Reforma eléctrica, decepción previsible y negro futuro para las energías renovables

A su juicio, el nuevo sistema eléctrico debería estar basado en el ahorro, la eficiencia, la soberanía energética y las energías renovables. En este sentido, reclaman una «necesaria»

La organización Ecologistas en Acción ha valorado que la reforma del sector eléctrico aprobada este viernes por el Consejo de Ministros «va en contra del interés general» y será ineficaz para conseguir un sistema eléctrico de futuro, que sea beneficioso para la ciudadanía.

   A su juicio, el nuevo sistema eléctrico debería estar basado en el ahorro, la eficiencia, la soberanía energética y las energías renovables. En este sentido, reclaman una «necesaria» y profunda reforma del sector eléctrico y energético distinta a la aprobada por el Gobierno que, en su opinión «no es más que un parche para un problema que no se solucionará sino otro tipo de enfoque».

   Además, critica que la reforma actual no afronta los grandes problemas del mercado eléctrico, como la «enorme» dependencia del exterior, la «incoherencia que supone el déficit de tarifa junto a beneficios similares o superiores de las grandes eléctricas», la falta de incorporación de todos los costes asociados a las diferentes tecnologías, o la progresiva implantación de generación distribuida y autoconsumo, junto con la deseable futura implantación de microrredes inteligentes.

- Advertisement -

   Por ello, denuncian que esta reforma atiende «únicamente a parámetros económicos cortoplacistas» pero que, aún así, la factura seguirá creciendo y añade que no dice nada de los costes de generación eléctrica. A su juicio, mientras las grandes empresas de generación de electricidad no disminuyan sus beneficios hasta límites razonables, los consumidores seguirán pagando «precios abusivos» destinados a engordar dichos beneficios.

   Para los ecologistas, la reforma debería incrementar la autosuficiencia energética, que contribuiría a rebajar la factura de 40.000 millones de euros anuales de importación de combustibles; implantar políticas de ahorro y reducción de consumo y de fomento de las energías renovables; establecer un plan urgente de cierre de las centrales nucleares y de las térmicas de carbón.

   Finalmente, la organización advierte de que la factura eléctrica «seguirá creciendo» porque los combustibles en los que se basa serán cada vez más caros, y sus impactos sociales y medioambientales también lo serán. «El cambio hacia un modelo realmente sostenible es incuestionable, pero tropieza con los intereses de grandes grupos de presión que hoy, el ministro Soria, ha respaldado», ha concluido.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés