Verano plagado de muertes violentas de toros en encierros

El mismo día en que el toro de Meliana fallecía, otro murió en el municipio zamorano de Coreses. El toro impactó contra uno de los vehículos que participaban en el encierro campero celebrado en la localidad y perdió la vida inmediatamente. De nuevo, el animal estaba acorralado por decenas de vehículos, jinetes y garrochas (varas alargadas) que estresaron, desorientaron y atemorizaron al animal, que colisionó contra un 4×4.

Este verano ha destacado por las violentas muertes de animales en festejos populares. A los cientos de miles de toros que son torturados y ejecutados en plazas, se han sumado este año las precipitadas muertes por accidentes provocados por terror y la ansiedad a las que son sometidos. Por lo general, se han producido cuando los animales, desorientados y perseguidos, han impactado con violencia contra diferentes objetos (como pilones de madera, contenedores o coches) que les han causado la muerte.

En la Comunidad Valenciana han muerto dos toros en menos de un mes. El último pereció el pasado día 13 en el municipio de Meliana, tras colisionar contra un contendor durante los «bous al carrer». Como recogen los medios, el animal fue sacrificado por el veterinario presente en el evento que, viendo el terrible sufrimiento del animal, decidió eutanasiarlo. El anterior caso se dio en Foios, donde un toro embolado se chocó contra el pilón al que estaba atado presa del pánico que le causaron las antorchas colocadas en sus astas.

El mismo día en que el toro de Meliana fallecía, otro murió en el municipio zamorano de Coreses. El toro impactó contra uno de los vehículos que participaban en el encierro campero celebrado en la localidad y perdió la vida inmediatamente. De nuevo, el animal estaba acorralado por decenas de vehículos, jinetes y garrochas (varas alargadas) que estresaron, desorientaron y atemorizaron al animal, que colisionó contra un 4×4.

Cabe recordar que en la mayoría de Comunidades Autónomas los animales son enviados al matadero al finalizar el encierro, por lo que siempre su destino es la muerte. Desde PACMA consideramos que este tipo de festejos populares deben ser erradicados, puesto que el sufrimiento y el maltrato al que son sometidos los animales es incuestionable y puede llegar a provocarles la muerte.

El Partido Animalista propone la eliminación de todos los festejos taurinos y de cualquier espectáculo en el que se utilicen animales. Para ello, PACMA sigue trabajando en la Ley Cero que supondrá el adiós definitivo a la tauromaquia, los sacrificios y los circos con animales. La recogida de firmas continúa en www.leycero.es.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés