Un dinosaurio del tamaño de un ualabí

En la época de Galleonosaurus, se desprendieron sedimentos de un macizo de cuatro mil kilómetros de largo de volcanes en erupción que alguna vez existieron a lo largo del margen este del continente australiano.

Un nuevo dinosaurio herbívoro del tamaño de un ualabí ha sido identificado a partir de cinco mandíbulas superiores fosilizadas en rocas de 125 millones de años del Cretácico al sureste de Australia. Reportado en el Journal of Paleontology, el nuevo dinosaurio se llama Galleonosaurus dorisae, un dinosaurio herbívoro de cuerpo pequeño dentro de la gran familia llamada ornitópodos. «Estos pequeños dinosaurios habrían sido corredores ágiles sobre sus poderosas patas traseras», explica Matthew Herne, investigador de la Universidad de Nueva Gales del Sur involucrado en el hallazgo.

El nombre Galleonosaurus dorisae se refiere a la forma de la mandíbula superior, se asemeja al casco levantado de un galeón. Galleonosaurus es el quinto pequeño género de ornitópodos llamado de Victoria, que según Herne, «confirma que a escala global, la diversidad de estos dinosaurios de cuerpo pequeño había sido inusualmente alta en el antiguo valle de ruptura que una vez se extendió entre los continentes en expansión de Australia y la Antártida «. Los pequeños ornitópodos parecen haber prosperado en la vasta llanura de inundación boscosa en ese antiguo valle.

En la época de Galleonosaurus, se desprendieron sedimentos de un macizo de cuatro mil kilómetros de largo de volcanes en erupción que alguna vez existieron a lo largo del margen este del continente australiano. Algunos de estos sedimentos fueron transportados hacia el oeste por grandes ríos hacia el valle, donde formaron profundas cuencas sedimentarias. Sin embargo, a medida que estos sedimentos arrasaban los ríos del valle, los huesos de los dinosaurios, como el Galleonosaurus y otros vertebrados, junto con los troncos de los árboles caídos, se mezclaron.

Según Herne, «esta tierra ahora ha desaparecido, pero como ‘viajeros en el tiempo’ obtenemos instantáneas de este extraordinario mundo a través de las rocas y fósiles expuestos a lo largo de la costa de Victoria». El nuevo estudio revela que los ornitópodos de esta parte de Australia están estrechamente relacionados con los de la Patagonia en Argentina. «Estamos construyendo constantemente una imagen del intercambio de dinosaurios terrestres entre los cambiantes continentes gondwaneses de Australia, América del Sur y la Antártida durante el período Cretácico», agregó Herne.

Estos son tiempos emocionantes para la investigación de los dinosaurios, explicó Herne: «Al utilizar técnicas avanzadas, como el escaneo y la impresión por micro-CT 3-D, se está revelando nueva información anatómica sobre dinosaurios como el Galleonosaurus dorisae. Estas técnicas nos están ayudando a ahondar en el misterioso mundo de la ecología de los dinosaurios: lo que comieron, cómo se movieron y cómo coexistieron, y sus relaciones evolutivas con los dinosaurios de otros continentes».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés