Podemos defiende en el Parlamento un pacto para blindar Doñana

Otra de las peticiones del partido morado pasa por que el Ministerio para la Transición Ecológica revise de oficio las Declaraciones de Impacto Ambiental de los cuatro subproyectos, ya que tienen defectos invalidantes.

El grupo parlamentario de Podemos Andalucía defenderá el jueves ante el Pleno de la Cámara autonómica una proposición no de ley por la que insta a la Junta a impulsa un pacto de blindaje de Doñana, «debido a las múltiples amenazas que acorralan a uno de los espacios protegidos más simbólicos y emblemáticos del mundo y que pueden provocar impactos desfavorables incompatibles con la conservación del espacio».

En la iniciativa, recogida por Europa Press, Podemos apuesta por que dicho pacto social, político e institucional blinde a Doñana «frente a políticas desarrollistas, depredadoras del patrimonio natural y frente a intereses espurios y especulativos, desde el consenso entre las administraciones públicas, partidos políticos, agentes sociales, ambientales y económicos».

Y para lograrlo, plantea que se diseñen y ejecuten cuantos planes, programas y normas sean necesarias, teniendo entre sus principales objetivos garantizar un verdadero modelo de desarrollo sostenible de la comarca de Doñana.

Asimismo, Podemos reclama que el Gobierno andaluz inste al Ejecutivo central a paralizar inmediatamente el subproyecto Marismas Occidental de extracción y almacenamiento de gas natural en el entorno de Doñana, así como el proyecto Marismas en su conjunto; y también realizar la Evaluación de Impacto Ambiental de los efectos sinérgicos y acumulativos de los cuatro subproyectos –Marismas Occidental, Marismas Oriental, Aznalcázar y Saladillo– en los que se troceó el proyecto Marismas.

Otra de las peticiones del partido morado pasa por que el Ministerio para la Transición Ecológica revise de oficio las Declaraciones de Impacto Ambiental de los cuatro subproyectos, ya que tienen defectos invalidantes.

Podemos advierte de que la ejecución del proyecto Marismas puede dar lugar a daños ambientales irreversibles o de reparación costosa, lenta y compleja, además de activar también costosos mecanismos de compensación al titular de la explotación. «La actividad de extracción y almacenamiento de gas en esta zona no es compatible con el desarrollo sostenible en Doñana y su entorno», agrega antes de incidir en que «pone en peligro el esfuerzo de la ciudadanía, que durante todos estos años sí ha adaptado su actividad económica y sus modos de vida para conservar Doñana».

«Los riesgos de la ejecución de un proyecto sin todas las garantías son muchos», prosigue para concretar que el proyecto «tiene potenciales peligros para la biodiversidad y el crisol de ecosistemas de Doñana, para el mantenimiento de cientos de empleos ligados al espacio protegido y a su entorno agrario, turístico y ganadero». Además, añade, «tiene potenciales peligros como la generación de movimientos sísmicos, la pérdida de masas forestales, riesgo de explosión del almacén de gas y, especialmente, el riesgo de contaminación del acuífero Almonte-Marismas del que se alimenta el espacio protegido y su entorno».

De seguir adelante, el proyecto de Gas Natural «podría transformar de forma irreversible el espacio natural más emblemático de Europa en un complejo industrial desnaturalizado», a la par que critica que supone seguir apostando por energías sucias y contaminantes, «contradiciendo la necesidad de que Andalucía encabece e impulse una transición energética justa».

«Defender a Andalucía es defender a Doñana«, ha señalado Podemos, que avisa de que mientras no exista un compromiso férreo y efectivo por parte de las diferentes administraciones públicas para blindar Doñana, «estaremos expuestos a políticas expoliadoras e intereses especulativos en un sitio Patrimonio de la Humanidad de incalculable valor ambiental, social y económico».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés