La UE recortará el presupuesto de Medio Ambiente para invertir en defensa

“El ejecutivo de la UE anunció la semana pasada, su plan de subvencionar la investigación y la adquisición de tecnologías de defensa de alta gama, con dineros que originalmente habían sido asignados a programas energéticos, ambientales y científicos.”

Una reorganización presupuestaria discutible

Entre 2019 y 2020, la Comisión quiere reorientar 145 millones de euros, originalmente asignados al Mecanismo Interconectado de Europa, un programa destinado a integrar los mercados europeos de la energía, aumentar la seguridad energética, proteger el Medio Ambiente y promover la interoperabilidad de las infraestructuras de los servicios digitales.

Se pretenden destinar 80 millones de euros en 2019 y 50 en 2020, a partir de fondos inicialmente prometidos al programa europeo de navegación por satélite Galileo, un proyecto de la UE y de la Agencia Espacial Europea intergubernamental, que representa la respuesta de Europa al GPS con la que se lograría la independencia de dicha tecnología, de propiedad estadounidense.

 

- Advertisement -

El programa de observación de la Tierra de la UE, Copernicus, también perderá parte de sus fondos. Los datos de Copernicus pueden usarse para mapear la presión ambiental, los posibles flujos de migración o para verificar las tierras de los receptores de los subsidios agrícolas de la UE.

Otro de los programas que se verán afectados es la contribución de Europa a la investigación internacional sobre la fusión nuclear. La organización Fusion for Energy (F4E), con sede en Barcelona, ​​reducirá su presupuesto de 2019 en 30 millones de euros y el de 2020 en 50 más, en beneficio del fondo de defensa.

 

La portavoz de la Comisión Europea, Lucía Caudet defendió la reorganización de los presupuestos, explicando que: “Con el Fondo Europeo de Defensa estamos cumpliendo el compromiso del presidente Juncker, de aumentar la seguridad de nuestros ciudadanos y de responder al mandato del Consejo Europeo, de diciembre de 2016”.

 

Los ecologistas se indignan

“Si es correcto que la Comisión Europea propone desviar los fondos destinados a la protección del Medio Ambiente y del clima a la industria de defensa, como parece ser el caso, los consideramos algo inadmisible, puesto que la seguridad de la humanidad depende de tener un clima habitable y un planeta saludable”, dijo Magda Stoczkiewicz, directora de Amigos de la Tierra Europa.

 

“Se necesitan urgentemente más fondos, no menos, para lograr la transición a un sistema energético limpio y sostenible. En este período crucial en el que el futuro de Europa está en el centro de atención, las instituciones de la UE deberían demostrar que se centran en la salud de las personas y del planeta, no en los intereses de la industria de la defensa”.

 

Desde Greenpeace su consejero de clima y energía Ansgar Kiene también expresó su preocupación al respecto, diciendo que: “Este sería un movimiento muy peligroso para la UE y los gobiernos europeos. Las sociedades pacíficas dependen de un Medio Ambiente saludable.

REDACCION/ECOTICIAS.COM

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés