Andalucía dice que ‘no hay demanda excesiva’ que obligue a modificar el Decreto de Campos de Golf

A esto, ha añadido que en los últimos años desde la Junta se ha tenido «diferentes puntos de vista sobre los campos de golf de interés turístico», pero «sólo se ha llegado a una conclusión» y es que «cualquier campo de golf de interés turístico tiene que tener unas características de sostenibilidad ambiental, pero también social y económica».

El consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Fernández, ha asegurado este miércoles en la Comisión de Turismo y Deporte del Parlamento andaluz que «no hay demanda excesiva» o «no asumible» por el actual Decreto de Campos de Golf –por el que se regulan las condiciones de implantación y funcionamiento de estos campos en Andalucía– que «obligue» a modificarlo.

Así, Fernández ha explicado que cuando su equipo llegó al gobierno, se planteaba una modificación del decreto en cuestión que estaba en proceso de tramitación, sin embargo, se consideró que «no tenía madurez» y que «había que tener un consenso social», con las administraciones y con el sector y, lo que es más importante, sobre «lo que se quería que fueran los campos de golf en Andalucía». «En ese proceso de definir cómo tienen que ser los campos y la función turística de los mismos es en el que estamos», se ha limitado a decir.

A esto, ha añadido que en los últimos años desde la Junta se ha tenido «diferentes puntos de vista sobre los campos de golf de interés turístico», pero «sólo se ha llegado a una conclusión» y es que «cualquier campo de golf de interés turístico tiene que tener unas características de sostenibilidad ambiental, pero también social y económica».

Por esto, el consejero ha insistido que el actual decreto «tiene el consenso por parte de las administraciones y tiene la posibilidad de acoger esas características que son necesarias para mantener la sostenibilidad». Así, ha asegurado que de momento no hay voluntad de modificar el decreto y lo que hay es «un compromiso social con que el golf tiene que tener un componente sostenible tanto medioambiental, social como económicamente».

El consejero se ha pronunciado así en la comisión ante una pregunta planteada por el parlamentario de Ciudadanos Carlos Hernández, en la que le instaba a pronunciarse sobre la posibilidad de una modificación del Decreto de Campos de Golf e insistía en la necesidad de «avanzar» en dicha modificación para potenciar en turismo en este ámbito.

Fernández ha asegurado que desde la consejería los campos de golf son considerados como un «atractivo turístico» que puede ayudar «al desarrollo del turismo con totales garantías» y con una finalidad que es la «desestacionalización y el aprovechamiento del deporte» como un gran atractivo de Andalucía.

Por eso, tiene que haber, además de conexión entre consejerias, consenso con los ayuntamientos que tienen que desarrollar un plan y una adaptación de sus actividades deportivas al mismo para demostrar a la sociedad que un campo de golf «no es una agresión al medio ambiente, sino un beneficio para el turismo en empleo y economía».

«HAY QUE AVANZAR»

Por su parte, el parlamentario de Ciudadanos ha asegurado que el sector del golf tiene «efectos positivos impresionantes» para Andalucía por el elevado gasto medio que realizan los aficionados a este deporte además de por sus estancias más largas en y por el efecto de desestacionalización y la alta relación con el turismo rural y gastronómico.

Por todo ello, ha abogado por «avanzar» en la actualización del decreto, siempre en consenso con las administraciones y los empresarios del sector, para «potenciar» este ámbito y «eliminar esa idea negativa hacia el golf» porque, según ha dicho, la realidad es que crea empleo y «hay garantías legales para que se garantice su uso eficiente».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés