Bosques ecuatoriales fósiles en lo más profundo del Ártico

Se cree que estos bosques son parcialmente responsables de uno de los cambios más dramáticos en el clima de la Tierra en los últimos 400 millones de años.

Científicos han desenterrado antiguos bosques fósiles, tocones de árboles preservados en el lugar donde crecieron, en Savlabard, un archipiélago noruego en el Oceáno Ártico.

Se cree que estos bosques son parcialmente responsables de uno de los cambios más dramáticos en el clima de la Tierra en los últimos 400 millones de años.

Eñ hallazgo corresponde a Chris Berry, de la Escuela de la Tierra y Ciencias Oceánicas de la Universidad de Cardiff; y a John Marshall, de la Universidad de Southampton, que ha datado los restos fósiles en 380 millones de años.

Estos bosques crecieron cerca del ecuador durante el periodo Devónico tardío, y podrían proporcionar una visión de las causas de una reducción de 15 veces en los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera alrededor de ese tiempo.

Las teorías actuales sugieren que durante el período Devónico (hace 420-360 millones de años) hubo una gran caída en el nivel de CO2 en la atmósfera, que se cree causado en gran parte por un cambio en la vegetación de plantas diminutas a los primeros ábroles de bosque.

Los bosques sacaron el CO2 en el aire a través de la fotosíntesis – el proceso por el que las plantas producen alimentos y tejidos – y la formación de los suelos.

Aunque inicialmente la aparición de los árboles grandes absorbió más radiación solar, las temperaturas en la Tierra cayeron finalmente dramáticamente, a niveles muy similares a los experimentados hoy, debido a la reducción del CO2 atmosférico.

Debido a las altas temperaturas y la gran cantidad de precipitaciones en el ecuador, es probable que los bosques ecuatoriales contribueron más a la reducción de CO2. Svalbard estaba situada en el ecuador alrededor de este tiempo, antes de que la placa tectónica derivase hacia el norte hasta su posición actual en el Océano Ártico.

«Estos bosques fósiles nos muestra lo que la vegetación y el paisaje eran en el ecuador hace 380 millones de años, ya que los primeros árboles comenzaron a aparecer entonces en la Tierra», dijo Berry.

El equipo encontró que los bosques en Svalbard se formaron principalmente de árboles Lycopodium, más conocidos por su contribución millones de años después a la creación de grandes depósitos de carbón. Había bosques muy densos, con árboles separados por apenas 20 centímetros y de 4 metros de altura.

Los nuevos hallazgos han sido publicados en la revista Geology.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés