Actualizar

domingo, enero 29, 2023

La mala gestión de la Generalitat de Catalunya impide el decomiso de una yeguada en St. Oliva y los animales terminan siendo vendidos

Debido a una falta de coordinación entre departamentos de la misma Consejería de Agricultura y Ganadería, los animales que en un principio la misma Consejería había decidido decomisar, fueron vendidos el viernes pasado.

En el mes de julio de este año el DARP de la Generalitat de Catalunya detectó toda una yeguada a una explotación ganadera no registrada en la localidad de Santa Oliva (Tarragona), en situación de desatención.

Algunos caballos mostraban síntomas de maltrato debido a su estado de desnutrición, falta de atención veterinaria y de podólogo. El estado de una de las yeguas era muy grave, pero el DARP no la decomisó hasta el 4 de octubre.

Su estado era tan lamentable y el dolor que sufría debido a las lesiones era tan elevado que los servicios veterinarios que la asistieron (Clínica Equina Eguisof), la tuvieron que eutanasiar al cabo de unos días.

Una segunda yegua, con su potro, también en estado de desnutrición, fueron decomisados el 16 de octubre y llevados al refugio Las Ilusiones, fue entonces cuando el DARP decidió proceder al decomiso de toda la yeguada dado que las condiciones no harían sólo que empeorar ya que, según informa la propuesta de resolución que aún no es definitiva, la comida era insuficiente y de mala calidad.

Durante dos meses la Dirección General de Ganadería y las entidades y refugios de protección de équidos han estado preparando este decomiso. Se han invertido muchos esfuerzos, muchas horas dedicadas a preparar las instalaciones para recibir a los animales, a gestionar los transportistas, colaboradores y voluntarios para ir a recoger los caballos, y coordinar todo el proceso.

Aún así dos días antes del decomiso, cuando estaba ya todo listo, la Dirección General del DARP anula el rescate alegando que los Servicios Territoriales de Tarragona y los servicios jurídicos quieren dar otra oportunidad a la propietaria para legalizarlo todo.

El resultado ha sido que el pasado viernes 15 de noviembre los caballos fueron vendidos a terceros, desconociendo el destino de los animales.

Desde FAADA se quiere agradecer a la Dirección General del DARP todos los esfuerzos realizados en este caso y la decisión de pagar los primeros gastos del decomiso, pero lamenta la falta de coordinación entre los diferentes departamentos de la misma administración, así como, una vez más, la falta de criterios unificados. Son muchos los animales que acaban muriendo por falta de actuaciones rápidas, concretas y coordinadas.

Todas las entidades y refugios se mantienen unidos y coordinados, e intentan actuar bajo unos mismos criterios para favorecer la gestión con la administración.

Por esta razón todos quieren manifestar la decisión de no seguir colaborando con la administración en la gestión de équidos hasta que no haya un cambio definitivo que empiece a evitar que se repitan este tipo de actuaciones.

Fuente e imágenes: FAADA

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés