Screening y Scoping claves para la evaluación del impacto ambiental

“El término Screening se refiere al proceso para decidir qué proyectos requieren una Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) y de qué tipo será y el de Scoping indica cuál es la información que debe incluirse, para saber si un plan afectará al Medio Ambiente.”

Pautas generales

Los procesos se retroalimentan entre sí, puesto que, para decidir si corresponde la elaboración de un EIA semi-detallado o un EIA detallado (Screening), es importante saber si el proyecto presentará impactos moderados o altos y para ello se requiere una valoración de las amenazas y de las fragilidades de las áreas de influencia (scoping).

Las Consultoras Medioambientales se basan en este razonamiento y en cuanto se enfrentan a una EIA procuran saber varias cosas: el ministerio dónde se presentará, las normas a tener en cuenta, las autoridades que podrían tener opiniones del tipo vinculante en la revisión de la EIA, etc.

- Advertisement -

Estos datos son parte del “screening” y les permiten reconocer cuál será la autoridad competente y por tanto, el marco legal sectorial a aplicar. La visualización de las líneas del proyecto, de su impacto en el Medio Ambiente y de sus componentes, ya forma parte del “scoping”.

Caso práctico

Una Consultora Ambiental recibe un proyecto de una empresa que pretende plantar una cierta cantidad de productos en una zona protegida, que sin embargo permite en determinadas áreas, que se cultive de forma natural, ecológica y sostenible.

El primer paso es saber cuál es el ministerio que tiene competencia sobre el proyecto, en este caso el Mapama (Agricultura, Pesca y Medio Ambiente) para evaluar la normativa general, que será la que le dará un marco legal al proyecto.

Luego se debe consultar a las autoridades que ejercen el control directo sobre dicha zona protegida. Eso les permitirá conocer cuáles son las especificaciones legales y técnicas, que se requieren para realizar dichos cultivos en ese espacio en particular.

Estos dos pasos fundamentales son la base del “screening” de este plan, dado que permitirán a la Consultora saber si es o no necesario elaborar un EIA y en caso de que así sea, se podrá valorar el alcance que éste deberá tener.

Una vez que se conocen todas las leyes y normas que regirán la consecución del proyecto y dando por sentado que es necesaria una EIA, comienza el “scoping”, es decir, la valoración real de la existencia de algún tipo de impacto en el Medio Ambiente del entorno, si se llevan a cabo las plantaciones planificadas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés