instalación masiva, Industria prevé mantener el mecanismo ensayado en la primera puja, celebrada a comienzos de año.

En concreto, prevé mantener la inversión en bienes de capital, o Capex, como referencia para la presentación de las distintas ofertas, en vez de un precio por megavatio hora.

También seguirá utilizando criterios marginales de asignación, a pesar del riesgo de que esta práctica incentive la presentación de ofertas temerarias.

No obstante, sí se producirán algunos cambios, el más relevante de ellos el de no reservar cupos por tecnologías, sino favorecer la competición de todas ellas en línea con el principio de neutralidad tecnológica.

Además, estudia valorar por primera vez el grado de maduración de los proyectos de renovables que se presenten a la competición, con el objetivo de primar los proyectos más avanzados.

La primera subasta, celebrada a comienzos de año, sirvió para licitar 700 MW de renovables, de los que 500 fueron de eólica y 200 de biomasa. Los ganadores se llevaron esta potencia sin incentivo.

Industria calcula que en 2014 se alcanzó un porcentaje del 17,3% en el peso de las renovables sobre el consumo final de energía, incluidos los biocarburantes, frente al 12,1% previsto. Para 2015, prevé una cifra similar.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés