Última hora: Posible fracaso del Tratado Global de los Océanos

Las negociaciones sobre el Tratado Global de los Océanos de la ONU están al borde del fracaso debido a la codicia de los países de la High Ambition Coalition, incluida la Unión Europea y otros como Canadá y Estados Unidos.

Codicia de la UE, Canadá y Estados Unidos

Última hora: Posible fracaso del Tratado Global de los Océanos. La codicia de algunos países está socavando el progreso paralelo logrado en el borrador del texto sobre las Áreas Marinas Protegidas del Tratado. Y las conversaciones, a menos de 48 horas de terminar, están destinadas a su fracaso.

La High Ambition Coalition corre el riesgo de no cumplir con sus compromisos de proteger los océanos y finalizar un Tratado en 2022. No solo peligra que no se logre finalizar un Tratado durante esta ronda de negociaciones, sino que el texto está reduciendo su ambición por minutos.

De ser así, corremos el peligro de cerrar un Tratado que tendrá dificultades para lograr el 30×30. Y que supondrá un enfoque injusto y neocolonial, pues se pueden negar a comprometer financiación suficiente para el beneficio justo a todos los países, incluidos los más pobres.

Primero los beneficios económicos

Los océanos mantienen toda la vida en el planeta, pero la codicia de algunos países significa que esta ronda de conversaciones para un Tratado Global de los Océanos de la ONU está ahora mismo destinada al fracaso. La High Ambition Coalition ha fracasado por completo, debería llamarse la Coalición Sin Ambición.

Se han obsesionado con hipotéticas ganancias económicas futuras, socavando todos los demás avances logrados en estas conversaciones. A menos que los Ministros descuelguen hoy con urgencia sus teléfonos y hablen con sus homólogos para llegar a un acuerdo, este proceso del Tratado en 48 horas fracasará. Ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace desde Nueva York.

Precisamente y hace menos de dos meses, en Lisboa, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos, los líderes mundiales prometían que se iba a lograr un Tratado Global de los Océanos ambicioso. Ahora estamos en Nueva York y los líderes no están por ningún lado, incumpliendo sus promesas. El Secretario General de la ONU, Antonio Gutiérrez, advirtió en junio en la Conferencia de la ONU sobre los Océanos en Lisboa que el «egoísmo» de algunos países estaba obstaculizando el progreso en estas conversaciones. No han cumplido con sus compromisos.

Un error histórico

Si no se acuerda un Tratado en 2022, será prácticamente imposible cumplir 30×30, protegiendo el 30 % de los océanos del mundo para 2030. Todavía quedan dos días de negociaciones. Con las conversaciones a punto de fracasar, los países ahora deben tomar medidas urgentes, mostrar flexibilidad y encontrar un compromiso para entregar un texto de Tratado sólido mañana viernes. Los ministros también deben llamar a sus contrapartes para llegar a un acuerdo o las conversaciones fracasarán.

Estamos tristes y enojados. Miles de millones de personas dependen de unos océanos sanos, y los líderes mundiales les están fallando. Ahora parece que proteger el 30% de los océanos del mundo será imposible. La comunidad científica señala que este es el mínimo absoluto necesario para proteger los océanos.

Y el fracaso de estas conversaciones pondrá en peligro el sustento y la seguridad alimentaria de miles de millones de personas. Estamos más que decepcionadas, subraya Marcos. Cada vez queda más en evidencia que los océanos se mueren por nuestra culpa. Última hora: Posible fracaso del Tratado Global de los Océanos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés