El rescate de grandes felinos sitúa a España a la cabeza de Europa (Ver VIDEO)

Las autoridades, aun cuando quieren intervenir, se ven con frecuencia limitadas por la falta de centros de rescate apropiados para estos animales.

La Fundación Internacional AAP Primadomus, situada en Villena (Alicante), ha rescatado su primer grupo de leones y tigres. La apertura de las instalaciones para el rescate de grandes felinos sitúa a España a la cabeza de Europa en la protección de estos animales.

Cientos de grandes felinos, en especial tigres y leones, viven en deplorables circunstancias en toda Europa. Explotados en circos, usados en anuncios o películas, comerciados ilegalmente o como mascotas domésticas, pasan sus días en pequeñas jaulas, sin acceso a las necesidades básicas de su especie y con cuidado veterinario insuficiente. Es el caso de Reza, un león que dejó de ser útil para el circo de su propietario y que fue por ello confinado a una jaula de 3m x 1.5m durante 13 años.

Las autoridades, aun cuando quieren intervenir, se ven con frecuencia limitadas por la falta de centros de rescate apropiados para estos animales. Incluso en muchos casos en los que hay una confiscación firme, el animal queda en depósito con los anteriores propietarios ante la ausencia de otra solución. Es por ello que la apertura de las instalaciones para grandes felinos de AAP Primadomus en Villena no podría llegar en mejor momento.

- Advertisement -

AAP Primadomus, delegación española de la organización holandesa AAP, se ha convertido en uno de los centros europeos de referencia para el rescate de mamíferos exóticos desde su apertura en 2009. Comenzó su actividad rescatando primates, desde chimpancés hasta los muy amenazados macacos de Berbería, para ampliar ahora su actividad a grandes felinos

Primadomus es el único centro oficial de rescate en España para especies recogidas en la Convención Internacional sobre Comercio de Especies Amenazadas (CITES por sus siglas en inglés) y en la actualidad viven en sus instalaciones 90 animales, de los cuales Reza (león), Aya (leona), Kai (tigre) y Radja (tigresa) son los primeros grandes felinos. Todos ellos proceden de un circo francés en quiebra.

Tras pasar por las unidades de primera asistencia, donde se valora su estado físico y emocional y los posibles problemas fruto de su aislamiento social y condiciones de vida anteriores, pasarán a disfrutar de las grandes instalaciones al aire libre, donde podrán volver a comportarse como grandes felinos (dentro de las limitaciones lógicas de la cautividad). En las instalaciones exteriores podrán hacer uso de las plataformas, charcas y otros elementos de enriquecimiento medioambiental que les permitirán fortalecer poco a poco su deteriorada condición. La construcción del centro ha sido posible gracias a una donación extraordinaria de la Nationale Postcode Loterij holandesa. Cuando se finalicen todos los módulos previstos, la capacidad será de 40 leones y tigres en la próxima década.

Pilar Jornet, la directora de AAP Primadomus, ha declarado: “Durante más de cuarenta años AAP ha rescatado a miles de animales en situaciones extremas, pero nunca habíamos podido hacer mucho para aliviar el sufrimiento de dos especies emblemáticas, y amenazadas, como son los leones y los tigres. Es un orgullo para nosotros poder decir que ahora sí podemos, y que además lo vamos a hacer en Villena, situándola en el centro del mapa de la protección animal no solo en España, sino a nivel internacional”.

El problema de fondo

Los circos y otras formas de entretenimiento que utilizan animales exóticos no domesticados deben ser prohibidos por ley, al margen de lo ‘tradicionales’ que puedan ser estas prácticas. El ocio o las consideraciones culturales nunca deberían servir como justificación del abuso animal. En particular, un circo no puede, bajo ninguna circunstancia, garantizar el bienestar de los animales que entrena y muestra.

En el caso de los grandes felinos, para facilitar su manejo y reducir los riesgos para las personas, es habitual la extirpación de las garras (desungulación). Una práctica brutal y muy dolorosa para los animales pues consiste en cortar la tercera falange de cada dedo hasta la articulación. Así pues, no sólo se amputa la garra sino también hueso, nervios, capsulas de las articulaciones, ligamentos y tendones. El dolor puede ser atroz y crónico para los animales por daños al nervio radial o a las almohadillas y la modificación de su pie puede llevar a anormalidades en su movilidad, problemas de espalda y articulaciones.

En España, la plataforma InfoCircos (www.infoircos.org) ya ha conseguido que más de 150 municipios, incluyendo algunas importantes capitales de provincia, prohíban los circos con animales salvajes, una tendencia creciente en toda Europa y otras partes del mundo. Recientemente la coalición se manifestó también en contra del uso de una tigresa en el vídeo musical de la cantante Edurne para su participación en Eurovisión. La tigresa, de nombre Noa, está desungulada y su presencia es habitual en platós de televisión y sesiones fotográficas.

Pilar Jornet concluye: “Los problemas relacionados con los animales salvajes, también afectados por la pérdida de biodiversidad y los estragos del tráfico de especies en países en desarrollo, tienen que solucionarse desde la base, para su supervivencia a largo plazo. Es por ello que AAP no solo rescata a los animales, sino que colabora estrechamente con las autoridades para implementar mejor legislación y facilitar su cumplimiento. Solo así evitaremos que se repitan historias como la de Reza y sus compañeros”.

Reza, encerrado en su carromato de circo

Reza a su llegada a las nuevas y espaciosas

Además de Reza, fueron rescatados dos tigres (Radja y Kai) y una leona (Aya)

Las nuevas instalaciones de AAP Primadomus para leones y tigres.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés