Un delincuente ‘pillado’ por caza furtiva en Alcalá de los Gazules (Cádiz)

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, en numerosas ocasiones se abate a los animales, previo encargo, para obtener su cabeza como trofeo, causando un grave perjuicio para la práctica legal de la actividad cinegética.

La Guardia Civil de Cádiz está llevando a cabo una campaña de intensificación de la vigilancia para la prevención del furtivismo, tanto de caza menor como de caza mayor, por la cual se ha detenido a un hombre en Alcalá de los Gazules (Cádiz) al que se le ha intervenido armas con número de serie borrado, intensificadores de visión, linternas y supresores del sonido.

Esta campaña de intensificación de la vigilancia responde a la proliferación de personas que de forma particular, y otras bajo encargo, se lanzan a la sierra para abatir un animal que les proporcione un trofeo que colgar, bien en sus domicilios o bien para venderlo bajo encargo.

Después de meses de trabajo, los agentes del Puesto de Alcalá de los Gazules han detenido a un activo furtivo de la zona, el cual tenía retirada la licencia para poseer armas de fuego, debido a antecedentes por agresión sexual y estar implicado en varias reyertas con diversos lesionados en las mismas.

Según la Guardia Civil, el perfecto conocimiento del terreno en el que se movía, debido a su actividad furtiva y el hecho de que trabaja en una explotación ganadera de cabras, hizo que los agentes tuvieran que redoblar sus esfuerzos para llevar a buen puerto las diligencias.

Los guardias civiles de Alcalá procedieron a registrar en el momento de su detención la explotación ganadera, encontrando ocultos en la misma una escopeta con el número de serie borrado, cientos de cartuchos de distintos calibres, algunos de ellos prohibidos, intensificadores de luz, miras telescópicas provistas de visión por infrarrojos, básculas portátiles para pesar las piezas e incluso la capucha con la que ocultaba su rostro durante sus correrías furtivas.

Por todo ello, los agentes procedieron a su detención como presunto autor de delito de tenencia ilícita de armas, depósito de municiones, contra la flora y fauna, hurto y daños.

Por otra parte, este lunes la Guardia Civil ha sorprendido a dos jóvenes que se trasladaban por carretera, después de una noche de caza furtiva, con un rifle provisto de supresor del sonido y de mira con visión nocturna, siendo denunciados ambos e intervenido el rifle que portaban.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés