3 Nuevos urogallos marcados en León

La campaña de captura, marcaje y suelta de ejemplares de este año 2015 se llevó a cabo entre septiembre y noviembre en dos puntos de la cordillera Cantábrica, uno en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias (Asturias) y otro en la ZEPA Alto Sil (León).

Cinco nuevos ejemplares de urogallo cantábrico se han marcado con emisores en Asturias y León para su seguimiento y estudio en el marco del proyecto LIFE+ Urogallo cantábrico, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente con el objetivo de frenar el declive de esta especie en peligro de extinción.

La campaña de captura, marcaje y suelta de ejemplares de este año 2015 se llevó a cabo entre septiembre y noviembre en dos puntos de la cordillera Cantábrica, uno en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias (Asturias) y otro en la ZEPA Alto Sil (León).

Como resultado, se lograron colocar emisores a un macho y una hembra en Asturias en septiembre y a una hembra y dos machos en la provincia de León en octubre, según la información del proyecto LIFE+ Urogallo cantábrico recogida por DiCYT.

Primeros desplazamientos

Durante estas primeras semanas, el seguimiento remoto por radiofrecuencia de estos cinco ejemplares ha revelado información de interés para el estudio de la especie.

Entre los datos obtenidos, destaca el desplazamiento de los dos ejemplares marcados y liberados en Asturias a la ZEPA Alto Sil en León. En esta zona leonesa también se han asentado los tres individuos marcados en octubre, que no se han movido del cantadero de Alto Sil donde se capturaron.

Estos cinco ejemplares se suman a los dos individuos procedentes de campañas anteriores, que también permanecen en Alto Sil, por lo que esta ZEPA cuenta ya con un total de siete urogallos radiomarcados.

Campañas previas

Dentro del Programa de capturas, marcaje y retirada de puestas del LIFE+ Urogallo cantábrico se han marcado un total de once ejemplares, cuyo estudio ha aportado datos relevantes sobre la ecología y distribución de la especie.

Además de los cinco individuos de este año 2015, se reciben en la actualidad señales de un macho capturado en la ZEPA Alto Sil y una hembra capturada en la ZEPA Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.

La hembra, cuyo emisor se colocó en octubre de 2013, visitó varios cantaderos hasta instalarse en Alto Sil en un área de apareamiento ocupada, donde permanece en compañía de otros ejemplares.

Por su parte, el macho marcado en octubre de 2014 en Alto Sil se desplazó a un cantadero cercano al lugar de marcaje y allí permanece junto a otros individuos.

Ese mismo año, se recogió una hembra de urogallo en el núcleo oriental de la provincia de León que presentaba una alteración en sus patrones de huida. Tras ser radiomarcada, se liberó al medio natural en una zona próxima, donde permaneció con pequeños desplazamientos. Dos semanas después del marcaje, se registró la muerte natural de este ejemplar por obstrucción de oviducto debido a un huevo que no pudo expulsar. Se trata de una patología del aparato reproductor de las aves, comúnmente conocida como huevo retenido.

Otras tres hembras se incorporaron al programa de capturas, marcaje y retirada de puestas del LIFE+ Urogallo cantábrico, dos de ellas procedentes de Redes (Asturias) y otra de Camposagrado (León). Estos tres individuos presentaban comportamiento manso, por lo que se trasladaron al centro de cría y reserva genética de Sobrescobio para integrase al stock cautivo, siguiendo las indicaciones del Protocolo de captura y manejo de urogallos con comportamiento anómalo, aprobado por el Grupo de Trabajo del Urogallo.

Por el momento, en el marco del LIFE+ Urogallo cantábrico no se ha retirado ninguna puesta. En relación, se está elaborando un estudio técnico con el objetivo de evaluar el impacto de esta acción.

El proyecto LIFE+ Urogallo cantábrico, coordinado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, está cofinanciado al 50% por la Unión Europea a través de los fondos LIFE+, y cuenta como socios con las Comunidades Autónomas Cantabria, Principado de Asturias y Castilla y León, esta última a través de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León; el Consorcio Interautonómico para la gestión coordinada del Parque Nacional de los Picos de Europa; SEO/BirdLife y Tragsa y Tragtasec y con la financiación del Organismo Autónomo Parques Nacionales y la Fundación Iberdrola España.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Internacional del Conejo 2022

Los mamíferos más amenazados de Europa

ANSE protege y estudia murciélagos

Día Mundial del Rinoceronte 2022