Actualizar

martes, febrero 7, 2023

Gamesa estudia disminuir su actividad industrial en Galicia y en Cantabria

El presidente de Gamesa, Jorge Calvet, ha afirmado que la falta de criterio y las «pocas ideas» a la hora de legislar en materia de energía eólica en España, donde la empresa no ha vendido un aerogenerador desde marzo de 2009, les lleva a profundizar en la globalización de la compañía y salir «afuera con más ímpetu». Asimismo, tras señalar que estudian disminuir su actividad industrial en Galicia y Cantabria, ha asegurado que no estarán «donde no sean bienvenidos».

En el transcurso del encuentro Forum Europa Tribuna Euskadi celebrado en Bilbao, Calvet ha criticado la «falta de una regulación clara y estable» de la energía eólica en España y ha indicado que va en «en detrimento» de una industria «admirada más allá de nuestras fronteras».

   «No se puede legislar sin criterio, no se puede desarrollar un marco de actuación con pocas ideas y, además confusas», ha afirmado Calvet.

   En este sentido, ha afirmado que no puede ser posible que Gamesa no haya sido capaz de vender en España un sólo aerogenerador desde marzo de 2009.

   El presidente de Gamesa que esa situación no se ha producido porque «no sean capaces», sino porque la «maraña y el confusionismo y la falta de una política industrial» a nivel nacional ha provocado que salgan «afuera con más ímpetu», aunque existan «bases para poder crecer en nuestro país». También ha defendido la necesidad «urgente» de definir el «mix energético» del país.

   «Si hubiera existido un marco regulatorio estable, hubiéramos podido doblar la capacidad eólica instalada en España, sin ningún problema, pero hacía falta y hace falta una regulación estable», ha añadido.

   Calvet ha indicado que ésta es una de las razones que les ha llevado a profundizar en el último año en la globalización y la otra son las «oportunidades» que se están presentando en el negocio eólico fuera de España. El responsable de Gamesa, que ha indicado que en un año han entrado en diez nuevos países y con 22 nuevos clientes, ha destacado que en 2010, por primera vez, el 100 por cien de sus ventas fueron fuera de España.

   «Somos globales y tenemos que seguir siendo globales», ha señalado el presidente de Gamesa quien ha afirmado que pretenden ser uno de los primeros jugadores en el mapa energético mundial y ha destacado las inversiones de alrededor de 200 ó 300 millones previstas para el desarrollo de parques eólicos en EEUU.

   El responsable de la compañía vasca, que ha indicado que no les «asusta» competir fuera, ha manifestado también que todos los países fomentan la consolidación de sus empresas, «menos aquí», lo que, a su juicio, le resulta «absolutamente paradójico».

CONCURSOS GALICIA Y CANTABRIA

   En este sentido, ha afirmado que «no es de recibo» que a Gamesa, con presencia industrial en ambas comunidades, no se le haya adjudicado «ni un sólo megavatio» en los recientes concursos eólicos de Galicia y Cantabria. «No pasa en ningún país del mundo, los países del mundo que tienen industrias como pudiera ser la eólica en España, defienden a sus industrias, -defienden, no protegen- les dan el marco regulatorio y el marco industrial que les permite poder progresar», ha añadido.

   Calvet ha manifestado que la consecuencia de estos concursos es que Gamesa centrará los esfuerzos de inversión en los lugares donde se produzcan dos factores, el compromiso y la «confianza mutua». «Eso quiere decir que en aquellos sitios donde no seamos ‘bienvenidos’, no estaremos, no pasa nada. Nos centraremos en aquellos sitios en los que somos bienvenidos y donde se produzca esa confianza y ese compromiso mutuo», ha indicado.

   El presidente de Gamesa ha asegurado que están «viendo seriamente» disminuir su actividad industrial en estas dos comunidades. Calvet ha indicado que en enero se ha cerrado la primera fábrica en Galicia, donde tenían cinco plantas, una de ellas doble, y «seguiremos con estos planes a medida que pase el tiempo». «Obviamente, esto es una empresa industrial, no se puede cerrar la producción de un día para otro, sino que hay que hacerlo pausadamente para que no nos afecte a la distribución de aerogeneradores, pero no tenga ninguna duda de que esto es algo que vamos a seguir haciendo», ha afirmado.

   Respecto a las posibles nuevas ubicaciones para esa producción, ha indicado que «la preferencia va a estar en aquellas comunidades donde seamos bienvenidos, donde haya confianza y donde haya respeto mutuo».

SEDE SOCIAL

   Calvet ha indicado que un lugaren el que «siempre» han encontrado los factores de compromiso y confianza mutua es el País Vasco. El presidente de Gamesa, que también ha citado a Navarra, ha asegurado que no dejarán «nunca» de tener su sede social en el Parque Tecnológico de Zamudio (Bizkaia), a que se trasladaron desde Álava debido a que «no tenía sentido» mantener la sede en territorio alavés cuando desapareció su actividad aeronáutica.

   Según ha manifestado, Euskadi, cuyas plantas no se verán afectadas por la reducción de capacidad de fabricación en España, es la «cuna» de Gamesa y, ha indicado que, aunque Gamesa sea una empresa global, seguirá teniendo los órganos de decisión en el País Vasco y el centro neurálgico de la organización. «Para ser competitivo no hay que salir de aquí», ha asegurado.

   Calvet ha indicado que buscarán «oportunidades», de una forma «muy activa» para poder profundizar «en el objetivo de estar aquí» y ha señalado que una de las formas de hacerlo puede ser que se considere a Gamesa como una «una venta de oportunidades para los jóvenes vascos». Asimismo, ha subrayado que las compras a proveedores vascos se sitúan anualmente en 120 o 150 millones, cifra que esperan aumentar buscando «oportunidades de crecimiento».

   En su discurso, se ha referido a algunos retos del futuro y ha manifestado que le gustaría que se hablara menos de «un modelo industrial nuevo, basado en una industria de I+D+i» y que se apoye a «las que ya lo somos porque Gamesa es una realidad de I+D+i».

   Calvet ha señalado que la relación entre el sector público y privado es «indispensable» y ha pedido apoyo a políticas de empresa como Gamesa «para crear riqueza». «Menos regulación, menos interferencia, más dinamismo», ha añadido.

   Por otra parte, ha manifestado que el déficit de electricidad en el mundo es una «oportunidad magnífica» para Gamesa y ha destacado su compromiso para que sus aerogeneradores, en el plazo de tres años, reduzcan el coste de la energía en un 30 por ciento. «Esto nos permitirá competir agresivamente con otras fuentes de energía sin necesidad de tener que dependen de subvenciones», ha agregado.

   Calvet ha indicado que el sector eólico aporta más al PIB que las subvenciones que recibe y que, en todo caso, cree que han «merecido la pena» porque es un sector «eficiente», cuyo recto es buscar fórmulas de almacenamiento. Por otra parte, ha destacado el balance «saneado» de Gamesa que le permite afrontar el futuro con «esperanza y optimismo».

   Ante la decisión del Gobierno vasco de aprobar la instalación de dos aerogeneradores en el parque de Baños de Ebro, ha indicado que es una «magnífica» noticia y espera que sea Gamesa quien instale estos aerogeneradores y que podrían ser un modelo de 4,5 MW, que es el «mayor que existe en el mundo eólico terrestre».

   Calvet se ha referido también a otros asuntos como la iniciativa de Castilla La Mancha de establecer un gravamen por el impacto audiovisual de los parques eólicos y ha indicado que es «sencillamente impresentable», por lo que espera que el Gobierno de esa comunidad «se lo piense dos veces» porque está «absolutamente fuera de lugar».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés