Por fin, una buena noticia para la generación eléctrica con biomasa

A partir de ahora, el límite de horas de producción con derecho a retribución a la operación se amplia a 7.500 h al año, favoreciendo una rentabilidad razonable a más largo plazo.

El pasado viernes 28 de febrero, el BOE publicó la Orden TED/171/2020, de 24 de febrero, donde se actualizan los parámetros retributivos para instalaciones de energía renovable, cogeneración y residuos para su aplicación durante el período retributivo que comenzó el 1 de enero de 2020. 

Esta Orden rectifica un error de concepto contenido en la Ley 24/2013 que limitaba, sin una base fundamentada, a 6.500 horas al año el tiempo máximo de operación con derecho a retribución de las plantas de generación de energía eléctrica a partir de biomasa.

Desde AVEBIOM aplaudimos este cambio normativo que, a nuestro juicio, retoma la dirección correcta para facilitar el desarrollo de una actividad que tanto tiene que aportar a nuestra sociedad, como garantizar una transición energética justa o luchar contra la despoblación de las áreas rurales.

Mayor eficiencia y otras ventajas

Las instalaciones de generación eléctrica con biomasa son capaces, en general, de alcanzar disponibilidades anuales cercanas a las 8000 horas, por lo que la limitación que ahora se corrige suponía una clara ineficiencia en el uso de las infraestructuras existentes. 

- Advertisement -

Por otro lado, el aumento de disponibilidad impulsará también la necesaria valorización de subproductos agrícolas y forestales, lo que calculamos que conllevará un incremento anual de la renta agraria superior a 50 millones de euros durante los próximos 20 años.

Para el cálculo hemos asumido que el incremento de consumo de biomasa se cubre con un 60% de biomasa primaria (b6) y un 40% de biomasa secundaria (b8) y aplicamos los rendimientos y costes promedio publicados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Además de los generadores de energía eléctrica con biomasa, también están de enhorabuena el sector forestal, que se beneficiará de un aumento de los aprovechamientos forestales sostenibles, y la sociedad en su conjunto, pues menos biomasa en el monte significa menos incendios forestales y menos virulentos en caso de producirse.

El aumento de horas de producción contribuirá, por otra parte, a reducir las emisiones de CO2 del sector energético y a mejorar la gestionabilidad de la red eléctrica de forma sostenible y con el respaldo de una energía renovable.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés